CIERRE DE LA RONDA DE CONTACTOS CON LOS LÍDERES POLÍTICOS

ERC y DiL sólo facilitarían la investidura de Sánchez si el PSOE garantiza el referéndum

El candidato socialista deja claro a las dos formaciones separatistas que "nunca, nunca, nunca" autorizará la consulta. Ambos partidos pactan votar lo mismo en el pleno

Foto: Sánchez, Antonio Hernando y Meritxell Batet, con Joan Tardà, Gabriel Rufián y Santi Vidal, portavoz y portavoz adjunto de ERC en el Congreso y portavoz de los republicanos en el Senado. (EFE)
Sánchez, Antonio Hernando y Meritxell Batet, con Joan Tardà, Gabriel Rufián y Santi Vidal, portavoz y portavoz adjunto de ERC en el Congreso y portavoz de los republicanos en el Senado. (EFE)

Ahora mismo, ERC y Democràcia i Llibertat (DiL) se inclinan por el 'no' a Pedro Sánchez. El independentismo catalán siente que vive "en un mundo paralelo" al de la política nacional, y a lo que defienden incluso los socialistas. Y además no tienen alicientes suficientes para cambiar su postura. Se plantearían facilitar la elección del secretario general del PSOE, vía abstención, si aceptara el referéndum de autodeterminación de Cataluña. Cosa que él no hará "nunca, nunca, nunca".

Sánchez ya dijo, cuando recibió el encargo del Rey para formar Gobierno, que se quería entrevistar con las fuerzas separatistas catalanas no para buscar sus apoyos (o su abstención), sino para dialogar con ellas, y como gesto hacia sus votantes. Pero no para negociar. Y menos sobre el referéndum, al que el PSOE se opone tajantemente. Este martes, el secretario general se reunió con ambas formaciones por separado. Primero con ERC y luego con DiL -la antigua Convergència-, en un ambiente "cordial", pero del que no salieron acuerdos, como estaba previsto. A ninguno les pidió su apoyo o su abstención, y los dos le anticiparon su voto más probable, el 'no'. Con las citas de hoy, cerró su ronda de contactos con líderes políticos. La anterior fue la entrevista con Mariano Rajoy, el pasado viernes.

Fue el portavoz republicano, Joan Tardà, quien anunció además que los 17 diputados de los dos partidos -9 de ERC y 8 de DiL- votarían lo mismo en la investidura y en cuestiones relacionadas con Cataluña. Sea una legislatura corta o larga. "Tenemos un bien superior a preservar, que es el Gobierno independentista", un Ejecutivo de coalición presidido por el convergente Carles Puigdemont, y cuyo número dos es el líder de ERC, Oriol Junqueras. "Actuaremos a la vez, al unísono [...]. Seremos soldados no armados del Gobierno catalán en Madrid", sentenció Tardà, que compareció en rueda de prensa acompañado de su portavoz adjunto, Gabriel Rufián, y del portavoz en el Senado, Santi Vidal.

Los dos partidos secesionistas actuarán "al unísono" en Madrid. "Seremos los soldados no armados del Govern de la Generalitat en Madrid", dice Tardà

Lógicamente, el cabeza de DiL en la Cámara Baja, Francesc Homs, no se separó de ese anuncio. Ambos coincidieron en que el 'no' es lo que está encima de la mesa hoy por hoy. Y sólo se levantaría, en principio, si el PSOE asume el derecho a decidir. El diputado convergente fue quien más claro lo dijo: "Lo del referéndum es inexcusable" para pensar en la abstención.

ERC y DiL sólo facilitarían la investidura de Sánchez si el PSOE garantiza el referéndum

Dos "mundos paralelos"

No obstante, Homs y Tardà sí precisaron que el sentido de voto se adoptará cuando se sepa el acuerdo que alcance Sánchez de cara al pleno del 2 de marzo. "No es lo mismo un acuerdo PSOE y Ciudadanos, que Podemos y PSOE que PSOE, Podemos y Ciudadanos, no es lo mismo y hasta que no lo conozcamos no podremos fijar una posición definitiva", aseguró el diputado convergente. Algo semejante verbalizó Tardà: ERC decidirá cuando conozca "con quién se casa" el PSOE. Con la información de que disponen hasta ahora, los dos grupos votarán 'no' al candidato socialista. Así se lo trasladaron. El diputado republicano comparó la situación como la de dos "mundos paralelos" que no se encuentran y no convergen.

Pedro Sánchez, durante su reunión con Francesc Homs en el Congreso, este 16 de febrero. (EFE)
Pedro Sánchez, durante su reunión con Francesc Homs en el Congreso, este 16 de febrero. (EFE)

Si llegara una propuesta de referéndum, apuntó el representante de DiL, la "valorarían". Tardà explicó que en caso de que los socialistas lanzaran esa oferta, con un plazo corto de celebración de la consulta, entonces el debate se abriría, porque también ocurriría en la propia sociedad catalana. Pero esa eventualidad no va a ocurrir. Tardà subrayó que Sánchez le dejó claro que "nunca, nunca, nunca" va a aceptar la celebración de un referéndum de autodeterminación.

ERC y DiL no fijarán su posición hasta que sepan "con quién se casa" Sánchez. No contemplan por ahora salir del pleno, que sería lo mismo que abstenerse

En las federaciones críticas del PSOE se ha manejado otra posibilidad: que los independentistas ayuden a Sánchez con su ausencia en el pleno de investidura. El republicano señaló que esa opción no se ha contemplado hasta ahora, y que no conviene "poner el carro delante de los bueyes". Homs recordó que la consecuencia sería la misma: "A efectos prácticos sería lo mismo abstenerse que ausentarse, con una única diferencia de orden estético". "Las consecuencias de hacer una cosa y otra son las mismas, si es que se hace".

ERC y DiL sólo facilitarían la investidura de Sánchez si el PSOE garantiza el referéndum

A ninguna de las dos formaciones les convence el PSOE. Sí aplaudieron el talante "cordial" de Sánchez. Pero el contenido ya lo esperaban. Tardà incluso condenó la cierta "regresión" del discurso del candidato respecto al sostenido por José Luis Rodríguez Zapatero en 2004 y 2005 -nada más llegar al Gobierno, con el tripartito en Cataluña y cuando se tramitó el nuevo Estatut-, y lamentó el relato "poco ambicioso" del PSOE, que aspira a una reforma mínima de la Constitución. A Podemos lo ven con mejores ojos. Homs valoró que Pablo Iglesias mantenga su "compromiso" con el referéndum, pero también le "preocupan" ciertos planteamientos, que en materia competencial son "más jacobinos" que los que defendían los Gobiernos socialistas. El diputado convergente dijo sentirse sorprendido por la "obsesión" de Podemos por los sillones, antes de poner por delante sus políticas. "Por eso decimos que el referéndum en Cataluña es inexcusable, no vaya a ser que alguien obteniendo un cargo se olvidara de sus compromisos", advirtió.

Importante "recuperar el diálogo"

ERC y DiL sólo facilitarían la investidura de Sánchez si el PSOE garantiza el referéndum

Sánchez compareció ante los periodistas después de Homs. Explicó que aunque no buscaba el apoyo ni la abstención de ERC ni de DiL, sí consideraba que era "importante recuperar la normalidad de la vida democrática" y el "diálogo perdido" entre los partidos tras cuatro años de mayoría absoluta del PP de Mariano Rajoy. El secretario general les expuso que es un "profundo error" la "deriva soberanista" de Cataluña, y que por tanto hace falta "consenso", y no soluciones "unilaterales", porque a estas se las responderá con la ley en la mano, ya que Cataluña no se puede situar "fuera de la legalidad democrática".

Sánchez se compromete a abrir un "nuevo tiempo en Cataluña", a mejorar la financiación, derogar leyes como la Lomce e impulsar la reforma constitucional

El secretario general del PSOE recordó que su partido ha reconocido la "diversidad" de los diversos territorios de España, y por eso nunca se produjo, durante sus periodos en el Gobierno, ninguna declaración de independencia. Si accede al Ejecutivo, prometió, intentará "abrir un nuevo tiempo político", también en Cataluña, presidido por el "diálogo, y no por la confrontación". Los socialistas abordarán las peticiones que en distintas materias trasladó el Govern a Mariano Rajoy, mejorarán el sistema de financiación autonómica, derogarán leyes que invaden competencias autonómicas (como la Lomce) e impulsará los trabajos de la reforma constitucional. Sánchez insistió en que el referéndum no es la solución y está fuera de la Carta Magna. Y sobre ese punto no habrá cambios.

Tal vez el mejor resumen de cómo está el panorama político de enredado lo dio Homs: "Cada cual está en su trinchera y al que sale a campo abierto para intentar hablar con los demás le tiran piedras y cuando intenta volver a casa le cierran la puerta". Con razón Sánchez está "preocupado", según le percibió Tardà. Aunque el candidato lo niega y ve más cerca los acuerdos con diferentes fuerzas.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios