ESTE MARTES, EJECUTIVA

El PSOE enseña la puerta de salida a Díaz y advierte a Cs de que no le dará la Junta

Ábalos subraya que el papel de los líderes "siempre está subordinado al éxito" del proyecto político, por lo que la posición de la baronesa peligra si no logra ser reelegida

Foto: Susana Díaz, a su llegada este 3 de diciembre a la comparecencia ante los medios en Sevilla. (EFE)
Susana Díaz, a su llegada este 3 de diciembre a la comparecencia ante los medios en Sevilla. (EFE)

Pedro Sánchez no sostendrá a Susana Díaz con respiración asistida. La dirección federal del PSOE le señala directamente la puerta de salida si no logra formar gobierno, opción esta última, la de que no conquiste San Telmo de nuevo, más que probable. El presidente la ayudará a que intente ser reelegida, a que el partido retenga las riendas de la Junta, pero también añade que el papel de los líderes está "siempre subordinado al éxito" del proyecto político socialista, y que Ferraz se encargará de asegurar la "regeneración" de las siglas en Andalucía. Pero además lanza otro mensaje, en esta ocasión para Ciudadanos, al que ya anticipa que no dará las llaves del Gobierno autonómico para frenar a Vox, por ser los naranjas tercera fuerza en el nuevo hemiciclo. Y otro más: no habrá adelanto de las generales.

Ya al cierre de las urnas de este 2-D, fuentes de la dirección federal advertían de que "todo está muy abierto". Y en ese "todo" incluían a Díaz. Este lunes lo verbalizó claramente el número tres del partido y ministro de Fomento, en una breve rueda de prensa en Ferraz. Preguntado directamente si la cúpula federal contempla la salida de la presidenta en funciones ahora o en el proceso de investidura en caso de que no consiga ser reelegida presidenta y si cree que ella debería dejar las riendas del PSOE-A, José Luis Ábalos no salió a defenderla a capa y espada.

"Forma parte de nuestra responsabilidad. Nosotros, como dirigentes, sabemos lo que tenemos que hacer siempre —contestó—. Tenemos una cuestión muy, muy asumida, nuestro papel siempre está subordinado al éxito de nuestro proyecto político, y siempre estamos a disposición de la organización, que con generosidad siempre nos ha otorgado la confianza, y con esa generosidad siempre estamos a disposición de lo que nos diga la organización". Los socialistas andaluces, siguió, "son suficientemente responsables e inteligentes para llevar adelante su proceso y aportar lo mejor de sí mismos". Así que, añadió Ábalos, "no hay que anticipar nada en un proceso que se presume muy abierto y que tiene que ver con la gobernabilidad de Andalucía".

No hay que anticipar nada en un proceso que se presume muy abierto y que tiene que ver con la gobernabilidad de Andalucía


En plata: que la continuidad de Díaz dependerá de si logra o no formar Gobierno, objetivo que se anticipa muy improbable, dado que PP (26 escaños), Ciudadanos (21) y Vox (12) suman mayoría absoluta: 59 representantes de una Cámara de 109, y los de Albert Rivera ya han advertido de que propiciarán el cambio en la Junta y que echarán a Díaz del poder tras 36 años de hegemonía socialista en el Gobierno regional.

Habría aumentado la participación

A esa respuesta de Ábalos que dejaba la puerta abierta a una dimisión de Díaz se sumaba una afirmación previa durante su comparecencia: la dirección federal se va a "implicar absolutamente" para que los socialistas continúen al frente de la Junta, y por tanto perseguirán esos apoyos. "En lo institucional así va a ser". Y a nivel de partido, el secretario de Organización subrayó que, habida cuenta de que el PSOE va a abrir "un proceso de reflexión sobre los resultados electorales", Ferraz se va a comprometer igualmente en ese objetivo. ¿Cómo? "Contribuyendo a la necesaria regeneración del proyecto socialista en Andalucía, de tal modo que en toda España tengamos claro cuál es el proyecto regenerador y europeísta que defendemos", apuntó. El número tres apuntaba por tanto a una cierta tutela de Madrid sobre el PSOE-A, para garantizar que esa "regeneración" del proyecto se lleva a término.

Ábalos asegura que Ferraz se implicará a fondo para contribuir a la "necesaria regeneración" del proyecto socialista en Andalucía

Y aunque en una reunión de la ejecutiva federal convocada para mañana martes se profundizará en el análisis, la dirección "se siente responsable e implicada en todo este proceso y va a ejercer como tal en todo el proceso de gobernabilidad en Andalucía y de renovación y actualización del proyecto socialista, no solamente en Andalucía, sino en el conjunto de España", aseveró. El PSOE quiere erigirse como el ancla "más firme frente a cualquier ofensiva del populismo ultraderechista que ya se conocía en Europa".

Hubo además otro aviso hacia Díaz. En este caso, un velado reproche a su insistencia en convocar las andaluzas de manera separada para garantizarse un debate en clave puramente regional, objetivo que para nada consiguió. Ábalos señaló que no es posible saber si los resultados hubieran sido "mejores" en caso de que hubieran coincidido generales y autonómicas, pero sí que es cierto que se habría desarrollado "en una clave nacional", y "habría aumentado la participación", porque "siempre aumenta" cuando hay unas legislativas. De hecho, esa baja movilización del electorado es lo que ha castigado, y mucho, a Díaz: fue del 58,65%, por el 62,30% de 2015.

El PSOE enseña la puerta de salida a Díaz y advierte a Cs de que no le dará la Junta

Además, desde Ferraz se ha venido señalando en los últimos días que la ya presidenta en funciones optó por una campaña de perfil bajo, pensada para no movilizar a los votantes de derechas pero al final tuvo como resultado que anestesiara a los electores progresistas. Esos tibios avisos no dejan de traslucir las heridas que dejaron las primarias de 2017, en las que Sánchez y Díaz lucharon a muerte por el liderazgo del PSOE, y la baronesa sufrió en ellas una contundente derrota.

No obstante, el PSOE cree que no está todo perdido, y que cabe aspirar a mantener la Junta. De ahí esa implicación a fondo de Ferraz. ¿Cómo? Pidiendo a Cs que apoye a los socialistas, dado que hasta septiembre de este año fueron socios de Díaz en Andalucía. Que diga con claridad "si quiere apoyar al PSOE como hizo o pretende embarcarse en una aventura con la extrema derecha", porque al PP no puede reclamar nada, ya que está "muy gusto" continuando " a remolque" de Vox y de la iniciativa que "ha venido marcando" en la campaña y, por tanto, no le importa un "papel subsidiario o subordinado". El ministro evocó la abstención del PSOE en 2016, para facilitar la investidura de Mariano Rajoy, que "costó mucho" al partido, a nivel interno, pero que "se hizo". Y ahora no ha visto "sacrificios en el otro lado".

"Propaganda, no la realidad"

Lo que no hará el PSOE es, como quiere Cs, darle sus votos para investir a Juan Marín como jefe de la Junta. "Desde luego, que la tercera formación, simplemente para evitarle un coqueteo con la extrema derecha, salgamos a su socorro no parece muy sensato, entre otras cosas porque la segunda fuerza [el PP] también tendrá que decir algo". El número tres advirtió de que en la política y en la vida uno tiene que ser responsable de sus actos, y por tanto Cs deberá decidir si, "con tal de acceder al poder puede ir acompañado de la extrema derecha". "Nosotros vamos a seguir insistiendo en la responsabilidad que nos corresponde, más allá de los vaticinios, porque somos la fuerza más votada y vamos a intentar liderar la solución", dijo. El dirigente resaltó la contradicción de que, siendo primeros en Cataluña, los naranjas "renunciaron" a encabezar una salida y ahora, siendo terceros en Andalucía, busquen arrogarse ese papel.

El PSOE no saldrá al "socorro" de Cs "simplemente para evitarle un coqueteo con la extrema derecha", cuando además Marín quedó tercero el 2-D

La repetición de las elecciones, que se produciría si a los dos meses de la primera investidura fallida no hubiera presidente, será en todo caso una "conclusión" de la incapacidad de acuerdos, pero no un "objetivo" a conseguir, señaló.

José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, este 3 de diciembre charlando con los periodistas en Ferraz. (Inma Mesa | PSOE)
José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, este 3 de diciembre charlando con los periodistas en Ferraz. (Inma Mesa | PSOE)

Ferraz se quiere desprender de toda carga de culpa. Niega, en ese sentido, que su "acuerdo" con los independentistas haya pesado en este 2-D. "Todo tiene implicaciones y cada territorio tiene su singularidad. Esta campaña decidió poner como punto central Andalucía, y la dirección federal insistió también en esta prioridad [...]. Pero no sé cómo decirlo: el PSOE no tiene ningún acuerdo con los independentistas. Y cuando uno ve escenarios como como las últimas sesiones de control, de la actitud de estas fuerzas con el PSOE, o negándole auxilio para un Presupuesto... no entiendo cuál es a relación". Ábalos reivindicó que el PSOE nunca ha dicho que "comparta valores" con los separatistas, como el PP sí ha dicho respecto a Vox, ni ha "rescatado valores personales". "No tenemos nada en común. Responde a una intención de propaganda, pero no a la realidad". Sin embargo, el Ejecutivo sí intenta sacar sus cuentas de 2019 con el voto de ERC y PDeCAT. El ministro recordó en ese punto que realmente Sánchez aspira a aprobar unos PGE que respondan a las "peticiones" que se plantean desde los territorios, igual que hizo Rajoy con el PNV. El problema es que los secesionistas "quieren" esas inversiones pero se niegan a apoyar el "instrumento" que las haría viables.

Ábalos descarta un anticipo de las generales. El Gobierno toma el revés del 2-D como un "incentivo" para seguir "intensificando la agenda social"

Con todos estos mimbres, ¿habrá adelanto de las generales? Una parte del PSOE sí considera que este batacazo de Díaz y la irrupción con fuerza de la extrema derecha podrían ayudar a movilizar al electorado progresista, pero el núcleo duro entiende que eso podría ser una locura. Ábalos está entre ellos. "¿La anticipación de elecciones? Al contrario. Vamos a seguir insistiendo en la necesidad de intensificar nuestra agenda social, no planteamos esta cuestión", respondió. El Ejecutivo, pues, se enfrascará en impulsar las políticas que compensen a "los más vulnerables de la sociedad". El 2-D, añadió, no provoca "ninguna debilidad" en el Gabinete de Sánchez, le lleva a desplegar sus medidas con "más decisión". Ve en el varapalo de las urnas, en consecuencia, un "gran incentivo" para constinuar con su acción de gobierno.

Tezanos no falló más que los demás, defiende Ferraz

El CIS proyectó entre 45-47 escaños para Susana Díaz, y un 37,41% de los votos. El PSOE-A, en las urnas, solo se hizo con 33 diputados y un 27,95% de los votos. Casi 10 puntos de diferencia, y eso que el sondeo estaba 'cocinado'

¿Debería dimitir José Félix Tezanos, presidente del CIS?, se preguntó a José Luis Ábalos. No lo cree así Ferraz. "No creo que haya acertado nadie", aseguró, porque la sorpresa de estos comicios fue la irrupción tan brutal de Vox (12 parlamentarios) y ninguna encuesta fue capaz de preverlo, respondió. Sí captaron los estudios el progresivo desgaste del PSOE, la bajada del PP, el ascenso de Ciudadanos, pero "no ha habido mayores previsiones demoscópicas". 

La dirección socialista atribuye ese estreno tan sorprendente y exitoso de Vox al "voto radical de descontento, temor, miedo e incertidumbre de los perdedores de la crisis", a los que el Ejecutivo de Pedro Sánchez, dijo Ábalos, protegerá con sus medidas. 

El PSOE, en todo caso, se opondrá “a todo intento de recentralización del Estado de las autonomías; a cualquier intento de desmontar avances en el ámbito de los derechos y las libertades y, muy especialmente, a lo que ha representado las conquistas de las mujeres", y también rechazará medidas que "supongan la liberalización del suelo", debiliten el sistema de pensiones o encojan el Estado social. 

Elecciones Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
100 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios