los flecos por resolver en el documento

La 'letra pequeña' del acuerdo PSOE-C's: matices, reservas y ni una derogación

Pese a que muchos aspectos están bien definidos, hay algunos flecos. Los dos mantienen reservas en el aborto y la maternidad y no hay una derogación completa en todo el texto

Foto: Pedro Sánchez y Albert Rivera firman su acuerdo de gobierno en el Congreso de los Diputados. (EFE)
Pedro Sánchez y Albert Rivera firman su acuerdo de gobierno en el Congreso de los Diputados. (EFE)

El documento de 66 páginas firmado por Pedro Sánchez y Albert Rivera establece un verdadero plan de gobierno que pretende convertirse en la hoja de ruta de la XI Legislatura en caso de que el dirigente socialista logre los suficientes avales parlamentarios para salir investido, algo absolutamente improbable, al menos de momento, de cara a las votaciones de la próxima semana. El acuerdo, que comprende abundantes medidas producto de tres intensas semanas de negociaciones, sitúa la política económica como epicentro, sin olvidar propuestas de regeneración democrática y lucha contra la corrupción, así como una voluntad inminente de reformar la Constitución. Iniciativa imposible de sacar adelante sin el respaldo del PP.

A pesar de la precisión en muchas de las propuestas programáticas, conviene resaltar lo que en todo acuerdo se denomina 'letra pequeña', o lo que es lo mismo en un pacto político, flecos que aún quedan por resolver, solventados en el texto con cierta indefinición. Lo que está claro es que se han producido cesiones de un lado y otro, "si no, no sería una negociación", como dijo este miércoles el propio Albert Rivera.

Ni una derogación completa

En decenas de ocasiones, dirigentes del PSOE repitieron en la campaña electoral la frase mágica: "Derogaremos la reforma del PP". Pero el texto pactado con Ciudadanos solo recoge siete veces los términos derogación' y 'derogar', y ninguna cumple al cien por cien su significado, sino que apunta a artículos muy concretos o modificaciones de leyes.

La 'letra pequeña' del acuerdo PSOE-C's: matices, reservas y ni una derogación

Por ejemplo, la primera se refiere a la recuperación de la Ley de Patrimonio Natural y contempla derogar "las limitaciones impuestas" por la normativa de 2015. En segundo lugar, en el contexto de la Ley de Dependencia, el texto habla de abolir "el incremento del copago y las incompatibilidades introducidas en la pasada legislatura". También hay una derogación parcial en dos asuntos recogidos hoy en el Código Penal: la prisión permanente revisable y el artículo 315.3 sobre el ejercicio del derecho de huelga. Sobre la Ley de Enjuiciamiento Criminal, "y con carácter inmediato", está previsto derogar "la reforma" en lo referido a "la limitación de los plazos de instrucción". De la misma forma, el acuerdo pretende quitar "las modificaciones introducidas" en los últimos años del Gobierno del PP en la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local.

Reforma laboral y 'ley mordaza': presentes

Sin duda son dos de las iniciativas más polémicas aprobadas por el PP. Sobre la primera, el Partido Socialista siempre se mostró contundente: la tiraría abajo entera. Ciudadanos sí fue más prudente y en su programa hablaba de "modificar cosas", pero nunca de derogación. Sánchez, sin embargo, no ha plasmado ese compromiso en ninguna de las 66 páginas. Lo que el acuerdo recoge son cambios, como la supresión de la prioridad del convenio de empresa sobre convenios de ámbito superior, la reducción a tres modalidades de contrato, incentivos a aquellas empresas que creen empleo estable mediante cotizaciones sociales y penalizaciones a las que abusen por el contrario de la rotación laboral, entre otras.

Sánchez y Rivera saludan a los miembros de sus equipos negociadores. (EFE)
Sánchez y Rivera saludan a los miembros de sus equipos negociadores. (EFE)

Y respecto al 'prometido' nuevo Estatuto de los Trabajadores, prevé "negociarlo" en el plazo de un año, impulsando un proceso de diálogo con los principales interlocutores sociales. En teoría, pretende recuperar la naturaleza originaria de la carta de garantía de los derechos laborales. Pero habrá que negociarlo.

La Ley de Seguridad Ciudadana conocida como 'ley mordaza', tan criticada por los partidos de la oposición a Mariano Rajoy será "revisada" si PSOE y C's llegan al poder. Tampoco el acuerdo prevé derogarla, sino examinar los preceptos recurridos ante el Tribunal Constitucional y "aquellos otros que reconocen facultades excesivas de intervención por las fuerzas de seguridad que desplazan las garantías judiciales", como restricciones del tránsito, controles en las vías públicas y comprobaciones y registros en lugares públicos.  

"Reservas" en aborto y maternidad subrogada

También en el apartado de "derechos y libertades" hay algunos flecos que permiten que llueva a gusto de todos. Aunque ambas formaciones defienden la ley de plazos para la interrupción voluntaria del embarazo, el PSOE afirma en el texto "reservarse la posibilidad" de impulsar la reforma de la ley del aborto en relación con las jóvenes de 16 y 17 años. Y Ciudadanos, por su parte, hace lo mismo para poder impulsar la regulación de la maternidad subrogada, así como de la custodia compartida de menores como régimen general en los procedimientos de separación y divorcio.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios