para salvar a pedro sánchez

Ex altos cargos del PSOE-A y la Junta organizan un frente anti Susana Díaz

Rechazan un partido "dirigido por los barones" y quieren que la presidenta andaluza se presente a unas primarias si aspira a ser la número uno de los socialistas en toda España

Foto: La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz. (EFE)
La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz. (EFE)

¿El objetivo? Más base y menos barones. Exdirigentes del PSOE-A y ex altos cartos de la Junta de Andalucía están organizando un frente anti Susana Díaz para ‘salvar’ a Pedro Sánchez y mantenerlo en la secretaría general del partido. “Si Susana quiere sustituir a Sánchez en el PSOE y como candidato a la Presidencia del Gobierno, que se presente a unas primarias”, explica a El Confidencial un relevante político socialista tras recordar que la jefa del Ejecutivo andaluz se presenta “como la salvadora” cuando “en los estatutos del partido no se dice que sean los barones quienes decidan por los militantes”.

Fuentes del PSOE-A lamentan que en el discurso de fin de año emitido por Canal Sur, Díaz se dirigiera “a los españoles” en vez de a los andaluces. “Parece que no contamos nada para ella. Lo hace todo en clave nacional. Que se presente a unas primarias, luego ya veremos si las gana, pero yo creo que no lo hará porque le dan miedo”, argumentan las mismas fuentes a este diario.

Entre los críticos -que no quieren por ahora dar sus nombres- figuran exviceconsejeros y ex directores generales nombrados por Díaz, algunos cesados y otros que dimitieron, y que no están de acuerdo con el modus operandi de la secretaria general del PSOE andaluz en sus aspiraciones a liderar el partido en toda España. Un exdirigente de una de las provincias clave del socialismo sureño apunta incluso a “exconsejeros y más alto… y con esto te lo digo todo”.

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE. (EFE)
Pedro Sánchez, secretario general del PSOE. (EFE)

 

Sostiene un destacado miembro de la ejecutiva regional en las etapas de Manuel Chaves y José Antonio Griñán que la presidenta andaluza no lo tendría nada fácil. “Susana quiere ir al congreso sin primarias. Quiere aclamación. Es lo de siempre: '¡Sálvanos, sálvanos!'. Lo intentó con Eduardo Madina y le salió respondón. Y Pedro es más Pedro de lo que la gente cree. Un paseo militar desde luego que no va a ser. ¿Por qué te crees que Susana todavía está dudando? En 17 meses ha hecho cuatro campañas electorales en toda España. Se ha pateado las agrupaciones de todo el país. Y yo creo que en Navarra, por ejemplo, lo del ‘chicharito’ o el ‘miarma’ no produce entusiasmo”, destaca en declaraciones a El Confidencial. 

Este socialista pata negra recuerda que no siempre Andalucía ha estado del lado ganador en los procesos orgánicos del partido. Dos muestras: Chaves apoyó a Pepe Bono en el congreso que ganó José Luis Rodríguez Zapatero; Susana Díaz, como secretaria de Organización de Griñán, apoyó a Carme Chacón frente a Alfredo Pérez Rubalcaba. “Yo soy del PSOE, no de Susana. No asumo las incondicionalidades, pero menudos son ella y su equipo. Que se preparen quienes se manifiesten contra la presidenta”. Mario Jiménez, portavoz del PSOE en el Parlamento de Andalucía, uno de los hombres de máxima confianza de Díaz, expresó ayer domingo a este diario que cada uno “era muy libre de expresarse como quiera con total transparencia”.

"Ha caído muy mal lo que ha hecho Susana"

Socialistas de base de Andalucía, la mayor federación en toda España, que apoyaban de un modo casi mesiánico a Susana Díaz rechazan de modo tajante que se vaya a Madrid, a lanzarse a la aventura de la jefatura de Ferraz y relevar a Pedro Sánchez como candidato a La Moncloa. “A la militancia le ha caído muy mal, pero que muy mal, lo que ha hecho Susana. La gente teme que perdamos no solo España, sino Andalucía. Es un sentimiento bastante general. No puede ser que apenas nueve meses después de ganar las elecciones autonómicas quiera salir hacia arriba”, relata un histórico del PSOE-A con numerosos trienios en el aparato.

Miguel Ángel Heredia, líder provincial del PSOE en Málaga.
Miguel Ángel Heredia, líder provincial del PSOE en Málaga.

Los sanchistas andaluces no han querido hacer ruido, y eso que, aseguran, habían pedido organizarse mucho antes: “Pedro nos ha dicho reiteradamente que no, que esperáramos, pero ya no cabe otra opción: hay que dar un paso hacia delante. En el caso de un congreso, la lista de Pedro Sánchez tendrá, como mínimo, una minoría firme en Andalucía en todas las provincias”. En la cúpula del PSOE-A, igual que en las demás federaciones críticas, niegan que se busque un cónclave a la antigua usanza, sin primarias internas entre militantes y sólo con delegados. El formato, reconocen, sería el del congreso extraordinario de 2014, el que encumbró a Sánchez frente a Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias. 

Los ocho secretarios provinciales arropan de modo unánime a Susana Díaz, aunque hay un caso muy especial: el de Miguel Ángel Heredia, número uno del PSOE de Málaga y número tres del PSOE en el Congreso, que está entre dos aguas. Heredia perdió las elecciones frente a José María García Urbano, el candidato del PP, en las generales. Respalda a Díaz, aunque formó parte de la dirección del Grupo Socialista en esta última legislatura. La presidenta andaluza cuenta con él. Sabe que Heredia y Francisco Conejo, secretario de Política Institucional del PSOE andaluz y secretario de Organización oficioso del PSOE de Málaga (de hecho, ya lo fue), son claves para sus apoyos internos.

“El gran error de Pedro Sánchez es que ha hecho demasiado caso a Susana Díaz. Sus decisiones siempre van ligadas a lo que dice Susana“

¿Estamos locos pensando que ella tendrá el 100% de los votos en Andalucía? La gente está afiliada al PSOE, pero no a Susana Díaz. El problema es que está apareciendo como la candidata de algunos barones e intentando marcar un acento ‘derechista’ al partido, y eso, en los que votan, ‘vende’ poco”, expresa un miembro del comité director del PSOE andaluz, muy disgustado ante la guerra interna en el partido.

"Cada día tiene menos unanimidad"

Un ‘susanista’ convencido, muy próximo a la presidenta, ex alto cargo de la Junta de Andalucía, teme que la aspiración de Susana Díaz a capitanear el partido y ser el cartel electoral nacional “se le puede volver en contra”. Y admite: “Cada día tiene menos unanimidad. Y luego hay otro problema: cuando se plantee a quién deja al frente de la Junta. Habrá otro cisma. Con María Jesús Montero, la consejera de Hacienda, ya está peleada [en julio de 2014 era su mejor opción, como publicó este diario] y ahora mismo ve con buenos ojos a Javier Fernández, el consejero de Turismo”.

“El gran error de Pedro Sánchez”, confiesa un socialista andaluz, de aquellos en quienes más se apoya el secretario general, “es que ha hecho demasiado caso a Susana Díaz. Sus decisiones siempre van ligadas a lo que dice Susana. Es verdad que somos la federación más importante de España, pero logró meter en la ejecutiva federal a gente muy cercana a ella [como Antonio Pradas, secretario de Política Federal, número uno de la candidatura del PSOE en Sevilla en las elecciones generales]. A mí tampoco me gustó que fichara a Irene Lozano para las listas en Madrid, pero ahora es mi secretario general y es el candidato elegido en primarias. No puedes cargarte a una persona sin ni siquiera darle una oportunidad. No podemos repetir lo mismo que pasó entre Pepe Borrell y Joaquín Almunia. Están dejando a Pedro sin salida. Susana lo hace todo a golpe de cámara de televisión, y lo que es peor: sin contar con las bases”.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios