en una entrevista en canal sur radio

Susana Díaz deja en el aire si optará a la secretaría general del PSOE

La presidenta de la Junta vuelve a insistir en que para explorar un Gobierno de izquierdas como pretende Pedro Sánchez hay una línea roja, la defensa de la unidad de España

Foto: La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, el pasado 28 de diciembre llegando al comité federal de los socialistas, en Ferraz. (EFE)
La presidenta de Andalucía, Susana Díaz, el pasado 28 de diciembre llegando al comité federal de los socialistas, en Ferraz. (EFE)

Susana Díaz, presidenta de la Junta y líder de los socialistas andaluces, dejó en el aire una vez más si optará a la secretaría general del PSOE cuando se celebre el congreso federal del partido. En una entrevista este viernes en Canal Sur Radio, la socialista tomó la palabra después de las especulaciones desatadas sobre su posible salto a Madrid y tras el tormentoso comité federal socialista del pasado 28 de diciembre, en el que una parte importante del partido reivindicó la celebración del cónclave que podría suponer el relevo de Pedro Sánchez.

En varios momentos de la entrevista, la presidenta de la Junta echó balones fuera sobre cuál será su futuro político. Defendió que ahora no toca abordar ese asunto para acto seguido dejar claro que cogerá “todos los trenes que hagan falta para que Andalucía tenga lo que merece, aunque a algunos les moleste”. Aludiendo a PP y Podemos en Andalucía, a quienes acusó de estar “muy preocupados”, “todo el día mirando a la taquilla del AVE de Santa Justa” para ver si se va a o no, subrayó: “No voy a renunciar a que la voz de Andalucía tenga fuerza dentro y fuera de mi partido”.

Susana Díaz deja en el aire si optará a la secretaría general del PSOE

Si alguien esperaba que Susana Díaz aprovechara su intervención en la radio pública de Andalucía para negar que fuera a disputar el liderazgo del PSOE a Pedro Sánchez se ha equivocado. Igual que nunca ha dado oficialmente un paso adelante, tampoco lo ha dado hacia atrás. Todo lo contrario, dejó el escenario más abierto que nunca y eso que la dirigente socialista sabe hablar con total claridad cuando le interesa y conoce todas las miradas que están sobre sus pasos. De hecho, ha existido preocupación en los últimos días en su equipo por la imagen que se ha proyectado de la andaluza, al asalto de Ferraz, y por las duras críticas recibidas por algunos analistas y ‘opinadores’ tradicionalmente cercanos al PSOE.

Pedro Sánchez con Micaela Navarro, durante el comité federal del pasado 28 de diciembre. (EFE)
Pedro Sánchez con Micaela Navarro, durante el comité federal del pasado 28 de diciembre. (EFE)

 

Preguntada sobre la celebración del congreso federal del PSOE, que según los estatutos del partido tocaría en febrero y que Pedro Sánchez ha defendido que se aplace a lo largo de la primavera, Susana Díaz defendió que “no es tanto lío” encajar el congreso, añadió que habrá que esperar a que el domingo se despeje la fecha de unas nuevas elecciones catalanas, pidió ser sensatos pero acto seguido dejó muy claro que ese congreso habrá que celebrarlo “con total normalidad” para “reforzar” el partido. Eso sí, en febrero, por calendario, admitió que sería “inviable”.

Se mostró convencida de que “hay tiempo para todo”. “Este país está preocupado de quién lo va a gobernar y si va a tener gobierno. Después tocará si el PSOE hará congreso”, ordenó como prioridades, sin renunciar en ningún momento a que se celebre ese cónclave interno que haría autocrítica de los resultados en las últimas elecciones y abordaría posiblemente un relevo al frente del PSOE. En el fondo está el debate interno sobre qué ocurrirá si hay unas nuevas elecciones y quién sería el cartel electoral del partido en ese supuesto. Sobre este asunto tampoco descartó que ella vaya a optar a ser candidata en unas próximas generales. “Sería un fracaso, no estoy en ese escenario”, afirmó, convencida de que repetir las elecciones no sería la mejor opción. “No sería deseable una repetición de elecciones, no sería bueno para España”, aseguró, aunque “dada la aritmética no podemos descartarlo”.

“Tiene todo mi apoyo el secretario general, toda la confianza y legitimidad que le ha dado el comité federal“, afirma Susana Díaz

Horas más tarde, se pronunció desde el Congreso César Luena, el secretario federal de Organización. El número dos de Sánchez se atuvo a la doctrina oficial, expresada en más ocasiones: el calendario se ajustará a la investidura y a la coyuntura. Y en el horizonte planean unas nuevas catalanas. "Siempre nos ha guiado una máxima en la dirección del partido y es que los tiempos del PSOE van a ser los tiempos que marcan los españoles, y los españoles han marcado unos tiempos con las elecciones generales", aseguró a los periodistas. Fuentes de la dirección señalaron que "muy pronto" habrá noticias de la convocatoria del comité federal, lo que hace presumir que en la ejecutiva del lunes se podría despejar esa incógnita

El otro gran asunto que ha abordado la presidenta de la Junta es la posibilidad de que Pedro Sánchez forme un Gobierno de izquierdas como ayer mismo defendió desde Lisboa tras reunirse con el primer ministro luso, António Costa. En este sentido, la dirigente socialista, además de dejar claro, con la ayuda del periodista Tom Martín Benítez, que las reglas al secretario general no se las pone ella sino todo el partido, volvió a dar manos libres al líder socialista para explorar acuerdos pero con una condición insalvable, no poner en peligro la unidad de España. En ese mensaje insistió varias veces a lo largo de la entrevista. “Tenemos una línea roja, la defensa de la unidad de España, quien quiera negociar debe renunciar a la independencia”, sostuvo en más de un momento. Un mensaje que alertó que sirve tanto para Podemos como para otras fuerzas nacionalistas que serían necesarias para fraguar un acuerdo de izquierdas entorno al PSOE que no puede alcanzarse “a cualquier precio”. Igualmente subrayó que Pedro Sánchez cuenta con todo su apoyo y el del partido y goza de toda la legitimidad para explorar acuerdos si Mariano Rajoy y el PP fracasa en su intento de formar gobierno. Igualmente rotunda y firme se mostró la presidenta de Andalucía en su rechazo al PP y en el no que mantendrán los socialistas a Rajoy.

"La aritmética da para lo que da"

“Tiene todo mi apoyo el secretario general, toda la confianza y legitimidad que le ha dado el comité federal, pero para sentarnos a negociar con esas fuerzas de izquierda tienen que renunciar a la autodeterminación. El derecho a decidir lo tenemos todos”, reiteró Díaz. “La situación no es fácil y la aritmética da para lo que da. Lo que digo para Podemos lo digo para cualquier otra fuerza política”, mantuvo sobre un posible acuerdo con otras fuerzas nacionalistas que serían necesarias para formar Gobierno de izquierdas. La dirigente socialista cargó también contra Podemos por aspirar a formar cuatro grupos en el Congreso. “Uno se presenta como un partido pero quiere cobrar como cuatro. Es un engaño. Después de tanta moralina y tantas lecciones de moral”, enfatizó.

Susana Díaz no descarta nada, sigue pidiendo la celebración de un congreso federal, acompasado al nuevo escenario político de elecciones catalanas, sin prisas pero sin que se aplace y deja muy claro que seguirá expresando sus opiniones y sus reflexiones “con lealtad” dentro del partido porque cree que es “el mejor servicio” que puede hacer al PSOE y a España. El AVE sigue rondando su carrera política y será así al menos durante los próximos meses.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios