Temor en las comercializadoras de luz: si no bajan los precios, habrá quiebras
  1. Empresas
Tendrán que soportar la bajada del IVA

Temor en las comercializadoras de luz: si no bajan los precios, habrá quiebras

Los precios marcan los futuros para el próximo otoño. Fuentes del sector señalan que habrá empresas que no podrán aguantar la tensión financiera actual

placeholder Foto: (Pixabay)
(Pixabay)

La fuerte y repentina subida de la luz tiene consecuencias más allá del castigo al bolsillo de los usuarios. Muchas comercializadoras de luz, empresas que compran la energía eléctrica en el mercado mayorista para venderla a los consumidores finales, se enfrentan, en muchos casos, a un panorama más que complicado.

Fuentes del sector se temen lo peor ante el actual nivel de precios, históricamente alto. Pero lo que más les preocupa es que los futuros prevén que el elevado precio se mantendrá hasta al menos el último trimestre del año. Dichas previsiones reflejan que el MWh seguirá en una media de 100 euros, cifra récord y completamente inusual.

La escalada de precios en tan corto plazo de tiempo no se preveía y ha cogido con el pie cambiado a muchos operadores. Y no se prevé solución a corto plazo, actores como la CNMC o la propia vicepresidenta Cuarta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, también estimaban esta misma semana que se mantengan los elevados precios durante meses.

Foto: La ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera y  la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)

El negocio de las comercializadoras es muy intensivo en capital. Necesitan tener una operativa financiera muy saneada para evitar problemas. Ahora la complicación es para aquellos que llegan con una gran parte de la energía que ya han comprometido con sus clientes a un determinado precio sin haber cerrado el suministro en el mercado mayorista.

Al igual que sucedió en 2018, cuando las condiciones no eran tan extremas como en la actualidad, muchas empresas romperán los contratos más onerosos. "Pero en el peor de los casos puede haber quiebras", aseguran desde una comercializadora.

El precedente de 2018, cuando subió con fuerza la luz en el mercado mayorista, ya produjo estos efectos. Incluso grandes firmas como Naturgy decidieron acogerse a las cláusulas de salida y dejar de suministrar a varios clientes de gran tamaño. En ese momento ya hubo empresas que entraron en quiebra. No solo en España. Iberdrola aumentó su base de clientes en Reino Unido tras quedarse con los clientes de varias comercializadoras quebradas.

Foto:  Momento de la junta general de accionistas de Naturgy (ex Gas Natural Fenosa). (EFE)

La insolvencia de firmas independientes de luz restringe la competencia y por otro lado refuerza a los operadores incumbentes, que ya copan el 90% del mercado. Pero incluso para estas, la situación puede ser perjudicial.

Históricamente, Endesa, primera comercializadora eléctrica de España, tiene más clientes que capacidad de generación, por lo que tiene que comprar lo que no produce en el mercado. A la luz del contexto actual, se espera que sus resultados se vean penalizados en el primer semestre de 2021 y que continúe sufriendo en la segunda mitad del año.

Desde el lado de los consumidores de tamaño medio o grande, destacan que la actual situación de precios es complicada a la hora de renovar los contratos y las eléctricas, a diferencia de lo que suele ser habitual, les están ofreciendo tarifas planas por varios años, cuando lo normal es negocia año a año.

Tendrán que soportar la bajada del IVA

Por si todo esto fuera poco, las compañías van a contar con un lastre adicional, lo que castiga en gran medida a aquellas firmas con menos recursos. La reciente bajada del IVA a los usuarios de luz del 21% al 10% no se traslada a los pagos que a su vez tienen que hacer las comercializadoras. Esto significa que, mientras las compañías recibirán un 10% de IVA, ellas tendrán que pagar a sus proveedores —compra de energía, pago a la distribuidora por el acceso a la red, etc.— al 21%.

Al no ser un consumidor final, pueden deducirse este gasto, pero tienen que soportar ese pago durante meses, lo que a la postre implica que las comercializadoras financiarán gran parte de la bajada del IVA. Hacienda no tendrá que devolver este pago hasta meses después.

Foto: Sede en Glasgow de la filial de Iberdrola, Scottish Power.

Otra comercializadora consultada por este asunto cree que el Real Decreto con el que se pretende abaratar la luz debería haber reducido el IVA al 10% también para las comercializadoras, lo que no tensionaría aún más su caja. "Tal y como está diseñado, las comercializadoras financian la bajada del IVA a Hacienda", se queja un operador del sector.

La volatilidad y los elevadísimos precios de la luz no pasan desapercibidos para las empresas consumidoras, como destacó esta semana la patronal de grandes consumidores AEGE. Este mismo viernes, Grupo Minersa advertía a sus inversores internacionales en una emisión de bonos del riesgo que supone para su operativa los elevados costes energéticos. Otro frente que amenaza la recuperación económica pospandemia.

IVA Precios CNMC Naturgy Reino Unido
El redactor recomienda