PRESENTA SU HOJA DE RUTA PARA GOBERNAR

Rajoy, abierto "a todas las fórmulas" incluso con "PNV y los canarios"

El presidente del Partido Popular es consciente de que tiene en sus manos la posibilidad de formar nuevo Gobierno, para lo que ha decidido no cerrarse ni una sola puerta

Foto: Rajoy ofrece su mano a los partidos moderados para formar un Gobierno estable. (EFE)
Rajoy ofrece su mano a los "partidos moderados" para formar un Gobierno "estable". (EFE)

Mariano Rajoy no se cree o no se quiere creer que el PSOE y Ciudadanos persistan en los vetos a su partido y a su persona para formar Gobierno después de la victoria electoral. "Los ciudadanos han hablado con claridad, sería una irresponsabilidad antológica ir a unas terceras elecciones", ha sostenido el presidente del PP después de la reunión del comité ejecutivo de su partido en la sede nacional de la sede de Génova.

[Consulte aquí los resultados de las elecciones generales]

Después de glosar los datos de la magnitud de su éxito frente al retroceso o estancamiento de sus rivales en las urnas, el jefe del Ejecutivo en funciones ha querido meter prisa, en especial a los socialistas, ante las próximas conversaciones "porque España no puede seguir sin Gobierno ante los retos que hay por delante". Se refería al apuntalamiento de la recuperación económica, la creación de empleo y la estabilidad de la UE después del Brexit​, e insistía en que a finales de julio o primeros de agosto el nuevo Ejecutivo debe de estar formado.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Rajoy ha hecho un repaso de todo lo que une al PP y al PSOE en los principios básicos de la política nacional e internacional, como la unidad de España, la igualdad de los ciudadanos, el sostenimiento de los servicios sociales del Estado, la lucha antiterrorista, la economía de libre mercado o el papel de la nación en el contexto internacional. Lo ha hecho para volver a la carga con su oferta de entendimiento mutuo bajo cualquier fórmula que permita poner en marcha la legislatura y un Gobierno estable que, de entrada, se ponga a elaborar los Presupuestos del Estado.

"Los españoles nos vuelven a pedir que hablemos, que dialoguemos y que pactemos", ha proclamado el presidente del PP para desgranar los mismos cinco puntos que planteó después del 20-D para su idea de Ejecutivo constitucionalista de amplia base. Rajoy ha recordado la amplitud de su victoria sobre los demás en las urnas, sus casi ocho millones de votos y los 52 escaños que tiene por encima del segundo partido, para exigir el derecho a gobernar con cualquier fórmula que se plantee: primero en gran coalición y segundo con apoyos externos fijos que den estabilidad al nuevo Ejecutivo, con el PSOE, con Ciudadanos o con nacionalistas del PNV o CC​ según cuadre.

El empeño de Sánchez en negarle hasta la abstención o la obsesión de Albert Rivera en condicionar el diálogo con el PP a la retirada de su presidente y candidato no cambian el guion de Rajoy. Como explicó, no le parece "serio" ni tampoco "democrático" que el cuarto partido quiera decidir sobre el primero que acaba de ganar las elecciones. Pero no quiso entrar en discusión pública alguna. Considera que la reafirmación de los vetos puede ser reminiscencia de la campaña, responde que él está para construir y que hablará con todos los demás.

Como presidente del Gobierno en funciones viaja mañana a Bruselas para estar en el Consejo Europeo, y cuando vuelva de esa capital al final de la semana empezará la ronda de consultas, la primera con Pedro Sánchez.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios