CONFERENCIA POLÍTICA DE LOS SOCIALISTAS

Sánchez consigue amarrar la foto de la unidad del PSOE antes del 20-D

El candidato logra que le acompañen todos los barones autonómicos, los expresidentes del Gobierno y los ex secretarios generales en la clausura del cónclave en el que el partido aprobará su programa

Foto: El secretario general del PSOE y candidato el 20-D, Pedro Sánchez, junto al presidente de la Academia de Cine, Antonio Resines, este 13 de noviembre. (EFE)
El secretario general del PSOE y candidato el 20-D, Pedro Sánchez, junto al presidente de la Academia de Cine, Antonio Resines, este 13 de noviembre. (EFE)

En el PSOE sus dirigentes suelen comentar que puede haber críticas internas, corrientes de malestar, que es un partido ciclotímico, cuyo ánimo fluye hacia arriba o se deprime en función de la coyuntura, de las encuestas o de las torpezas o aciertos de su líder. Y también que es una formación "muy sabia", que es consciente de que cuando se acercan las elecciones suena la corneta y hay que apretar filas, que los demonios ya se liberarán, si toca, después de que se desprecinten las urnas. 

Este es uno de esos momentos. La dirigencia del PSOE es consciente de que se halla en un momento clave, en el que los sondeos reflejan una situación volátil y competida y en la que no parte como favorito, y el clima interno dista de ser bucólico por la desconfianza que varios barones y cuadros sienten hacia el líder y candidato, Pedro Sánchez, o las quejas por el estilo que imprime a la campaña. Sin embargo, quedan 36 días para las generales y nadie quiere blandir ninguna arma contra él. Ni siquiera los que se hallan más distanciados. Por eso todos los 'purpurados' del partido, de ayer y de hoy, se congregarán en la foto de familia de este domingo, en la clausura de la Conferencia de Programa de Gobierno, que se celebrará en el Centro de Convenciones de Ifema de Madrid y que llevará por lema uno de los eslóganes favoritos del aspirante presidencial, 'El cambio que une', y que ha recorrido toda la precampaña [lee aquí el programa íntegro de la convención en PDF]. 

Ferraz ya advirtió el jueves de que no disfrutarían de un trato preferencial los barones autonómicos, aquellos que representan el músculo del partido en los territorios. Ninguno de ellos, contó, intervendría ante el plenario para dirigir un discurso, salvo Sara Hernández, la jefa del PSOE-M, como federación anfitriona del cónclave, y Miquel Iceta, primer secretario del PSC, por la excepcional situación en Cataluña. Pero sí prometió reservarles un "papel destacado" en la cita. Y, como confirmó este viernes, será la foto de familia, a las 12.15 del domingo. La imagen que representará la "unidad" socialista antes del 20-D.

Con los expertos y los constitucionalistas

En el ágora del Centro de Convenciones se reunirán los miembros de la Comisión Permanente de la Ejecutiva Federal -esto es, el núcleo duro de dirección de Sánchez-, el comité de expertos que ha ayudado en la elaboración del programa -la última incorporación, no sin ruido interno, fue la de la exdiputada de UPyD Irene Lozano-, los constitucionalistas que han trabajado en la propuesta de reforma de la Carta Magna, los presidentes autonómicos -Susana Díaz (Andalucía), Javier Fernández (Asturias), Ximo Puig (Valencia), Guillermo Fernández Vara (Extremadura), Emiliano García-Page (Castilla-La Mancha), Javier Lambán (Aragón) y Francina Armengol (Baleares)-, los dos expresidentes del Gobierno -Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero-, los otros dos ex secretarios generales -Joaquín Almunia y Alfredo Pérez Rubalcaba-, la vicepresidenta de Cantabria (Rosa Eva Díaz Tezanos), pero no la de Canarias, Patricia Hernández -se queda en las islas por la lejanía y porque sigue con la lactancia de su primer hijo-, y los barones que no están en los Gobiernos de sus comunidades. 

Pedro Sánchez, con sus presidentes autonómicos, Miquel Iceta, Carme Chacón y Patxi López, el pasado 11 de noviembre en Ferraz. (EFE)
Pedro Sánchez, con sus presidentes autonómicos, Miquel Iceta, Carme Chacón y Patxi López, el pasado 11 de noviembre en Ferraz. (EFE)

Sánchez logra así la ansiada foto de la unidad del partido en torno a él poco antes de un mes de la cita con las urnas. Un aliento fundamental para comenzar la campaña con mínimas garantías. Como reflexiona una buena conocedora del PSOE ahora ya más alejada de la primera línea: "Consigue la imagen de unidad, sí. Como debe ser. Hay que estar unidos. Si no, no hay nada que hacer". Los dirigentes tienen interiorizado que los ciudadanos castigan la división y, por tanto, es contraproducente mostrar diferencias en unas fechas ya críticas, en las que todo gesto, palabra o ausencia pesa. Y mucho. 

En Ferraz subrayan que no costó “mucho“ la foto de unidad porque “la gente tiene ganas de ganar“ y sabe que ahora toca apretar filas antes de las urnas

En la cúpula, en quienes han pilotado la organización de la Conferencia Política, subrayan que "no costó mucho" amarrar la presencia de las principales cabezas del PSOE en la mañana del domingo. "Ha fluido todo mucho. La gente tiene ganas de ganar y este partido es muy sabio. Es un momento clave", incide una dirigente del primer nivel y de la confianza tanto del secretario general como de su número dos, César Luena. 

Las diferencias entre González y Zapatero

Ello no quiere decir que todo se haya atado sin alguna complicación. Por ejemplo, Zapatero tenía agendado un viaje a Estados Unidos al que no podía renunciar porque respondía a un compromiso previo con la Universidad de Harvard. Ferraz no contaba con él para ninguna intervención -sí con Felipe González-, pero, como confirmaron a este diario desde su oficina, le pidieron que asistiera a la clausura, a la foto de familia. Y él, que "cumple con el partido siempre que puede", dijo que sí, así que se desplazará hasta Ifema y de allí al aeropuerto.

Sánchez y González, en el homenaje al fallecido Txiki Benegas, el 10 de octubre en Donostia. (EFE)
Sánchez y González, en el homenaje al fallecido Txiki Benegas, el 10 de octubre en Donostia. (EFE)

Zapatero, uno de los que más apostó por Sánchez en su camino hacia la cúspide del PSOE, enfrió sus relaciones con él. El punto de no retorno fue cuando el líder se comprometió a cambiar el artículo 135 de la Constitución y reconoció que su reforma fue "un error". Eso sucedió en el otoño de 2014, pero desde entonces se sucedieron los malos gestos entre ellos. Ferraz, por ejemplo, digirió mal que el expresidente se reuniera en casa de José Bono con los números uno y dos de Podemos, Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. Ambos, no obstante, visibilizaron su 'reencuentro' hace algo más de un mes, en la presentación del libro del exministro Miguel Sebastián

González, en cambio, sí ha prestado un respaldo claro a Sánchez, y se lo pidió a los suyos por "cultura de partido". El candidato suele comparar la etapa de cambio que abrió el primer presidente socialista desde la Transición con la que él pretende inaugurar a partir del 20-D. González es una de las estrellas de la primera jornada de la Conferencia, ya que participará en un debate titulado 'Presente, pasado y futuro de la Unión Europea', junto al propio Sánchez; el presidente del Parlamento Europeo, el alemán Martin Schulz, y el presidente del Partido de los Socialistas Europeos, el búlgaro Sergéi Stanishev. Del panel se cayó este viernes el primer ministro francés, Manuel Valls, por razones de agenda, aunque un vídeo de apoyo sí será emitido en la clausura, igual que otro grabado por el 'premier' italiano, Matteo Renzi. El foro será moderado por la responsable de la delegación del PSOE en la Eurocámara y secretaria de UE de la ejecutiva, Iratxe García. 

"Preparado para ganar"

El propio Luena reconoció ante los periodistas el carácter del cónclave del fin de semana en la presentación del mismo, en el recinto de Ifema: "Es una conferencia de unidad. Todo el PSOE junto, unido y movilizado para ganar las elecciones". Cuando se le preguntó si estarían todos los expresidentes y ex secretarios generales y todos los barones, contestó sin dudar: "Todos es todos". Al micrófono le acompañan los otros miembros que han ayudado en el montaje de la convención: los miembros de la ejecutiva María González Veracruz, Adriana Lastra y Meritxell Batet. 

“Es una conferencia de unidad. Todo el PSOE junto, unido y movilizado para ganar las elecciones“, expresa César Luena, el número dos del líder

Luena proclamó que el PSOE está "preparado para ganar y listo para gobernar" a partir del 20-D. Subrayó que es el primer partido que aprobará su programa. Y la de Sánchez es más que un manifiesto electoral, es un "proyecto de país". Además, la dirección saca pecho de que el documento ha sido elaborado a partir de la colaboración de expertos y colectivos sociales. De hecho, en la Conferencia Política que se abre este sábado a las 11 horas, participarán 800 delegados con voz y voto -la mitad de ellos, miembros de la sociedad civil- más otros 400 invitados.

Ese dato le permitió recalcar a Luena que es una "conferencia de apertura". Razón en la que se escudó también para explicar por qué no se ha reservado a los barones un papel más activo. No es siquiera un cónclave "de los militantes", alegó, sino "de la sociedad". Y aunque los líderes autonómicos "cuentan mucho" en el PSOE, también han tenido un rol protagonista en las últimas semanas, cuando se aprobó la propuesta de reforma constitucional, el 28 de octubre, y cuando se analizó la situación en Cataluña y se prestó respaldo a Iceta, el pasado miércoles. González Veracruz ya había afirmado la víspera que se quería visibilizar "mucho partido", "mucha movilización" y mucha "utilidad", la del programa.

María González Veracruz, durante un encuentro con periodistas en Ferraz, el pasado 12 de noviembre de 2015. (FLICKR PSOE)
María González Veracruz, durante un encuentro con periodistas en Ferraz, el pasado 12 de noviembre de 2015. (FLICKR PSOE)

Sánchez, preguntado en RNE, también restó importancia a esa presencia más secundaria de los barones. "Si los llevo, porque los llevo, y si no los llevo, porque no los llevo", se quejó. 

La presencia de los jefes autonómicos está confirmada para la mañana del domingo, pero algunos de ellos tienen previsto aterrizar en Madrid durante la jornada, como adelantaron a este periódico. Así, Fernández Vara estará desde primera hora, y García-Page y Armengol, por la tarde. Puig, Lambán o Díaz Tezanos, en la clausura. Díaz, según su entorno más cercano, no lo tiene decidido aún. 

El partido se siente ahora más complacido tras la última encuesta del CIS, que le reafirmaba como segunda fuerza, aunque más lejos del PP. Una foto que la dirección quiere, cuando menos, consolidar, espantando el miedo a que sea superada por Ciudadanos. De cualquier modo, el 20-D se verá si Sánchez ha errado o no en su estrategia, si es el líder que todos esperaban cuando cayó Rubalcaba o una bala desperdiciada. Si salen las cosas bien y el secretario general gobierna, se apagará la quemazón que anida en muchos dirigentes. Pero si no logra su objetivo, le pedirán cuentas y se reavivarán las brasas. La pretendida foto de la unidad del domingo saltaría por los aires. 

[Consulta aquí en PDF el programa definitivo de la Conferencia de Programa de Gobierno del PSOE de este fin de semana]

>-j'ɨi(hun)hqZҝ^'^肶

-zw"h%'jڝƫjVW^jvzz(ri֝zV"uiץ=#2'zVjj.nv^I׳Z,v+(קFiwhȪHqZޖZ,bzޱjhޱZ'fZ'v(z騭Zܜjry-w^݉{&-jڕג^ΖjVjhhj^nbkhV"^ȧrj֥i؟r)mzȭzS.جr諝˚&zƬh֬z{kzV)uZk)ZzzVj^zڝ׬r+i׬zɮ޳)ʊްZ_7קvnޖzW^ҝ^'!\J֧^Zm7ǫyuޖ^+jmyدjg祦 zWڔ]jȠ'h)^ehz^w(r*'zzQn)hbIV+yj'|jǫ畧(r)򦷬z{Z{j[p%jvיezzYץi-ןjhzX(hi')iȧzWb˫^rViƫ^=k)܅nKki^zw"h%'zZzkzȝ,jW^ץ=!v1݉ޝz޲'^מ7yץ=jgun̛|,y޵ǥ^Țn)˥j>)Z&qZVj^VWJɤhv.{9۲

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios