La industria crece al mayor ritmo en 23 años, pero preocupan los suministros
  1. Economía
EL PMI MANUFACTURERO SIGUE AL ALZA

La industria crece al mayor ritmo en 23 años, pero preocupan los suministros

La economía se recupera, en particular la industria, pero preocupan los aprovisionamientos. Esto es lo que refleja el PMI de julio, que crece al mayor ritmo desde el año 1998

Foto: Botadura de un submarino en Navantia. (EFE)
Botadura de un submarino en Navantia. (EFE)

La economía española, tras el derrumbe de 2020 (-10,8%), prosigue con pie firme en el camino de la recuperación. Y lo hace a una velocidad de vértigo. Habría que mirar a 1998 para encontrar un crecimiento tan rápido en los nuevos pedidos manufactureros, tal y como refleja el índice de PMI, que muestra las expectativas de los gestores de compra. La parte negativa es que las dificultades en las cadenas de suministro siguieron siendo graves, sostiene Markit, “provocando aumentos aún mayores en los costes de los insumos y los precios de venta”.

El Índice PMI del sector manufacturero, en concreto, aumentó de 59 puntos registrados en julio a 59,5 en agosto. El dato significa que la mejora suma ya siete meses consecutivos. El fortalecimiento de las condiciones empresariales fue uno de los más marcados desde que se inició el estudio, en febrero de 1998, recuerda Markit. En su opinión, el aumento de la producción reflejó un crecimiento continuo de los nuevos pedidos. Es más. Se ha observado un panorama similar con respecto a los nuevos pedidos para exportaciones, que aumentaron fuertemente, pero en menor medida que en julio. En ambos casos, las empresas encuestadas han vinculado estos incrementos a una mejora en la demanda del consumidor.

Las empresas, de igual modo, también intensificaron su actividad de compras en respuesta a unas mayores necesidades de producción. De hecho, el ritmo de expansión de la compra de insumos fue el tercero más rápido registrado, solo detrás de los observados en los dos primeros meses de recopilación de datos, a principios de 1998. No obstante, los esfuerzos por obtener insumos se vieron obstaculizados por los persistentes problemas en la cadena de suministro, concluye.

Los plazos de entrega de los proveedores continuaron prolongándose a un ritmo considerable y sin precedentes desde antes de la pandemia de la covid-19. El desajuste entre la oferta y la demanda de materias primas provocó un fuerte aumento de los costes de los insumos. La tasa de inflación aumentó desde la observada en julio y fue solo un poco más reducida que la máxima observada en la encuesta de junio. A su vez, las empresas aumentaron rápidamente el precio de sus tarifas, aunque al ritmo más lento desde abril pasado.

Cadena de suministros

El informe destaca que la dificultad para obtener materias primas hizo que algunos fabricantes hayan optado por protegerse mediante el acopio de stocks de insumos. Esto se refleja en que los stocks de compras aumentaron por tercer mes consecutivo, pero la tasa de acumulación fue solo marginal, ya que los problemas en la cadena de suministro a menudo obstaculizaron los intentos de obtener insumos.

La preocupación por la obtención de materiales, de hecho, ha significado una caída de la confianza en agosto, y el sentimiento cayó hasta su mínima de nueve meses. Sin embargo, en conjunto, las empresas se mantuvieron muy optimistas de que la producción aumentará durante los próximos doce meses, y este sentimiento positivo se debió a la esperanza de que la situación de la pandemia mejore tanto en el país como en el extranjero.

PMI manufacturero Industria Venta Exportaciones Pandemia Inflación
El redactor recomienda