SEGUNDA JORNADA DEL DEBATE DE INVESTIDURA EN EL CONGRESO

El duelo de Sánchez y los independentistas refleja la imposibilidad total de acuerdo

ERC y DiL advierten de que las fuerzas separatistas llevarán a cabo la hoja de ruta con "todas las consecuencias". El líder socialista dice que no apoyará nunca la ruptura de la soberanía nacional

Foto: Joan Tardà, durante su intervención en el debate de investidura de Pedro Sánchez en el Congreso, este 2 de marzo. (EFE)
Joan Tardà, durante su intervención en el debate de investidura de Pedro Sánchez en el Congreso, este 2 de marzo. (EFE)

En un debate de investidura en el que todo son trincheras, y en el que Pedro Sánchez apenas puede contar con el alivio de su socio, Albert Rivera, también se comprobó cómo el muro con Cataluña crece y crece. Las fuerzas independentistas confrontaron al máximo con Mariano Rajoy (y Rajoy con ellas) en la última legislatura, pero con el líder socialista las relaciones tampoco se atemperan. El duelo de Sánchez con el portavoz de ERC, Joan Tardà, reflejó esa distancia brutal entre dos mundos "paralelos", como había defendido este hace unas semanas. Un divorcio casi imparable. Con Francesc Homs, de Democràcia i Llibertat, el tono fue más suave, pero el fondo es el mismo: no hay acuerdo ni posibilidad de que fragüe. Porque el líder socialista sí sostuvo que está dispuesto a hablar, pero siempre dentro de la ley, no fuera de ella, y jamás aceptará la ruptura de la soberanía nacional. Tampoco quiere 

El debate de Sánchez con ERC no se pudo catalogar de abrupto o tenso, como el que había protagonizado con Pablo Iglesias. Ambos hicieron unas réplicas hasta cortas. Hicieron sus 'speech' sin puntos de conexión y punto. Tardà subió a la tribuna, además de para confirmar su voto negativo a la investidura, para certificar que los partidos secesionistas catalanes seguirán con su hoja de ruta, "con todas las consecuencias". Coincidió Homs: "No dejaremos de recorrer el camino marcado". Fue Tardà, no obstante, más expeditivo y directo. Presentó al candidato como un político "joven, pero muy antiguo", que no ha sabido comprender el problema territorial y que no tiene trazas de presidente del Gobierno. "¿Dónde está su coraje? ¿Dónde está su talla de estadista negándose a celebrar un referéndumnbsp;¿Y quiere ser el presidente del Gobierno? Me sabe mal por aquellos que todavía seguirán perteneciendo al Reino de España. Por suerte, nosotros nos vamos", se despachó. 

El diputado resumió el recorrido de Cataluña en los últimos años, desde la elaboración del Estatut hasta las elecciones del 27-S y más allá, porque ahora está ya en marcha el proceso de independencia. Se aprobarán las leyes de desconexión (la de transitoriedad jurídica, la de la agencia tributaria y la de la Seguridad Social catalana), se irá a nuevas elecciones de carácter constituyente, se redactará una Carta Magna que se validará en referéndum y se proclamará así la República de Cataluña. "Nuestro objetivo no es reformar España, nos rendimos. Si otros quieren coger el relevo, ánimo". 

El duelo de Sánchez y los independentistas refleja la imposibilidad total de acuerdo

"España no puede retener a Cataluña"

A su juicio, el Parlament está "legitimado" para iniciar ese proceso constituyente hacia la República que el PP, PSOE y Ciudadanos "afirman que no van a negociar" por su "actitud conservadora, retrógrada e incluso estúpida, por estéril". "España no puede retener a Cataluña sin el consentimiento de los catalanes. Una unidad impuesta equivale a un maltrato, a una violación de los derechos", denunció Tardà. El portavoz le reprochó que siga defendiendo una política basada en la "criminalización" de los resultados electorales en Cataluña del 27-S. "La espiral que ha iniciado el Estado español" con respecto a la comunidad "conllevará de nuevo la existencia de presos políticos y provocará el nacimiento de un movimiento de desobediencia civil desde las instituciones". "¿Nos inhabilitarán y luego nos encarcelarán? El mismo juez que encarcela a dos titiriteros ha ordenado investigar a la Asamblea Nacional Catalana por sedición. Todos a la cárcel, que decía Berlanga", ridiculizó. 

Francesc Homs, portavoz de DiL, durante su réplica a Pedro Sánchez, este 2 de marzo. (EFE)
Francesc Homs, portavoz de DiL, durante su réplica a Pedro Sánchez, este 2 de marzo. (EFE)

Homs hiló un discurso más 'soft' con el candidato en las formas, pero convergente en el fondo con ERC. De hecho, el portavoz de la antigua Convergència definió a Sánchez como una "mala copia" del estilo de Rajoy en el debate soberanista, pues considera que no hay "nada que hablar con los independentistas", con dos millones de ciudadanos, y utiliza la "ley como excusa o como pretexto para no hacer política". También criticaron ambos que el candidato hable de "fractura" en Cataluña, o de "crisis de convivencia", porque "no la hay". Asimismo, denigró el "lenguaje tremendista", porque no permite "establecer ni diálogo ni acuerdo alguno". Homs, aunque anticipó el no a la investidura, sí se mostró "dispuesto a dialogar", pero sin que cada una de las partes renuncie a sus "postulados". Es decir, que no habrá marcha atrás. 

No abandonamos la esperanza de que Cataluña siga en España, con otro marco de relaciones, siempre compartiendo un mismo proyecto

Sánchez vio "muy difícil" entenderse con ERC, porque la formación no quiere "tender ningún puente, ni dialogar, ni reformar, sino romper y fracturar a Cataluña y España". El secretario general insistió en que el PSOE siempre ha "tendido la mano", la construido "puentes" con los que piensan "diferentes". Pero no cambiarán su postura: no respaldará ninguna iniciativa que haga estallar la soberanía nacional. Su apuesta es que los catalanes voten dos veces: la reforma constitucional y un nuevo Estatuto de atuonomía. "No abandonamos la esperanza de que Cataluña siga en España, con otro marco de relaciones", que reconozca la "singularidad e identidad" de la comunidad por su "mayor vocación de autogobierno", pero siempre "compartiendo un mismo proyecto, que es el de España". 

El duelo de Sánchez y los independentistas refleja la imposibilidad total de acuerdo

Misma invocación dirigida a Homs. Dentro de la ley se puede hablar "de todo". Fuera de ella, de nada. "Abandonen todo deseo de desconexión, olvídenlo. No es el camino. Lleva a la fractura, la frustración y el fracaso". Dicho de otra forma, ha de renunciarse al proyecto independentista. Sánchez, como hiciera ayer, ofreció algunos puntos de acercamiento con Cataluña, rescatando del baúl de 2014 los 23 puntos que llevó Artur Mas a Mariano Rajoy y que este desatendió. Pero Homs no hizo mucho caso. Esa pantalla está pasada. Aunque también lo estaba, recordó el candidato, el del referéndum, y tanto DiL como ERC vuelven a él. "Creo que podemos tender puentes, hablar de soluciones y no de reproches, hablar frente a tanto silencio entre Rajoy y Mas. Está en su mano. Pero si espera que el PSOE rompa con la soberanía nacional de España, no es el camino". "No esperamos que rompa nada, sino que haga política -respondió el portavoz de DiL-, que facilite que se pueda votar en Cataluña", que haya un "compromiso de voluntad democrática". 

El duelo de Sánchez y los independentistas refleja la imposibilidad total de acuerdo

Homs, como había hecho Iglesias, subrayó que sí hay una mayoría de izquierdas en la Cámara, si se suman PSOE, Podemos, IU, Compromís y se cuenta, claro, con las fuerzas secesionistas. "No sabía que era el portavoz de la izquierda. Si pretende que el Gobierno descanse sobre las espaldas de ERC, ya le digo yo que no", remató Sánchez, quien por cierto no desaprovechó la ocasión de reprochar a CiU que ha sido el Govern de Mas el que ha "aplicado las tijeras". 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios