El milagro continúa
  1. El valor de la información
nos ha costado 20 años

El milagro continúa

Nos enfrentamos ahora al reto de consolidar la lealtad de nuestros cientos de miles de seguidores mediante el compromiso de la suscripción. Únete a los lectores influyentes. Suscríbete a El Confidencial

Foto: Ilustración: EC Diseño.
Ilustración: EC Diseño.

Nadie mostró trastornos en el habla al decir por primera vez las palabras escritas en el primer mandamiento de nuestra declaración de intenciones: “Contribuir a crear una sociedad más libre y mejor informada”. Por eso y para eso nos conjuramos desde el principio. Por eso y para eso nos conjuramos cada día, como si fuera el primero. Una llama siempre viva. La que ilumina el segundo de los grandes mandamientos de El Confidencial: “Ser el mejor diario digital de España con información independiente y veraz”.

Ya sé que se dice pronto, pero serlo y parecerlo nos ha costado 20 años. La multiplicación de los panes y los peces no fue como nos contaron en la Historia Sagrada a los españoles de mi generación, sino el fruto de un esfuerzo conjunto de un grupo de profesionales unidos por la voluntad compartida de cumplir el tercero de nuestros mandamientos, desdoblado en dos. Uno, “mantenernos independientes de cualquier grupo político, económico o de presión”. Y dos, ejercer el oficio “con responsabilidad y rigor informativo, buscando siempre la excelencia”, conscientes de que “el éxito está asociado siempre al trabajo en equipo”.

Veinte años defendiendo el derecho de los ciudadanos a saber la verdad y contándolo todo, especialmente lo que otros callan, nos avalan ante las nuevas fronteras de la información en libertad.

Nos enfrentamos ahora al reto de consolidar la lealtad de nuestros cientos de miles de seguidores mediante el compromiso de la suscripción. Es el momento de verificar el respaldo de quienes durante estos 20 años nos han ayudado a mantenernos veraces, rigurosos, libres e independientes.

Es el momento de verificar el respaldo de quienes durante estos 20 años nos han ayudado a mantenernos independientes.

Nueva época, idénticos principios. Con renovada profesión de fe en los mismos mandamientos que inspiraron a quienes hemos vivido esta maravillosa aventura desde el minuto uno, como socios fundadores, como miembros de la redacción, o como ambas cosas a la vez. Algunos se quedaron en distintas bifurcaciones del camino, pero todos forman parte de esta historia de éxito. Y, después de haberlo conquistado peldaño a peldaño, no seré yo quien le dé una patada a la escalera.

Feliz cumpleaños, mi querido Confi. Veinte años no es nada en la tarea de contribuir a mejorar la vida de los españoles, dignificándola. En la parte que nos toca, ayudando a la opinión pública a formar criterio. No permitamos que ese fuego se extinga.

El milagro continúa. Si echo la mirada atrás, me veo escribiendo en las catacumbas junto a los colegas de la primera hora. Hoy tengo el honor de seguir haciéndolo junto a los mejores, entre quienes han hecho grande El Confidencial. Y entre quienes lo seguirán haciendo dentro de 20 años, los 20 siguientes y así sucesivamente.

El valor de la información Nosotros