Ribera estudia un modelo para estabilizar el recibo de la luz pero renuncia a dar la batalla en Europa
  1. Economía
JARRO DE AGUA FRÍA A PODEMOS

Ribera estudia un modelo para estabilizar el recibo de la luz pero renuncia a dar la batalla en Europa

"Jamás impulsaremos medidas contrarias al derecho comunitario", afirma, en referencia a los precios máximos que pide UP. Sin embargo, se abre a estudiar un sistema de indicadores para que la tarifa regulada no dependa de la volatilidad del mercado

Foto: Teresa Ribera conversa con el vicepresidente primero de la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico del Congreso, Daniel Viondi. (EFE)
Teresa Ribera conversa con el vicepresidente primero de la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico del Congreso, Daniel Viondi. (EFE)

En agosto, el periodo de sesiones está detenido, pero el mundo sigue. La 'rentrée' la marcan los temas del verano y, como el presidente del Barcelona, Joan Laporta, no puede dar la cara en el Congreso para explicar el fichaje de Lionel Messi por el PSG, el turno es para los titulares de Exteriores, José Manuel Albares, y de Transición Ecológica, Teresa Ribera. Pocas cosas preocupan tanto en el mundo como la situación en Afganistán, aunque los españoles están más preocupados por la subida de la luz. Les va al bolsillo y —'spoiler'— les seguirá yendo durante unos cuantos meses.

Así lo ha reiterado Ribera en una comparecencia a petición propia ante la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico, que era más bien obligada: pese a que el curso parlamentario aún no ha comenzado oficialmente, todos los grupos habían exigido a la Diputación Permanente que la ministra diese la cara en pleno mes de agosto. La subida del precio de la luz, que batirá este martes un nuevo récord histórico al alcanzar los 130,53 euros el megavatio hora (MWh) en el mercado mayorista, ha alimentado la polémica política este verano y amenaza con erosionar la relación entre el PSOE y Unidas Podemos y las propias bases electorales del Ejecutivo.

Foto: Foto: iStock.

No hay soluciones fáciles, y la ministra tampoco está dispuesta a tomarlas. Las bases del sistema, marcadas desde Bruselas, se mantendrán, al menos a corto plazo: el Gobierno no establecerá los precios, que responden a la ley de la oferta y la demanda; tampoco fijará máximos, como pidió Unidas Podemos para la energía nuclear; el sistema que se aplicará seguirá siendo el marginalista, por el cual se remunera a las empresas por el precio de la fuente de energía más cara, aunque este sea muy superior al coste de producción; y no se discriminarán energías en el establecimiento del 'mix' eléctrico. En plata: el Gobierno renuncia a dar la batalla en Europa, entre las críticas de Unidas Podemos, la oposición y las asociaciones de consumidores, como Facua.

"Hay límites que no se pueden traspasar. Este es un Gobierno leal, que jamás impulsará medidas de antemano contrarias al derecho comunitario. Es lo peor que se puede hacer", ha lanzado la vicepresidenta tercera, ante de recordar que este tipo de actuaciones solo conduce a una pérdida de confianza de los inversores y a posibles multas. El mensaje, más que a la oposición, estaba dirigido a Unidas Podemos, que aboga por una transformación radical del sistema de negociación de los precios e incluso defiende nacionalizar las centrales de energía hidráulica. En los últimos días, varias agencias de 'rating' ya rebajaron la calificación de las eléctricas españolas ante la incertidumbre regulatoria.

Foto: Foto: EFE.

Aunque no irá a la raíz del sistema, Ribera ya baraja otras alternativas. Las medidas adoptadas hasta ahora por el Ejecutivo para evitar que el precio de la energía acabe disparando la factura de la luz, como la bajada del IVA del 21% al 10% hasta fin de año o la suspensión del impuesto del 7% a la generación eléctrica, se antojan insuficientes. Y las asociaciones de consumidores ya han puesto sobre la mesa nuevas soluciones. Una de ellas es la posibilidad de sustituir los precios mayoristas por otros indicadores de referencia, para evitar que la volatilidad de la luz desestabilice el recibo. En su comparecencia, la ministra ha afirmado que estudiará esta opción, aunque ha recordado que medir los tiempos es fundamental para evitar que acabe volviéndose en contra de los intereses de los consumidores, a los que ha prometido poner en el centro.

Ribera dice que hay "margen" para mejorar los mecanismos que determinan el precio de la luz

Los españoles acogidos a la tarifa regulada —la única afectada directamente por la negociación el mercado mayorista, que apenas representa el 12% del consumo total— pagarán en agosto el recibo más caro de la historia: una media de 91,62 euros, según denuncia Facua. La mayoría de esos clientes son personas con un nivel de renta escaso, a quienes la titular de Transición Ecológica ha recordado que la tarifa regulada sigue siendo un 20% más económica que la del mercado libre. Además, ha apoyado la creación de una comisión parlamentaria para estudiar las causas de la subida de la luz, como pidieron la semana pasada Compromís, Más País y Nueva Canarias.

"No han mostrado ninguna empatía social, y la empatía cotiza en bolsa", dice sobre las eléctricas que vaciaron embalses para aumentar beneficios

En el punto de mira de todos están las centrales hidroeléctricas. Y en ese punto Ribera no se ha arrugado. La ministra ha recordado que esta fuente de energía, pese a ser una de las más baratas, ha fijado el precio de la luz en el 65% de las ocasiones durante junio, el 64% en julio y el 59% en agosto, con prácticas como el vaciado de los embalses para obtener más beneficios. "No han mostrado ninguna empatía social, y la empatía cotiza en bolsa. Muchas de estas compañías tienen entre sus accionistas a fondos de inversión que responden por los principios ambiental, social y de gobernanza", ha advertido Ribera, quien no ha puesto en duda la legalidad de las actuaciones. La vicepresidenta ha prometido mano dura en la aplicación del artículo 55 de la Ley de Aguas, que permite a las cuencas hidrográficas regular el caudal de los ríos para evitar prácticas contrarias al medioambiente. De momento, el Gobierno ha abierto un expediente informativo a Iberdrola por el vaciado de la central zamorana de Ricobayo.

Pese a los problemas endémicos, los sucesivos récords de España, en pleno pico de demanda por las olas de calor, no son una excepción en Europa: Francia, Italia, Alemania o el Reino Unido también navegan en precios máximos, motivados, principalmente, por el encarecimiento del gas y de los derechos de emisión de CO₂. Los datos avalan el mensaje de la ministra, pero los ciudadanos están inquietos y Unidas Podemos presiona con una ocurrencia tras otra. Los globos sonda no han sido desmentidos tajantemente por el grupo mayoritario del Ejecutivo, pero los ministros más ortodoxos, como la titular de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ya han mostrado su escepticismo ante estas medidas. Pese a su mayor condescendencia, la comparecencia de este lunes demuestra que Ribera tampoco está muy dispuesta a reivindicarlas.

Economía Teresa Ribera Factura de la luz Luz Congreso de los Diputados Energía
El redactor recomienda