Es noticia
Menú
Las empresas energéticas facturaron en diciembre un 70% más que antes de la pandemia
  1. Economía
Empresas de electricidad y gas

Las empresas energéticas facturaron en diciembre un 70% más que antes de la pandemia

La subida del recibo de la luz se refleja en la facturación de las empresas energéticas. Si se compara con diciembre de 2018, el incremento es del 53%

Foto: Vista de una torreta de alta tensión en El Berrón, Asturias. (EFE/Eloy Alonso)
Vista de una torreta de alta tensión en El Berrón, Asturias. (EFE/Eloy Alonso)

La rápida subida del precio de la electricidad en el último año se refleja en diversos indicadores, aunque la realidad es que ninguno de los publicados hasta la fecha muestra el comportamiento fidedigno del precio del recibo para los hogares. El motivo es que una parte de las familias está acogida al mercado libre y tiene contratos de tarifas planas, mientras que otra tiene el precio variable en función de la evolución del mercado mayorista. El INE solo tiene en cuenta esta segunda parte del mercado en los cálculos del IPC, de modo que los precios no reflejan la realidad del recibo para las familias.

Una de las vías alternativas para analizar el encarecimiento es a través de la facturación de las empresas energéticas, información que tiene la Agencia Tributaria a través de las declaraciones del IVA. Los registros del Suministro Inmediato de Información (SII) permiten hacer un seguimiento casi en tiempo real de la evolución de la facturación de las empresas medianas y grandes que tributan con este sistema.

Foto: Un hombre con mascarilla junto a un tiovivo en Toledo. (EFE/Ángeles Visdómine)

Si bien es cierto que no está recogido todo el mercado en este indicador (quedan fuera las empresas pequeñas), en el caso de las empresas de energía (electricidad y gas) la mayor parte del mercado está copado por grandes compañías que tributan en el SII. En concreto, este indicador recoge el 75% de las ventas del sector.

Los ingresos de las empresas energéticas del mes de diciembre (hasta el día 28, último dato disponible) se dispararon un 70% respecto al año 2019. Es importante tener en cuenta que se incluye aquí la facturación de las empresas gasistas, cuyo recibo está intervenido por el Gobierno, que limitó la subida el pasado mes de septiembre al 5%. Esto significa que las empresas del gas moderan la subida media de la facturación del sector, lo que indica que los ingresos de las eléctricas habrán crecido claramente por encima de ese 70%.

Eso no significa que todo este incremento de la facturación se haya ido a beneficios, ya que la subida de los costes de producción también ha afectado a las energéticas, en especial el gas y los derechos de emisión de CO₂. La mejora de su beneficio no se conocerá hasta que no cierren sus resultados anuales.

Este crecimiento de la facturación no se debe a que haya aumentado el consumo. De hecho, la escalada de los precios ha llevado a muchos hogares y empresas a minimizar el gasto con más eficiencia y evitando gastos innecesarios. Además, la actividad económica está todavía por debajo de la existente en 2019, de modo que el consumo de energía también es inferior. Toda la subida de la facturación, e incluso algo más, se debe a la subida de los precios.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prometió en septiembre que conseguiría que el precio medio del recibo que pagarían los hogares en 2021 sería el mismo que el de 2018 descontada la inflación. Los datos de facturación dicen que esta promesa no se ha cumplido. La facturación de las empresas energéticas en diciembre fue un 53% superior a la del año 2018, y si se tiene en cuenta el año completo, el incremento fue del 21%.

Foto: Una mujer camina frente a una charcutería en Madrid. (Chema Moya/EFE)

Es cierto que la promesa del Gobierno descontaba la inflación, que en este periodo ha sido de casi el 3,5% (media anual de 2021 respecto a 2018), pero esta cifra no compensa el incremento de la facturación del 21%. También la rebaja de impuestos ayudó a contener la subida de la factura final en la última mitad del año, lo que moderaría aún más este incremento. Pero hay un factor que lo incrementa: la facturación de las empresas de gas estuvo limitada por el tope de subida establecida por el Gobierno.

En resumen, los datos de facturación muestran que el Gobierno incumplió su promesa del precio del recibo. La fuerte subida experimentada por el megavatio desde que Sánchez anunció su promesa lo hizo imposible.

La rápida subida del precio de la electricidad en el último año se refleja en diversos indicadores, aunque la realidad es que ninguno de los publicados hasta la fecha muestra el comportamiento fidedigno del precio del recibo para los hogares. El motivo es que una parte de las familias está acogida al mercado libre y tiene contratos de tarifas planas, mientras que otra tiene el precio variable en función de la evolución del mercado mayorista. El INE solo tiene en cuenta esta segunda parte del mercado en los cálculos del IPC, de modo que los precios no reflejan la realidad del recibo para las familias.

Inflación Empresas IPC IVA Pandemia
El redactor recomienda