¿Por qué la CNMC no revela qué comercializadoras inflaron el precio de la luz?
  1. Economía
SUBIDA EN LOS COMPONENTES NO REGULADOS

¿Por qué la CNMC no revela qué comercializadoras inflaron el precio de la luz?

Tal y como informa el regulador, un número todavía inconcreto de las comercializadoras eléctricas ha aumentado o bien el coste del consumo eléctrico o bien el de la energía y el de la potencia contratada

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Este miércoles, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) publicaba un informe en el que analizaba cómo las 25 principales comercializadoras eléctricas habían adaptado sus contratos a raíz de los nuevos peajes eléctricos y las nuevas tarifas que entraron en vigor el pasado 1 de junio. Del seguimiento del regulador se constataba que algunas comercializadoras habían incluido incrementos adicionales en las facturas de los consumidores, precisamente, en el día en el que se anunciaba que este jueves los consumidores pagaron la luz más cara de la historia.

Pero ¿qué comercializadoras? O ¿cuántas de estas 25 han aprovechado este nuevo contexto para subir el precio de los componentes no regulados y engordar la nueva factura hasta un 30% más? Tal y como informa la CNMC, un número todavía inconcreto de las comercializadoras eléctricas ha aumentado o bien el término de energía facturado (el coste del consumo que haces) o bien el de la energía y el de la potencia (el correspondiente a la facturación por potencia contratada).

Foto: Medidores de consumo eléctrico para ahorrar energía. (Anthony Indraus para Unsplash)

Según traslada la CNMC a El Confidencial, “el nombre de las comercializadoras no se puede publicar sin iniciar antes el debido procedimiento de actuaciones”, el cual, de momento, no están en condiciones de iniciarlo. Antes, deberá concluir el análisis sobre otras 18 comercializadoras de electricidad, que se ha iniciado tras detectar las anomalías del primer grupo.

Serán por tanto 43 las comercializadoras eléctricas supervisadas. Una vez reunidos todos los datos —que se esperan "en las próximas semanas"—, se actualizará la actuación de todas ellas.

Cuando concluyan estas segundas pesquisas, la CNMC deberá tomar la decisión de si abre o no un expediente sancionador. Pero, incluso en ese caso, podría decidir mantener los nombres en el anonimato. La revelación de las identidades de las comercializadoras aún sería algo opcional en esa fase. El regulador aclara que se está siguiendo el procedimiento habitual en este tipo de casos: supervisar, concluir el informe —del que solo se ha publicado una primera parte— y, después, comunicar con más detalle cuántas o cuáles son las comercializadoras en caso de que lo estimen pertinente.

Desde la CNMC aseguran tener las manos atadas, pero también que están a disposición de estas organizaciones para compartir los análisis

Esta opacidad ha provocado críticas al organismo, especialmente de asociaciones de consumidores. En FACUA, por ejemplo, se han mostrado "sorprendidos" por el hecho de que no se hayan dado esos nombres y ya han emprendido su propia investigación para averiguar, con la ayuda de los propios consumidores y sus facturas eléctricas, de qué comercializadoras puede tratarse. Por su parte, desde la CNMC aseguran tener las manos atadas, pero también que están a disposición de estas organizaciones para compartir los análisis que están haciendo.

Lo que el informe de la CNMC revela es que se ha indicado incorrectamente que la actualización de los nuevos precios se ha realizado para incluir la variación de los componentes regulados (peajes y cargos), cuando también algunas han recogido incrementos de componentes no regulados como el margen de comercialización fijo o el coste de la energía.

La luz alcanza su precio máximo

Sobre si son legales o no estos incrementos de hasta un 30% en el término de la energía, desde el regulador subrayan, en conversación con este periódico, que “la Ley 24/2013 permite que se modifiquen las condiciones siempre que esté previsto en el contrato y siempre que se informe de forma transparente al consumidor y se le permite rescindir el contrato sin coste alguno”.

El problema surge de aquellas empresas que han incorporado esos aumentos adicionales a los derivados de la modificación de los peajes sin informar "de forma transparente" al consumidor, o sin estar prevista esa modificación en su contrato. En caso contrario, como recalcan desde la CNMC, estos incrementos serían “acordes a la normativa”.

Foto: Foto: Reuters.

Pero, como ya detectaba el regulador el miércoles, algunas eléctricas solo han informado puntualmente al consumidor de esta cuestión. A esto cabe añadir el hecho de que comprender la factura de la luz es complicado: solo el 11% de los consumidores la entiende por completo, según datos de la OCU. Por eso, la transparencia y claridad en los cambios de facturación son esenciales para que el consumidor sepa cuánto y qué está pagando exactamente.

Desde esta otra asociación, ya advertían desde la entrada en vigor de las nuevas tarifas eléctricas de que estas "habían aumentado un 27%", así como "de las irregularidades que ahora pone de relieve la CNMC", como explicaba su portavoz Enrique García en Radio 5.

“Si ha habido una infracción, un incumplimiento contractual porque se están aplicando unos precios superiores a los que vienen en el contrato, el consumidor va a tener las acciones que resulten pertinentes para solicitar la restitución de esas cantidades”, explica Alejandro García, portavoz de FACUA. Por tanto, el cliente tiene derecho a reclamar la compensación de los costes adicionales incurridos desde el 1 de junio si no se ha informado correctamente de ello, o su contrato no lo contempla así.

CNMC Facturas OCU Facua
El redactor recomienda