DESVELADa GRACIAS A UNA PREGUNTA DE PODEMOS

Una carta oficial de Cañete vincula a su familia con la red 'offshore' de Deutsche Bank

El comisario y exministro Miguel Arias Cañete detalló en 2016 a Jean-Claude Juncker cómo el banco, epicentro de otro escándalo, "ayudó" a crear una estructura para operar en Suiza

Foto: Miguel Arias Cañete y Jean-Claude Juncker, el pasado agosto. (EFE)
Miguel Arias Cañete y Jean-Claude Juncker, el pasado agosto. (EFE)

El Deutsche Bank, al centro de una macrooperación antiblanqueo en Alemania, ayudó a la familia política del actual comisario europeo Miguel Arias Cañete en la creación de la sociedad 'offshore' con la cual controló una cuenta en Suiza. Como desveló este diario, Micaela Domecq tenía acceso a una cuenta en el país centroeuropeo. Pues bien, es ahora el mismo Cañete quien implica al banco alemán en la constitución de todo el entramado. Lo hace en una carta de 2016 destinada al presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, que no se había hecho pública y en la que afirma que Deutsche Bank "ayudó" en la creación de la empresa junto a Mossack Fonseca. El gabinete de Arias Cañete no ha contestado al correo de este diario pidiendo su versión.

La misiva se pudo desvelar gracias a una petición realizada por el eurodiputado de Podemos Xabier Benito, que considera que "esta situación es incompatible con que siga en el cargo". En octubre de este año, Benito solicitó la documentación que el comisario de Energía y Acción por el Clima remitió a Jean-Claude Junker, presidente de la Comisión, tras la publicación de los papeles de Panamá. En esa investigación periodística, El Confidencial y La Sexta desvelaron que su esposa, Micaela Domecq, estuvo autorizada para gestionar una cuenta bancaria en una filial suiza del banco alemán hasta marzo de 2011. Al año siguiente, regularizó su patrimonio gracias a la aministía fiscal del Gobierno de Mariano Rajoy, con su marido como ministro.

La carta, a la que ha tenido acceso este periódico, tiene fecha del 4 de abril de 2016, el día siguiente a las primeras revelaciones sobre el despacho de abogados panameño. Cañete firma de su puño y letra dos páginas en las que detalla: "La familia de mi mujer me ha confirmado que la filial suiza del Deutsche Bank y la compañía Gestrust SA ayudaron ['helped', en el original en inglés] a crear Rinconada Investments Group SA en 2005, con la colaboración del bufete Mossack Fonseca".

La participación del cuarto banco europeo por valor de activos en la creación de estructuras 'offshore' es lo que ha llevado, en la mañana de este jueves, a que 170 policías alemanes se presentaran en varios centros de la entidad, incluida su sede central en Fráncfort. En la macrooperación, confirmada por el mismo Deutsche Bank, las autoridades alemanas buscan pruebas de su posible participación en una trama de blanqueo de capitales relacionada con los papeles de Panamá. Según las autoridades alemanas, el banco habría podido ayudar a unos 900 clientes a crear compañías en paraísos fiscales para "mover dinero relacionado con actividades delictivas". La estimación de los fiscales del caso es que, a través de estos entramados, se habrían podido blanquear hasta 311 millones de euros utilizando una subsidiaria del banco en Islas Vírgenes Británicas.

Un truco para puentear las normas europeas

El objetivo de la carta del comisario de Energía y Acción por el Clima era convencer a Junker de que él no recaía en ningún conflicto de intereses por el caso de la sociedad de su mujer: "Desde 2011, la compañía ha cesado todo tipo de actividad financiera o comercial (...) por lo cual, desde mucho antes de que yo asumiera el cargo, mi mujer ya no constaba como firma autorizada en alguna cuenta relacionada con Rinconada Investment o con el Deutsche Bank".

La sociedad panameña había sido creada en 2005, año en el que se aprobaba la Directiva Europea del Ahorro, a la que Suiza decidió adherirse un año después. Esta norma implicaba que los bancos del país helvético debían informar de todas las cuentas de sus clientes extranjeros (lo que se conoce como ‘full disclosure’) o practicarles una retención sobre sus ganancias, en función de unos tramos, que podía llegar al 35%.

Benito (Podemos): "Esto es incompatible con que siga en el cargo, esto daña la credibilidad de la UE y es incomprensible que Juncker lo defienda"

Esta medida de transparencia provocó una oleada de pánico entre los altos patrimonios que tenían dinero escondido en Suiza. Pero el Gobierno del país encontró una vía de escape: al negociar su adhesión a la citada directiva, exigió que solo se aplicara a las personas físicas, lo que dejaba a las jurídicas (sociedades) fuera de esta obligación. Es decir, podían crear una sociedad pantalla tras la que ocultar su identidad y así evitaban tener que dar información al fisco.

En la respuesta ante la Comisión, Cañete añade que la cuenta fue cancelada en 2013 —la amnistía fiscal es de finales de 2012— y que, desde 2010, la sociedad ya había cesado cualquier operación. El año siguiente, Domecq deja de ser una firma autorizada. Ese año, Panamá y España firmaban un acuerdo para evitar la doble imposición y el país caribeño dejaba de ser un paraíso fiscal para España. En 2012, tal y como desveló El Confidencial, Domecq se aprovechó de la amnistía fiscal de Cristobal Montoro —luego declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional— para traer a España su patrimonio no declarado en el extranjero. Tras la publciación de los papeles de Panamá, los Domecq intentaron, sin éxito, que Mossack Fonseca desligara a Micaela Domecq de la empresa.

Xabier Benito, el eurodiputado de Podemos que logró la carta con su insistencia, se mostró crítico con Cañete: "Es cada vez más evidente que las excusas de Cañete son falsas, que se intenta salir por el intersticio". Benito critica además que hay una confusión de fechas sobre la actividad de la sociedad con la cuenta en Suiza que ha dado Cañete: "Con la repercusión que tuvieron los papeles de Panamá, no se puede entender que un cargo tan importante como un comisario dé dos fechas diferentes sobre las cuentas de su esposa en respuestas oficiales y por escrito". Y concluye: "Esta situación es incompatible con que siga en el cargo, esto daña la credibilidad de la UE y es incomprensible que Juncker, lejos de pedirle responsabilidades, lo defienda".

Papeles Panamá

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios