EL ROMPECABEZAS DE LAS CANDIDATURAS PARA LAS GENERALES DE DICIEMBRE

El número dos de Sánchez entra en las quinielas de las listas del PSOE por Madrid

Asambleas de peso lanzan a César Luena, en complicidad con Ferraz, para tener esa puerta abierta por si hay que incluirlo por razones de encaje. La presidenta del partido, Micaela Navarro, cabeza por Jaén

Foto: Pedro Sánchez, flanqueado por Micaela Navarro y César Luena, durante la reunión del Comité Federal del PSOE del pasado 30 de mayo. (EFE)
Pedro Sánchez, flanqueado por Micaela Navarro y César Luena, durante la reunión del Comité Federal del PSOE del pasado 30 de mayo. (EFE)

Hasta ahora, no se hablaba de él como posible integrante de la lista por Madrid al Congreso. Pero ya sí. César Luena, responsable de Organización y Acción Electoral del PSOE, número dos del secretario general y candidato, Pedro Sánchez. Su nombre ya ha sido propuesto por varias agrupaciones de la Comunidad en un movimiento concertado de varias ejecutivas locales, y de las más grandes. Y seguirán más, previsiblemente. Y eso que Luena ya ha sido formalmente elegido como cabeza de cartel a la Cámara baja por su región, La Rioja. La operación responde al interés, tanto de Ferraz como de la dirección autonómica, de dejar abiertas varias puertas para intentar resolver el complicadísimo encaje de las listas. O sea, que sirva como una suerte de plan b, de bala en la recámara. Si finalmente Luena fuera incluido en la plancha por Madrid, se podría alegar que las bases del partido lo respaldan. Cosa que está sucediendo. Oficialmente, sin embargo, los planes no han cambiado: desde el entorno de Luena se recalca que irá por La Rioja y punto

En paralelo, se van acoplando otras fichas por las alturas del partido. En concreto, la de la presidenta del PSOE y del PSOE andaluz, Micaela Navarro, llamada a convertirse en la nueva número uno por Jaén, lo que supondrá el abandono de su escaño en el Parlamento regional. 

Estos 15 días serán cruciales para la confección de las candidaturas del PSOE para las generales de diciembre. Está prevista esta semana la celebración de los comités provinciales –los máximos órganos de decisión de cada circunscripción–, con excepciones importantes como las de Madrid o Valencia, que se aprobarán, en principio, antes del 1 de octubre. Luego todas pasarán por el filtro de la Comisión Federal de Listas y, el 17 de octubre, del Comité Federal, encargado de la sanción definitiva. Pero resolver el rompecabezas no será nada fácil. En particular, una pieza que está levantando bastante dolor de cabeza: Eduardo Madina, que se enfrentó con Sánchez en las primarias internas de hace un año y que ha manifestado su voluntad de repetir como diputado.

Todavía a vueltas con Madina

La pregunta es por dónde. Ocupar el primer puesto por su territorio, Bizkaia, como hizo en 2011, se antoja complicado porque hasta ahora esa plaza estaba reservada para el secretario de Acción Política y Ciudadanía de la dirección federal, el exlehendakari Patxi López, uno de los puntales de Sánchez. La dos, en virtud de la obligación que se ha impuesto el PSOE de confeccionar listas cremallera, será una mujer, y el número tres ya resutaría de difícil elección. El PSE, liderado por Idoia Mendia, le ofreció encabezar la plancha por Álava. El secretario general ha apuntalado ese argumento: ve como "lógico y razonable" que Madina represente a la "tierra que le aprecia y le quiere". Pero el diputado vizcaíno se niega en redondo. Considera que la cabeza por Álava ha de ser un dirigente del territorio. Amén de que no está claro que los socialistas preserven allí su escaño. Madina pide ir por Madrid, con el argumento de que por esta circunscripción siempre se presenta una lista con cariz nacional. 

Grandes agrupaciones como las de Alcalá, Móstoles o la de Getafe, la de Sara Hernández, han integrado a Luena entre sus propuestas para el Congreso

Ahí está el origen del rompecabezas. Los puestos por Madrid, especialmente los impares –ocupados por hombres– son pocos y están muy contados. El uno, Sánchez, obviamente. Y hasta ahora se contaba con que Antonio Hernando, el portavoz en el Congreso, se quedaría con la tercera plaza. Madina, con la quinta, aunque no estaba nada cerrado. Las siguientes, para José Enrique Serrano, fontanero en la Moncloa de los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero; para Rafael Simancas, exlíder de los socialistas madrileños y presidente de la gestora del PSM que siguió a la destitución de Tomás Gómez, y tal vez para Manuel de la Rocha Vázquez, secretario de Economía de la ejecutiva federal. 

¿Entonces Luena? El secretario de Organización fue elegido por el Comité Regional de La Rioja el pasado sábado, 19 de septiembre, como número uno al Congreso por su comunidad, por un 84,11% de los votos. Sin embargo, varias agrupaciones de Madrid le han ido proponiendo desde el domingo, cuando comenzaron las reuniones de las asambleas locales para elevar nombres de candidatos al Congreso y al Senado. Se trata de agrupaciones medianas y grandes en número de militantes, alineadas con el federal y con la dirección regional de Sara Hernández. O sea, nada sospechosas de ir a la contra de Ferraz. ¿Cuáles? Alcalá, Móstoles, Alcorcón, Chamartín o Entrevías. Y, por encima de todas ellas, Getafe, de la que sigue siendo secretaria general Hernández. Nómina a la que se suma la de Centro, más crítica con la baronesa autonómica. Todas ellas han confirmado ese importante dato a El Confidencial

"No se hace sin el consentimiento de Ferraz"

Importante porque, como reconoce un importante cargo y miembro de la ejecutiva regional, "no es un movimiento producto de la casualidad". Porque, como es obvio, todos estaban al tanto de la intención firme de Luena de concurrir por La Rioja. Varios secretarios locales e integrantes de la dirección de Hernández consultados por este diario ofrecen una versión totalmente coincidente. Desde el PSOE-M se discutió sobre la posibilidad de "reforzar" la lista de Sánchez, conscientes de que en la capital están en juego muchos escaños, y hacerlo con Luena, número dos en el escalafón del partido. En 2011 se repartieron 36 actas, y los socialistas lograron 10. Ahora, aunque se espera una bajada del PP (obtuvo 10 parlamentarios hace cuatro años), la competición con Podemos y Ciudadanos hace que las expectativas ronden los resultados anteriores o incluso sean algo más bajas. 

Eduardo Madina, en el pleno del Congreso del pasado 10 de febrero. (EFE)
Eduardo Madina, en el pleno del Congreso del pasado 10 de febrero. (EFE)

Miembros de la dirección regional aseguraron a El Confidencial que se planteó la idea a la cúpula federal. Hubo plácet. "Obviamente, este tipo de cosas no se hacen sin el consentimiento de Ferraz", insisten todas las fuentes contactadas. Obtenido el visto bueno, las ejecutivas de las agrupaciones que tenían convocadas a sus asambleas de militantes este fin de semana –el plazo acaba el 23 de septiembre, salvo excepciones autorizadas, como en la de Barajas– lanzaron el nombre de Luena, que fue asumido y elevado a la dirección de Hernández. Que de la operación participen Móstoles o Alcalá, ciudades gobernadas por los socialistas desde el 24-M y cuyos alcaldes se sientan en la ejecutiva regional como vicesecretarios generales, prueba que no se trata de un movimiento espontáneo. Menos aún si en la relación aparece Getafe, que lidera la propia Hernández. 

En el entorno del secretario de Organización, en Ferraz y en La Rioja, que le ha elegido como número uno, niegan que pueda presentarse por Madrid

¿Esto quiere decir que Luena va a integrarse en la lista por Madrid? No, aún es pronto para saberlo. Todo dependerá del encaje posterior de las listas. Es el plan b. Como detallan distintas fuentes del PSOE-M, lo que se pretende es tener varias barajas abiertas, de forma que si conviene, para ajustar el puzle, incluir al secretario de Organización por Madrid, haya argumentos de sobra para explicarlo. Primero, por el apoyo de las bases de las agrupaciones más numerosas en militantes. Y, también, porque es "razonable" que el jefe del aparato se incorpore a la candidatura del líder y candidato a la Moncloa. 

Si entra Luena, podría pensarse que las opciones de Madina se complican. Y no es descabellado. Dado que sería "impensable" que adelantara al secretario de Organización o a Hernando, tendría como primera plaza disponible la número siete. Ya en zona de mayor riesgo. Desde la ejecutiva de Hernández apuntan que, si se libera La Rioja, podría ocupar ese puesto "tal vez Patxi López", que a su vez podría ceder Bizkaia a Madina. Pero eso no está nada claro. Por ahora, se abren puertas pero no se cierra ninguna

La incógnita de la dos

Desde el entorno de Luena, tanto en Ferraz como en La Rioja, niegan categóricamente que el número dos de Sánchez pueda concurrir por Madrid. "Ni de broma. Eso está cerrado, va por La Rioja", asegura a este diario un hombre de su confianza en su federación de origen. 

Rafael Simancas y Luz Rodríguez, el 22 de diciembre de 2014 en Ferraz. (EFE)
Rafael Simancas y Luz Rodríguez, el 22 de diciembre de 2014 en Ferraz. (EFE)

Madina, por su parte, no tiene ninguna información nueva por parte de Ferraz, según su círculo más estrecho. Su deseo es ir por Madrid, porque considera que puede sumar, y no restar, al secretario general. Otra opción con la que se ha especulado es que obtenga tique por Andalucía. La propia Susana Díaz consultó a personas de su confianza antes del verano sobre cómo verían que el diputado vasco fuera en las listas del PSOE por Sevilla. 

El parlamentario vizcaíno saldrá propuesto por algunas agrupaciones de Madrid. Pero en el PSOE-M existen resistencias. La cúpula asume que si al final es el deseo de Pedro Sánchez, irá por Madrid. Pero algunos cargos locales y regionales indican que lo lógico sería que ocupara un puesto por el País Vasco, porque en la capital no ha tenido vida orgánica. 

Los nombres que ya salen son los de Hernando, Serrano, Simancas o De la Rocha, y de mujeres, Luz Rodríguez, Ángeles Álvarez o Delia Blanco

Además, no sólo serían Madina y Luena los no madrileños que, llegado el caso, fueran en la principal lista de las generales al Congreso. Hay que añadir a una fija en las quinielas, Luz Rodríguez, secretaria de Empleo de la ejecutiva de Sánchez, miembro de su comité de sabios y persona de la máxima confianza del secretario general. Ella podría convertirse en la número cuatro de la candidatura. O incluso la dos. Las agrupaciones quieren que repitan Rafael Simancas o José Enrique Serrano, y algunas ya han lanzado su deseo de que se incorpore Manuel de la Rocha Vázquez. 

El baile de nombres, que se ha acelerado en los últimos días, ha hecho que asambleas como la de Coslada –donde también gobierna el PSOE– decidiera no elevar ningún nombre a la ejecutiva regional. "Por resignación o indignación, ya que si al final está cocinado todo por arriba, para qué perder el tiempo", cuenta con cierta frustración una dirigente cercana al alcalde de la localidad, Ángel Viveros. 

En las propuestas de las agrupaciones, están emergiendo, aparte del de Luena, nombres esperados: Antonio Hernando, Rafael Simancas, José Enrique Serrano, Manuel de la Rocha Vázquez, Luz Rodríguez, las ya diputadas Ángeles Álvarez y Delia Blanco o Yolanda Besteiro, concejal de gobierno en Alcalá. Otros dirigentes que se suman a la tabla son Juan Ignacio Díaz Bidart, Domenec Ruiz Devesa, Fernando Fernández de Lara o Juan Miguel Rojo. 

Ángeles Álvarez y Sara Hernández, el pasado 1 de septiembre. (EFE)
Ángeles Álvarez y Sara Hernández, el pasado 1 de septiembre. (EFE)

¿Y quién será la número dos de Sánchez? La duda persiste. El secretario general ha dado pocas pistas: es militante del PSOE, reputada en su ámbito de trabajo pero no "ultraconocida" por la opinión pública. Luz Rodríguez encaja en esas coordenadas, pero también otras mujeres como Teresa Ribera o Silvina Bacigalupo. Las tres forman parte de su comité de notables. Rodríguez es experta en cuestiones laborales; Ribera, en cambio climático y energía y Bacigalupo, en materia de transparencia. En el PSOE-M subrayan que esa carta permanecerá oculta hasta después del 27-S. El partido quiere centrar sus esfuerzos en las decisivas elecciones catalanas de este domingo. 

En la lista por Madrid no entrará ya la extitular de Exteriores Trinidad Jiménez. Ella renunció a ir por Málaga y podía haber cogido cualquier billete que le puso en bandeja Sánchez. Pero no quiso repetir en el Congreso por decisión personal, como explicó la semana pasada a los periodistas. También sale de la Cámara baja otro exministro de José Luis Rodríguez Zapatero, Jesús Caldera

Pradas y Heredia, fijos

Mientras, los número uno por Andalucía ya están casi cerrados, a la espera del visto bueno definitivo de Madrid y con la bendición de la dirección regional de Susana Díaz. Muchos nombres de su plena confianza, sin consultas previas a Ferraz, y renovación en casi toda las listas andaluzas. Entre las grandes sorpresas está la marcha de la presidenta del PSOE, Micaela Navarro, al Congreso. Como pudo confirmar este diario, la dirigente socialista dejará su escaño en el Parlamento andaluz y liderará la lista por Jaén. Navarro ya tuvo escaño en la Cámara baja y se daba por hecha su designación como senadora por la comunidad autónoma. Un nombramiento que finalmente no se produjo.

Antonio Pradas y Manuel de la Rocha Vázquez, el pasado julio. (EFE)
Antonio Pradas y Manuel de la Rocha Vázquez, el pasado julio. (EFE)

Navarro es actualmente presidenta del PSOE y una de las voces andaluzas más veteranas en Ferraz. Su designación como presidenta de la ejecutiva federal se entendió como un gesto de Díaz, aunque en realidad en los últimos meses Navarro ha reivindicado una voz propia y en muchas ocasiones se ha visto obligada a mediar como árbitro en los desencuentros de Andalucía con el secretario general. Fuentes socialistas aseguran que su marcha al Congreso se produce por “motivos personales”.

Será Antonio Pradas, secretario de Política Federal, quien tome el testigo del histórico Alfonso Guerra por Sevilla, mientras que Miguel Ángel Heredia, el otro andaluz en Ferraz (en su caso, como secretario general del Grupo en el Congreso), repetirá por Málaga, y ahora de número uno (en 2011 fue Trinidad Jiménez), convirtiéndose en el único que aguanta la renovación impuesta por las jubilaciones y las retiradas forzosas por el caso ERE. Por Cádiz será Salvador de la Encina, veterano diputado socialista, quien tomará el relevo del expresidente Manuel Chaves, mientras que por Huelva encabezará la candidatura el exconsejero andaluz Juan José Díaz Trillo, jubilando a Javier Barrero, que estaba entre los diputados con más trienios de la Cámara baja –entró en 1982–. También tendrá hueco como número uno por Córdoba otra de las exconsejeras de Díaz, María Jesús Serrano, que salió del último Gobierno y estaba ahora dedicada al Parlamento andaluz. En Almería la mejor posicionada es otro alto cargo de la Junta, Sonia Ferrer, delegada de la Junta en esta provincia, si bien su renuncia aún no es oficial.

La dirección de Díaz dejó claro que haría sus listas con manos libres, y así ha sido: se están elaborando desde la sede regional, y no al alimón con Ferraz

Junto a Chaves, imputado en el caso ERE, sale también por el mismo motivo el exconsejero de la Presidencia Gaspar Zarrías, número dos por Jaén hace cuatro años. Sus imputaciones han provocado la salida forzosa de estos pesos pesados y han librado a la cúpula andaluza de tener que enfrentarse a una renovación siempre complicada. Los socialistas andaluces presumen de la llegada del “nuevo tiempo” que proclama su jefa de filas. Se retiran de la primera línea otros históricos como la citada Trinidad Jiménez, Petronila Guerrero, Concha Gutiérrez o Consuelo Rumí, poniéndose punto final desde Andalucía a la etapa del zapaterismo y del rubalcabismo.

La dirección de Susana Díaz dejó claro desde el primer momento que iba a elaborar sus candidaturas con manos libres y sin atender a la indicación de que se ficharan independientes al estilo de Ángel Gabilondo en Madrid. La autonomía andaluza ha sido total, confirman fuentes socialistas, que admiten que en esta ocasión, a diferencia de lo que ocurría en etapas anteriores, las listas no se han formulado al alimón con Ferraz, sino que son cien por cien elaboradas desde San Vicente, sede del PSOE andaluz. Es otro síntoma más de la falta de confianza entre las dos direcciones socialistas, un desencuentro reconvertido en tregua hasta que pasen las elecciones generales. Después, ya se verá.

Diferencias Díaz-Sánchez

Susana Díaz no para de asegurar cada vez que se le pregunta su total apoyo a Pedro Sánchez para que sea el próximo presidente del Gobierno pero las diferencias entre ambos siguen latentes. Entre sus proclamas está la de que salen “a ganar y no a pactar”, para alejar otro de los motivos de confrontación interna que se adivinan tras las generales. La posibilidad de un pacto para llegar a La Moncloa divide a los socialistas.

Susana Díaz, en su visita a una planta de Airbus en Sevilla, el pasado 14 de septiembre. (EFE)
Susana Díaz, en su visita a una planta de Airbus en Sevilla, el pasado 14 de septiembre. (EFE)

Pese a todo, la presidenta de la Junta de Andalucía tampoco se afana mucho en ocultar sus discrepancias en temas tan sensibles como el catalán. Este martes desembarca en Barcelona donde participará en varios actos de campaña junto a Carme Chacón y Miquel Iceta, tal y como avanzó El Confidencial, sin coincidir con su secretario general. Preguntada en rueda de prensa sobre la propuesta de Sánchez de que el Senado se traslade a Barcelona en una próxima reforma constitucional, que él lanzó este domingo, Díaz volvió a marcar distancias. “No la conozco y como no la conozco no puedo opinar”, zanjó.

Días atrás, en una entrevista en la Ser, también matizó sus diferencias sobre el reconocimiento de singularidades a Cataluña. Su mensaje es reiterativo: singularidades sí, privilegios no. La baronesa socialista es presidenta del Consejo de Política Federal, un órgano que debería de tener información puntual y preferente sobre las propuestas que atañan al debate territorial. Igualmente clara fue la presidenta andaluza respondiendo a las declaraciones de Artur Mas. “¿Qué le va a hacer un cortes de mangas a Alemania, a Francia, a [Barack] Obama, a La Caixa y a todo el tejido empresarial?”, replicó al presidente de la Generalitat. “Menos cortes de mangas y menos recortes en derechos a los ciudadanos”.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios