LA MERCANTIL, "en proceso de liquidación"

El equipo ciclista de Fernando Alonso tenía su base de operaciones en Malta

Luis García Abad, agente del piloto asturiano, gestiona la maltesa Revolution Holdings Limited, participada al 50% con cataríes. Se creó para sustentar las cuentas de su equipo ciclista

Foto: Alonso charla con el ciclista Peter Sagan, que sonó como uno de los precontratados por su equipo. (Reuters)
Alonso charla con el ciclista Peter Sagan, que sonó como uno de los precontratados por su equipo. (Reuters)

El equipo ciclista de Fernando Alonso es una broma recurrente dentro del pelotón internacional. Cuando avanza la temporada y un corredor aún no tiene contrato para el año siguiente —sobre todo si es español—, es habitual que sus compañeros le acusen irónicamente de haber firmado en secreto por el nuevo equipo de Alonso, según comenta un ciclista profesional a este periódico. "Ya casi ni se menciona, pero ha habido años en los que era la comidilla en todas las carreras: a quién iba a fichar Fernando, la millonada de presupuesto que iba a manejar, que si iba a emplear tecnologías experimentales... De todo se decía. Era como El Dorado del ciclismo, con muchísima expectación alrededor", afirma.

La historia se remonta al verano de 2013, cuando el piloto asturiano hizo público su interés en comprar el equipo ciclista Euskatel, con los que incluso alcanzó un preacuerdo a finales de agosto. Se trataba de una estupenda noticia para el ciclismo español, ya que suponía un relevo de alto nivel para Euskaltel, el segundo equipo más importante del país tras Movistar, perdido en un laberinto financiero del que ya no podía salir. La alegría no duró ni un mes. En septiembre, se rompieron las negociaciones, España perdió su licencia en UCI Pro Tour y seis corredores de Euskaltel tuvieron que jubilarse anticipadamente al no encontrar otro equipo. Entre las causas, indican fuentes conocedoras de la negociación, está que Alonso no habría querido asumir más masa laboral en Euskaltel salvo la de los propios ciclistas.

[Consulte el especial sobre los Paradise Papers]

El asturiano volvería a intentarlo una vez más en 2015, despertando de nuevo el interés de medios y corredores. Y estuvo a un paso de lanzarlo, pero los Paradise Papers revelan ahora que este proyecto con marcado acento español, con nombre en código —FACT (Fernando Alonso Cycling Team)—, tenía su base de operaciones en Malta. La filtración obtenida por el diario alemán 'Süddeutsche Zeitung' y compartida con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y cerca de un centenar de medios de todo el mundo, entre ellos El Confidencial y La Sexta en España, acredita que el mánager de Fernando Alonso, Luis García Abad, constituyó en la isla mediterránea la mercantil Revolution Holdings Limited, una 'joint venture' con el fondo de inversión catarí Novo Holding.

El reparto accionarial de Revolution. La mitad pertenece a Radillón, propiedad de García Abad.
El reparto accionarial de Revolution. La mitad pertenece a Radillón, propiedad de García Abad.

Revolution Holdings se oficializó el 21 de enero de 2015 y su licencia se ha renovado anualmente hasta hoy. García Abad, que además iba a ser director general del equipo, confirma a El Confidencial que en este proyecto no iba a haber nada español, ni la sede ni los patrocinadores. "Se mantuvieron negociaciones tanto con distintas escuadras titulares de licencia federativa UCI Pro Tour, como simultáneamente se exploró la posibilidad de constituir un nuevo equipo ciclista (para lo cual se mantuvieron negociaciones tanto con la propia UCI como con eventuales patrocinadores que pudieran apoyar el proyecto; cierto es que la mayoría sino la totalidad de ellos, compañías no españolas, dado que en nuestro país no encontramos un interés relevante por el proyecto)", explica.

"Nuestro socio no tenía interés en España"

La compañía se conformó al 50% con capital español y catarí. Novo, especializado en deporte y entretenimiento, explicó en el anuncio de la 'joint venture' que buscaba entrar en un deporte que "se ha convertido en el nuevo golf", al ser "el sector de material deportivo que más factura", con un 15% de cuota y más de 50.000 millones anuales. Alonso, por su parte, parecía haber encontrado el socio perfecto para él. "Estoy muy emocionado por esta sociedad. Ahora puedo unir mi pasión por el ciclismo con mi obsesión por la tecnología y el diseño con personas que piensan como yo", afirmaba el asturiano. "¡Hemos visto una ventana de oportunidad y vamos a abrirla de una patada!".

Malta tiene deducciones que permiten tributar por sociedades en torno al 5%

¿Por qué no se eligió España como sede del equipo? "No se utilizó una sociedad española para actuar como cabecera, como nosotros hubiéramos preferido, ya que por un lado los proyectos a desarrollar no estaban inicialmente enfocados a ser realizados en España y por otro la vinculación accionarial de los socios con España solo alcanzaba al 50% del capital, siendo el otro socio un tercero con ningún interés ni vínculo con nuestro país", sostiene García Abad.

Malta no está considerado un paraíso fiscal por España desde 2003, cuando entró en vigor el convenio de doble imposición entre ambos países, pero sí por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). El archipiélago dispone de una serie de ventajas que lo convierten en un destino suculento para las empresas: una legislación fiscal familiar, basada en la británica; las garantías de pertenecer a la Unión Europea, y un sistema de deducciones que permite tributar en torno al 5% por sociedades. Además, las islas no imponen ningún tipo de gravamen sobre el cobro de acciones, intereses o 'royalties'.

Poder legal firmado por Luis García Abad para la firma de documentos del registro de Malta.
Poder legal firmado por Luis García Abad para la firma de documentos del registro de Malta.

No obstante, el equipo ciclista de Fernando Alonso nunca llegó a beneficiarse de ventaja alguna. García Abad ha remitido a este periódico abundante documentación que demuestra que Hacienda estaba al corriente de la existencia y las cuentas de Revolution Holdings Limited, que no llegó a facturar un solo euro.

[Álbum: estos son todos los implicados en los Paradise Papers]

Precisamente, la falta de financiación fue el principal problema de la sociedad maltesa, según explica el mánager del piloto de Fórmula 1. "Las negociaciones con patrocinadores no concluyeron y fue imposible garantizar un presupuesto como el que todos deseábamos para poner en marcha el equipo en la temporada 2016. Este hecho, y determinadas discrepancias que se fueron produciendo con nuestro socio, hizo que se acordara suspender el proyecto (primero temporalmente y luego de forma definitiva). A fecha actual, la sociedad maltesa está inactiva y se ha comenzado el proceso de liquidación".

Sin licencia, pero con Bettini y Sagan

Respecto al primer intento de Fernando Alonso de entrar de lleno en el ciclismo, fuentes cercanas a la operación indican que "el equipo estuvo casi hecho, con muchos corredores y directivos firmados". El perfil de los implicados apuntala la teoría de que FACT iba a ser un combinado internacional de alto nivel. A cargo de la gestión deportiva se encontraba el exciclista Paolo Bettini. Alonso convenció al clasicómano italiano para abandonar su cargo al frente de la selección y dirigir su proyecto en apenas unos días. Fue después del fiasco del Euskaltel. "Pasó todo muy rápido, me acuerdo de las fechas: el 18 de diciembre de 2013 me llamó Alonso, el 23 intercambiamos correos, el 26 recibí la propuesta formal y el 27 llamé al presidente de la federación italiana para decirle que dejaba el equipo. El 7 de enero estaba en Madrid para encontrarme con Alonso y Luis García Abad", relató Bettini a 'La Gazzetta dello Sport'.

Alonso es un apasionado del ciclismo desde la niñez. (Reuters)
Alonso es un apasionado del ciclismo desde la niñez. (Reuters)

Según el que iba a ser jefe de equipo, había 15 corredores precontratados y estaba preparada la estructura en un 70%. Uno de los ciclistas que tenía firmado Alonso, según fuentes deportivas, era Peter Sagan, tricampeón del mundo y uno de los mayores talentos del pelotón, que finalmente decidió irse a Tinkoff al ver que el proyecto maltés no cristalizaba. Estas mismas fuentes consideran que Alonso estaba esperando a que se liberase una licencia Pro Tour tras la fusión de los equipos Cannondale y Tinkoff, que nunca tuvo lugar. Bettini, por su parte, sostiene que la gestación del equipo pilló a Alonso en plena mudanza de Ferrari a McLaren y se quedó sin tiempo para el ciclismo. El italiano salió del proyecto, que quedó en 'stand-by' hasta la llegada del fondo catarí. La constitución de Revolution Holdings Limited en Malta iniciaría el segundo intento ciclista por parte de Fernando Alonso, concluido recientemente con el mismo resultado que el primero.

_

¿Tienes información sobre este u otros casos? Envíanosla de forma anónima a través de buzon.elconfidencial.com o ponte en contacto con nosotros en investigacion@elconfidencial.com.

Paradise Papers

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios