Es noticia
Los sindicatos piden una subida aún mayor de las cotizaciones para pagar las pensiones
  1. Economía
Presionan al Gobierno

Los sindicatos piden una subida aún mayor de las cotizaciones para pagar las pensiones

CCOO y UGT presionan a Escrivá para que el mecanismo de equidad intergeneracional aumente de forma considerable los ingresos por cuotas durante los próximos 10 años

Foto: Los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez. (EFE/Pool/Emilio Naranjo)
Los secretarios generales de CCOO y UGT, Unai Sordo y Pepe Álvarez. (EFE/Pool/Emilio Naranjo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La cuenta atrás para el futuro mecanismo de equidad intergeneracional de las pensiones ha comenzado esta semana. El Gobierno tiene, desde este martes, siete días para cerrar con los agentes sociales cómo será esta nueva herramienta que sustituye al factor de sostenibilidad. Ese es el plazo que se ha dado para acordar su diseño con sindicatos y patronal e introducirlo como enmienda en la ley de reforma de las pensiones que se está tramitando en el Congreso. Los plazos son muy apurados y es probable que se incumplan. Sobre todo por el choque entre sindicatos y patronal por las cotizaciones a la Seguridad Social.

El ministro de la Seguridad Social ha diseñado este mecanismo de solidaridad intergeneracional como una cotización social extraordinaria que pagarán todos los trabajadores y empresas durante los próximos 10 años para así recuperar una parte de la ‘hucha de las pensiones’ con que pagar las prestaciones de la generación del ‘baby boom’. Pero mientras la CEOE es reticente a una nueva subida de las cotizaciones, los sindicatos están presionando al Gobierno para que la subida sea mayor a la propuesta por Escrivá.

Foto: El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE)

Para los sindicatos, cualquier medida destinada a garantizar la sostenibilidad de la Seguridad Social tiene que ir dirigida a elevar los ingresos del sistema. Preferiblemente, cargando los nuevos recursos sobre las cuotas empresariales. La última propuesta del ministerio, que plantea crear una cotización extraordinaria de 0,6 puntos durante los próximos 10 años, es vista como insuficiente por los sindicatos.

Si bien han aplaudido que Escrivá opte por elevar los ingresos del sistema, consideran que la aproximación es insuficiente y que debería centrarse en las cuotas empresariales. La propuesta del ministerio plantea que las empresas absorban dos tercios de las nuevas cotizaciones sociales, y los trabajadores, el tercio restante, que se detraería directamente de sus nóminas.

Esto supondría un aumento de la presión fiscal sobre el trabajo, que es lo que piden ahora los sindicatos para blindar las pensiones de la generación del ‘baby boom’. Sin embargo, para la patronal, esta medida supondría un freno para el empleo que afectaría especialmente a los más jóvenes, que son los que lo tienen más difícil para entrar y asentarse en el mercado laboral.

En España, las cotizaciones sociales a cargo de las empresas son las cuartas más altas de toda la eurozona. En total, la Seguridad Social recauda el equivalente al 9% del PIB, frente al 7,8% de la eurozona y el 7,3% de la UE. Solo hay tres países que recauden más con las cuotas del empleador: Estonia, Francia y Eslovaquia.

Por el contrario, las cuotas sobre los empleados son las terceras más bajas de la eurozona. Los ingresos con esta figura no alcanzan el 2% del PIB y son menos de la mitad que los del conjunto de Europa. Este desequilibrio entre cotizaciones sobre las empresas y sobre los trabajadores está en el centro del argumentario de la patronal para evitar una subida de las cuotas.

Foto: Manifestación de pensionistas en Bilbao. (EFE)

Una posible vía alternativa, la de la minoración de las pensiones para la generación del ‘baby boom’, es un camino que el ministerio no quiere recorrer. En primer lugar, porque dentro del Ejecutivo generará un fuerte rechazo. Y también porque se encontrará con la oposición frontal de los sindicatos. Por ese motivo, ha introducido esta opción como una ‘válvula de escape’ a largo plazo en el caso de que el déficit se dispare. En cualquier caso, no se aplicaría antes del año 2033.

Para CCOO y UGT, una cuota extraordinaria de 0,6 puntos porcentuales es “insuficiente”, explican fuentes sindicales, y presionarán al ministerio para que proponga una subida más ambiciosa. "La propuesta del Gobierno debe ser mejorada en términos de suficiencia", señalaron el lunes en una nota conjunta CCOO y UGT tras la reunión en el ministerio. El planteamiento actual de la Seguridad Social permitiría generar unos ingresos de en torno a 25.000 millones de euros a lo largo de los 10 años. Esta cifra es en torno a un tercio de la hucha de las pensiones que llegó a construirse durante los años de la burbuja.

Las negociaciones serán intensas durante los próximos días, porque las posiciones de sindicatos y patronal están muy alejadas. El ministerio ha descartado su idea inicial de minorar las pensiones de las cohortes más numerosas y ha optado por la vía exigida por los sindicatos: elevar los ingresos. Sin embargo, ahora tiene que decidir si acepta sus peticiones y endurece más las cotizaciones respecto a sus dos propuestas iniciales. Y está por ver cómo impactará sobre el empleo este incremento de la presión fiscal.

La cuenta atrás para el futuro mecanismo de equidad intergeneracional de las pensiones ha comenzado esta semana. El Gobierno tiene, desde este martes, siete días para cerrar con los agentes sociales cómo será esta nueva herramienta que sustituye al factor de sostenibilidad. Ese es el plazo que se ha dado para acordar su diseño con sindicatos y patronal e introducirlo como enmienda en la ley de reforma de las pensiones que se está tramitando en el Congreso. Los plazos son muy apurados y es probable que se incumplan. Sobre todo por el choque entre sindicatos y patronal por las cotizaciones a la Seguridad Social.

PIB UGT CCOO
El redactor recomienda