COLEA AÚN LA CONTROVERSIA

La polémica por el fichaje de Lozano aflora en la reunión de la dirección de Sánchez

Tres representantes del PSOE-A verbalizan durante la comisión permanente del PSOE el mar de fondo que existe en el partido a cuenta de la entrada de la ex de UPyD como número cuatro por Madrid

Foto: Patxi López y Meritxell Batet, responsables de Acción Política y Ciudadanía y Programa, este 19 de octubre en Ferraz. (EFE)
Patxi López y Meritxell Batet, responsables de Acción Política y Ciudadanía y Programa, este 19 de octubre en Ferraz. (EFE)

El incendio por el fichaje de Irene Lozano no se ha apagado del todo. Aún sigue suscitando algunos recelos. Lo pudo comprobar de primera mano Pedro Sánchez en la reunión de la comisión permanente del PSOE, su equipo de trabajo más cotidiano. Allí tuvo que oír las lamentaciones de tres representantes del PSOE andaluz. Del PSOE de Susana Díaz, que ya dejó claro su malestar el pasado viernes, cuando su representante, Juan Cornejo, se ausentó en la votación de las listas para no 'avalar' la designación de la exdiputada de UPyD, nueva número cuatro por Madrid, por sus "insultos" a Andalucía. 

La controversia, con todo, no afloró con la virulencia de los días anteriores, ni mucho menos. Ni, según todas las fuentes consultadas, se percibió la tensión que se mascaba el pasado sábado en el comité federal, cuando se aprobaron todas las listas

Micaela Navarro, la presidenta del partido (y de la federación andaluza), hizo constar la "sorpresa" que había generado en las filas socialistas la entrada de Lozano, pero para afirmar a renglón seguido que el secretario general "tiene toda la legitimidad de mundo" para conformar la candidatura que él quiera en Madrid. "Este y todos los secretarios generales no tienen que dar más explicaciones que a la federación a la que afecta su fichaje. Lo que dije es que hay gente que se vio sorprendida, pero que eso no significaba que tuviera que anticipar su designación. Él tiene la potestad para nombrar a los que considere más idóneos para ganar las elecciones", explicó Navarro a El Confidencial, para aclarar los términos de su intervención durante la reunión de la comisión permanente celebrada este lunes en Ferraz. 

"Rotundo apoyo"

Fuentes del entorno de la presidenta del PSOE convinieron que Navarro, si tuviera algo que "reprochar directamente a Pedro Sánchez", se lo diría en su cara, no en un órgano de este tipo, del que suele filtrarse información. De modo que sus palabras fueron de "rotundo apoyo" al líder, pero dejando clara, eso sí, la estupefacción que recorrió el partido cuando se conoció, en la noche del jueves, que Sánchez contaba con Lozano.

Micaela Navarro expresa su “sorpresa“ por la entrada de Lozano, aunque deja claro que el secretario general es quien puede componer su propio equipo

Navarro también comentó que se hacía cargo de la dificultad que siempre entraña elaborar unas listas. Y añadió: "Detrás de cada uno de nosotros, hay un corazoncito siempre". No lo decía por Lozano, sino por María Luisa Faneca, secretaria de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la ejecutiva, que se ha quedado fuera de las listas de Huelva, aunque en su caso por decisión de Susana Díaz

A la presidenta del PSOE le replicó César Luena, el secretario de Organización, que defendió que el partido "no es una secta" -según expresaron fuentes de la dirección- y que en su trayectoria ha incorporado a "independientes". Sánchez, a su vez, señaló que él, como secretario general, también tiene algo que decir, que así ha sido históricamente, y que cuando ganó el liderazgo, hace un año, ya se comprometió a "abrir" el partido. De hecho, ya ha reivindicado que la incorporación de Lozano es una apuesta "personal", íntimamente suya, de la que se hace cargo. Ayer, sin citarla, sacó pecho de la apertura del PSOE a "independientes, no indiferentes", porque el partido es un "enorme cauce". Y la víspera subrayó ante la plana mayor que el PSOE no es "patrimonio exclusivo" de sus militantes, sino de la ciudadanía

Pradas: no es igual el caso de Cámara

Entonces Luena sacó a colación el caso de Gregorio Cámara, que dirige el grupo de expertos constitucionalistas que han asesorado al líder en la redacción de una propuesta de reforma de la Carta Magna. El sevillano Antonio Pradas, secretario de Política Federal, puntualizó que Cámara no es exactamente un independiente, porque lleva "militando años" en el partido. Es, de hecho, miembro de la ejecutiva granadina

Pedro Sánchez saluda a Irene Lozano, en presencia del granadino Gregorio Cámara, este domingo en el polideportivo Magariños. (EFE)
Pedro Sánchez saluda a Irene Lozano, en presencia del granadino Gregorio Cámara, este domingo en el polideportivo Magariños. (EFE)

Después terció la secretaria de Sanidad, María José Sánchez Rubio, consejera del Gobierno de Susana Díaz, quien aseguró que haría falta "un gesto de cariño hacia la militancia", vistas las críticas internas. 

A la reunión en Ferraz acudió la secretaria de Empleo, Luz Rodríguez, que se vio desposeída de la cuarta plaza de la candidatura madrileña para ocupar la cabecera de cartel por Guadalajara. Ella no intervino. 

No obstante, todos los interlocutores consultados insisten en el "buen clima" y que se quiere dar la polémica por "zanjada" para "pasar página" cuanto antes y cerrar filas sin demora. En todo el partido, al igual que en la federación andaluza, insisten en que lo prioritario es la campaña, concentrarse en los comicios. 

Así lo dejó claro el secretario de Organización de Susana Díaz, Juan Cornejo, en rueda de prensa en Sevilla. Defendió que lo que tenía que decir el PSOE andaluz ya lo dijo, y punto. "Lo que hicimos desde la representación de Andalucía es que nunca votaríamos en contra de la candidatura con el secretario general, pero mostramos nuestra disconformidad con la incorporación de Irene Lozano", manifestó, y por eso no votó el dictamen en la comisión federal de listas del viernes, aunque luego la delegación del PSOE-A sí la respaldó el sábado en el comité federal. Ahora es momento de mirar "al frente" dada la importancia de las generales. La dirección de Díaz ya ni siquiera reclama disculpas a la exparlamentaria magenta: esa cuestión la deberá resolver ella, que es la que va en listas del PSOE. "Sobre ese asunto he dicho todo lo que tenía que decir", expresó, intentando descargar la presión y pasar página. La orden de la presidenta de la Junta es clara: cerrar filas. De ahí que la actitud de los tres representantes andaluces en la permanente de hoy no responda a un mandato suyo. 

Ferraz admite la "controversia"

La comisión permanente estaba convocada este lunes para aprobar el borrador del programa electoral de las generales del 20 de diciembre, que ahora tendrá que pasar por el debate en las agrupaciones y por la conferencia política, del 14 y 15 de noviembre. Este lunes, salieron a explicar las líneas maestras del documento los secretarios de Programa y de Acción Política, Meritxell Batet y Patxi López. Ambos tuvieron que responder a las preguntas sobre la polémica de Lozano. 

Patxi López: “La incorporación [de Lozano] en las listas del PSOE es en sí mismo el reconocimiento de que lo que dijo en un tiempo no tenía ningún sentido“

López dio por cerrada la discusión sobre la inclusión de la ex de UPyD en las listas. Sí reconoció que siempre que se habla de "un independiente en las listas de un partido", en la militancia hay "ciertas controversias", pero que ya están suturadas porque el comité federal las aprobó por casi unanimidad. Sin embargo, varios barones consideran que Lozano debe hacer un gesto de conciliación hacia su nueva casa. El más directo, el extremeño Guillermo Fernández Vara, que quiere que pida disculpas. Ella eludió ayer pedir perdón, y manifestó que su entrada es un "síntóma de cómo están cambiando las cosas en el PSOE".

El secretario de Acción Política le dio la vuelta: "La incorporación en las listas del PSOE es en sí misma el reconocimiento de que lo que dijo en un tiempo no tenía ningún sentido y que este es el proyecto más abierto, más participativo, más democrático, más transparente y más limpio de cuantos se presentan", dijo, cuando fue preguntado si ha de pedir perdón. 

Lozano no ha podido aportar "nada" aún

El 'exlehendakari' socialista subrayó que el PSOE está "encantado" de que se sume "mucha gente que aporte", porque "hace unos meses parecía que nadie se quería acercar" y ahora es un "proyecto atractivo para mucha gente". Lo contrario que sucede en el PP de Mariano Rajoy, opuso, que ha de "sujetar a los de dentro". Batet, coordinadora del programa y número dos por Madrid, empleó argumentos semejantes: en la militancia socialista hay "muchísimo talento de sobra" y "muchísimas mujeres y hombres preparados para estar en las listas". Pero esas bases son "generosas" y saben que "el PSOE se debe a la sociedad en su conjunto".  En el caso de Madrid, se trata de una plancha que viene a ser "crisol" de España, defendió López, porque integra a una catalana (Meritxell Batet, la dos), un vasco (Eduardo Madina, el siete) y a independientes como Lozano o la excomandante del Ejército de Tierra Zaida Cantera.

El PSOE defiende que su programa es un "auténtico proyecto de país y de gobierno" que contiene medidas de largo alcance que superan una legislatura

Lozano dejó su acta y su carné de UPyD el viernes y se incorporó al grupo de expertos que asesoran a Sánchez sobre el programa. Batet reconoció que la exdiputada no ha podido aportar "nada" al borrador del programa, pero se le facilitará el documento y podrá "enmendarlo", al igual que los 200.000 militantes socialistas. Los ciudadanos que no estén afiliados también podrán elevar sugerencias a través de la web, que serán analizadas por el partido. 

La reforma constitucional va por fuera

Batet explicó que el programa electoral con el que el PSOEcomparecerá el 20-D es "un auténtico proyecto de país y de gobierno", con medidas "de largo alcance, de luces largas", que van más allá de una legislatura. Ese documento, cuando sea definitivamente aprobado, será un "contrato con la ciudadanía" que el PSOE promete cumplir. "Es un programa electoral reformista -palabra estrella para la dirección- para construir España desde las oportunidades frente a la España instalada. Reformismo frente a la inacción, ejemplaridad frente a la connivencia con la corrupción, y diálogo frente a imposición y autoritarismo", resumió Batet.

O, en palabras de López, mientras que el PP basa su oferta en el "inmovilismo" y la "resignación", y otros que, "desde su adanismo, proponen dinamitarlo todo sin decir qué van a construir sobre las ruinas que pretenden crear", en referencia a Podemos, el PSOE plantea un manifiesto "radical" porque quiere atajar los problemas de raíz aunque reivindicando los "avances" de la España constitucional. 

El documento responde a "cuatro desafíos" actuales: la desigualdad, la mejora de la "convivencia", la devolución de la "confianza de los ciudadanos en sus instituciones" y la oferta de "oportunidades" a los españoles. Retos que el PSOE responde en su programa a travésde cinco ejes: las "bases para un proyecto de futuro", la "defensa de lo público y la renovación de instituciones", la "economía al servicio del bienestar", el Estado social y la "visión de España en el mundo". Batet confirmó lo ya adelantado por El Confidencial: que la parte de propuesta de reforma constitucional se presentará aparte. Se aprobará en un Consejo de Política Federal -el órgano que reúne a Sánchez con sus barones y que preside Susana Díaz- antes de la Conferencia Política. Pero luego ese documento, "abierto al diálogo" y para el "consenso",  "se integrará dentro del programa". 

Elecciones Generales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios