Papeles de Panamá: Offshore, Lista Falciani, Andorra y Panamá, el lazo que une toda la evasión fiscal. Noticias de Papeles Panamá
LOS PAPELES DE PANAMÁ

Offshore, Lista Falciani, Andorra y Panamá, el lazo que une toda la evasión fiscal

Panamá es el nexo que enlaza los diferentes casos de evasión fiscal que se han conocido en los últimos años, debido a su especialización, su secretismo y sólido sistema financiero

Foto:

Suiza, Andorra, Francia, España. Pero al final, siempre Panamá. Los documentos internos de Mossack Fonseca, 'Los Papeles de Panamá', no son, sin embargo, el primer caso en el que el país caribeño está al centro de un caso relacionado con la evasión fiscal . En 2013, El Confidencial  participó en la publicación de 'OffshoreLeaks', en colaboración entre el ICIJ, Le Monde y otros medios internacionales. Se trataba de información de más de 100.000 sociedades o trusts domiciliados en lugares como Islas Vírgenes Británicas, Caimán, Cook o Singapur. Más allá de los nombres propios, ese caso puso en evidencia la implicación de grandes bancos europeos, como BNP Paribas o Crédit Agricole en Francia en la evasión de algunos de sus clientes. Eran intermediarios necesarios.

[Especial 'Los Papeles de Panamá': Destapamos a Mossack Fonseca, la gran trama de las sociedades 'offshore']

En 'Los Papeles de Panamá' a los que ha tenido acceso El Confidencial en colaboración con La Sexta vuelve este patrón. Santander, Sabadell o BBVA vendieron compañías opacas a sus clientes durante años. En total, los documentos revelan que 500 bancos de todo el mundo ayudaron a constituir unas 15.000 sociedades. Entre ellos, el HSBC, la entidad bancaria en el centro de otra filtración masiva de datos. En la sede de Ginebra del banco inglés trabajaba Hervé Falciani, informático franco-italiano que sustrajo la información de las cuentas bancarias de 100.000 clientes y 20.000 sociedades offshore. A partir de su colaboración con las agencias tributarias europeas se realizó una regularización fiscal que afectó a nada menos que la mayor familia de banqueros españoles, los Botín, entre otros. Y Los Papeles de Panamá aportan un dato nuevo: HSBC ha registrado 3.200 las sociedades en el país caribeño.

El banco HSBC. (Reuters)
El banco HSBC. (Reuters)

Los datos de la lista Falciani pusieron de manifiesto también lo cercana que está Suiza a España. Al menos 3.000 clientes españoles escondían 1.800 millones de euros en el banco helvético. Pero La lista, desvelada en exclusiva por El Confidencial en colaboración con el ICIJ y Le Monde, no contenía solo nombre propios. Abundaban las compañías creadas en Panamá, muchas de ellas a través de Mossack Fonseca.

Siempre se repite el mismo patrón

Tanto en esa lista como en los documentos internos del despacho de abogados aparece, entre otros, Golden Chain Properties, sociedad investigada por la Audiencia Nacional en el sumario del caso Gurtel. Francisco Correa la utilizó para ocultar parte del dinero que recibía por intermediar en adjudicaciones públicas. Para hacerlo, abrió una cuenta en el HSBC a nombre de esa sociedad, creada en Panamá en el año 2005. Ese mismo año se registraba en ese país también Telpy Associates Incorporated, compañía que contaba con una cuenta bancaria en Suiza y que también ha estado bajo los focos de los investigadores españoles.

La coincidencia de fechas no es casual. Vuelve a repetirse en el caso de Rinconada Investment Group SA, la sociedad con la que la familia Domecq gestionó sus cuentas bancarias en una oficina suiza del Deutsche Bank. O con Diego Forlán, que creó una sociedad para gestionar dinero en Suiza en marzo 2006. Y en decenas de casos más.

Panamá garantizaba que los nombres de los titulares permanecerían en secreto. Incluso podían tener acciones al portador para incrementar su seguridad

Este patrón se explica por la Directiva europea del Ahorro, en vigor desde 2005 en los países de la UE, y a la que se adhirió Suiza en 2006. A partir de entonces, los bancos del país helvético debían informar de todas las cuentas de sus clientes extranjeros o bien practicarles una retención sobre sus ganancias que podía llegar al 35%. Varias conversaciones de clientes de Mossack Fonseca con el despacho subrayan el pánico que esto generó entre quienes tenían dinero oculto en Suiza, pero había una vía de escape: Suiza consiguió que se dejaran fuera de esta obligación las personas jurídicas, es decir las empresas y sociedades. Por tanto, bastaba con poner una sociedad pantalla intermedia para ocultar al verdadero titular. Lo mismo ocurría en otros países destino tradicional del dinero negro, como Andorra o Mónaco.

¿Por qué no abrirlas en España? Las sociedades podían abrirse en cualquier sitio, pero Panamá garantizaba que los nombres de los titulares permanecerían en secreto. Incluso las sociedades podían tener acciones al portador para incrementar su seguridad. El siguiente gráfico pone de manifiesto que no se trataba de casos aislados. La creación de sociedades en Mossack Fonseca aumentó de forma repentina justamente entre 2004 y 2005. Con 13.287 sociedades, 2005 fue el año en el que más compañías se crearon en el despacho panameño.

 

Panamá, siempre Panamá

El despacho, cabe recordar, registraba sociedades en cualquier jurisdicción del mudo, en una constante búsqueda de más secretismo. De hecho, el 52% de las sociedades identificadas en los datos internos del despacho se registraron en Islas Vírgenes Británicas. Pero siempre, en los casos citados, se pasa por contactar con despachos como Mossack Fonseca y, por ende, por Panamá,

¿Por qué siempre Panamá? ¿Cuál es el atractivo de este país? En primer lugar, que tiene más solidez que otras jurisdicciones opacas como Niue o Islas Vírgenes: “Es un país grande e independiente con una economía fuerte, no es el típico microestado”, explica a este diario Eduardo Amo, CEO de Dato Capital y experto en paraísos fiscales. “Además, tiene un sistema bancario robusto, con bancos nativos que no hay en los otros 'paraísos'. Y cuentan con un secreto bancario parecido al que tenía Suiza”, añade.

Para España, Panamá no es un paraíso fiscal desde el año 2011. Sin embargo, como ha ocurrido con el caso del ático de González y como ha admitido el mismo Ministerio de Hacienda, el intercambio de información entre los dos países está lejos de ser fluido. El Gobierno francés, que había tomado la misma decisión sobre la situación de Panamá, ha barajado esta semana la posibilidad de volver a introducir el país en su listado de jurisdicciones 'no cooperativas'. Una vez más, el papel clave de Panamá en el mundo 'offshore' ha quedado patente ante la mirada de las autoridades europeas. 

Papeles Panamá

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios