cREE QUE EL PACTO CON EL PSOE ES "ASUMIBLE"

Rivera pide a Rajoy por carta una reunión antes del debate de investidura de Sánchez

El presidente de Ciudadanos insiste en que el pacto alcanzado con el PSOE es en buena parte "perfectamente asumible" por el PP y por eso pide a Rajoy una reunión inminente

Foto: Mariano Rajoy y Albert Rivera se reúnen en el Congreso de los Diputados. (EFE)
Mariano Rajoy y Albert Rivera se reúnen en el Congreso de los Diputados. (EFE)

Albert Rivera solicitó formalmente en una carta a Mariano Rajoy mantener una reunión antes de que se produzca el debate de investidura de Pedro Sánchez, que arrancará el próximo martes 1 de marzo, con la intención de convencer al candidato popular de que se una al pacto sellado entre Ciudadanos y el Partido Socialista. El dirigente barcelonés pretende conocer de primera mano la valoración que hace el PP de las medidas del pacto. “Tenemos la obligación de intentar que el PP y sus votantes estén representados en el futuro Gobierno de España”, aseguró el líder centrista en la visita de los Reyes a la feria de arte contemporáneo ARCO.

El dirigente barcelonés hacía esa misma afirmación el miércoles tras la simbólica firma del pacto con Sánchez en presencia de los equipos negociadores de ambas formaciones y buena parte de sus diputados, cuando insistió en que el documento acordado era “perfectamente asumible” por la inmensa mayoría de los españoles, y más todavía en buena parte de las materias por los del Partido Popular

Rivera pretende hacer llegar al jefe de Génova el texto íntegro del pacto para forzar su apoyo a través de la abstención. Y lo hará pasando a la ofensiva e intentando que el PP explique los motivos por los que recela del acuerdo, más allá de que el candidato a la investidura sea Pedro Sánchez, el propuesto por el Rey tras la negativa de Rajoy a intentarlo. “Hay pocas excusas para no sumarse, más allá de las sillas”, dijo el líder de Ciudadanos, que insistió en que los votantes del PP comparten "muchas" de las cuestiones recogidas en el acuerdo. Por eso, Rivera comunicará su voluntad de reunirse por escrito al presidente del Gobierno en funciones o, si es necesario, “llamándole”.

La abstención del PP -o al menos de parte de sus diputados- es absolutamente necesaria para que salga adelante el acuerdo alcanzado entre PSOE y Ciudadanos. Los parlamentarios socialistas y naranjas suman 130 escaños, cifra muy alejada de los 176 que conforman la mayoría absoluta. Los populares de momento se niegan a contemplar la posibilidad de abstenerse en un Gobierno liderado por Sánchez, igual que Podemos y el resto de la izquierda, que se levantaron de la mesa de negociación con el PSOE tras firmar el acuerdo con Rivera.

Albert Rivera comparece tras firmar el acuerdo con Pedro Sánchez. (Reuters)
Albert Rivera comparece tras firmar el acuerdo con Pedro Sánchez. (Reuters)

Por eso, tanto Ciudadanos como el Partido Socialista insisten en que el texto firmado “está abierto” a que se sumen otras fuerzas, conscientes de que su pacto a dos no basta. El propio Rivera pidió este miércoles que los populares se retrataran si rechazan un acuerdo "de esta naturaleza”, que comprende muchos puntos que también formaban parte del documento que Rajoy entregó al barcelonés hace días. Aunque el PP no ha contestado a la última petición de Rivera, los dirigentes de Génova aseguraban este martes que no veían "necesario" un segundo encuentro con el equipo naranja hasta después del día 5 de marzo, cuando se producirá la segunda votación para investir al candidato socialista. 

Más allá del acuerdo de Gobierno, los asuntos que pasan por una reforma de la Constitución nunca podrán salir adelante sin el beneplácito del PP, ya que es necesaria una mayoría de dos tercios o tres quintos en la Cámara Baja, y además los populares tienen la mayoría absoluta en el Senado. Los primeros cinco puntos que Sánchez y Rivera pretenden impulsar en un plazo de tres meses reformando la Carta Magna son la supresión de la figura de los aforados, la despolitización de la justicia a través de cambios que garanticen la independencia de las administraciones judiciales del poder político, la eliminación de las diputaciones, la limitación de los mandatos para la Presidencia del Gobierno a ocho años y que las iniciativas legislativas populares (ILP) -mecanismos por los cuales la sociedad civil puede presentar iniciativas de ley- puedan realizarse con 250.000 firmas y no sea necesario alcanzar el medio millón como hasta ahora.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
46 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios