Sigue la evolución en tiempo real de la ola de calor: ¿cuándo acaban las altas temperaturas?
  1. Tecnología
  2. Ciencia
El sábado fue el día más caluroso

Sigue la evolución en tiempo real de la ola de calor: ¿cuándo acaban las altas temperaturas?

El peor día del episodio de calor extremo se estimaba que fuera el sábado. Las previsiones apuntaban que podría convertirse en la jornada con las temperaturas más altas registradas en los últimos años en España

Foto: Este sábado podría convertirse en el día más caluroso en años. (EFE)
Este sábado podría convertirse en el día más caluroso en años. (EFE)

Lo peor de la intensa ola de calor que ha pillado por sorpresa a España se acerca después de vivir una temporada veraniega con carácter fresco para la época en buena parte del país. Desde el miércoles, día en que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) dio el pistoletazo de salida a este episodio sumamente cálido en casi toda la península, salvo a orillas del Cantábrico y en las islas Baleares, se están registrando temperaturas entre cinco y 10 grados por encima de lo normal para estas fechas —sobrepasando incluso los 10 grados de diferencia con respecto a valores más normales en puntos de los Pirineos y Andalucía—, unos registros que mantendrán la misma dinámica al menos hasta el domingo, de acuerdo con lo que explican desde la Aemet.

En la jornada del jueves de la que es, por duración y extensión, la primera ola de calor del verano en lo que va de este 2021, se superaron los 40 grados de temperatura máxima en al menos 52 estaciones de la red de Aemet y el valor más alto se dio en Jalance, municipio de Valencia, donde se llegó a los 43,8 grados. En lo que respecta a las temperaturas mínimas, en más de 50 estaciones no bajaron de los 25 grados, en sintonía con lo que informó el portavoz de la agencia Rubén del Campo, con Ávila registrando su noche más calurosa en agosto desde que hay registro en la actual ubicación dados los 22,3 grados de la madrugada de este viernes y la ciudad de Jaén, por encima de los 30 durante toda la noche.

Tal fue el calor que, a medianoche, puntos de Andalucía superaban todavía los 33 grados, a la par que en zonas de la Región de Murcia y en Palma de Mallorca se registraron hasta 27 grados de temperatura mínima. En el lado opuesto de la balanza, en Galicia, las comunidades cantábricas, Andalucía occidental y las zonas a orillas del Mediterráneo se libraron de tales valores extremos.

Foto: Primera ola calor del año. (EFE)

Este viernes se dieron más de 40 grados en la cuenca del Ebro, puntos aislados de la meseta norte y Baleares y, de forma general, en el centro y sur peninsular. En ciudades como Sevilla, por ejemplo, las estimaciones llegaban a los 44 grados y en Córdoba a los 46, razón por la que estas zonas, junto al valle del Guadalquivir de Jaén, se encuentran en alerta roja por riesgo extremo. Según el mapa de niveles de riesgo que tiene en cuenta el Ministerio de Sanidad para poner en marcha actuaciones preventivas con las que evitar efectos sobre la salud de los ciudadanos, son las provincias de Huelva, Córdoba, Jaén y Granada las que se encuentran actualmente en nivel 3 de riesgo, ya que se espera que en los próximos días se superen en todas ellas "las temperaturas umbrales establecidas".

A pesar de que en esta jornada se experimentó una ligera bajada de las temperaturas mínimas en la mitad norte, tal y como dijo Rubén del Campo, la noche ha vuelto a ser muy calurosa, especialmente en el tercio sur de la península, concretamente en el valle del Guadalquivir, puntos del valle del Tajo y, en general, en el sureste de Andalucía. En contraposición, se ha presentado un ambiente más fresco a orillas del Cantábrico, donde no se han superado los 25 o 27 grados.

Según concretó del Campo, los avisos por riesgo dada la previsión de estas temperaturas tan extremas "son dinámicos y podrían cambiar en las próximas horas", por lo que conviene permanecer atento a la evolución de las temperaturas en esta ola de calor. En este gráfico interactivo de la iniciativa Open Streets Maps, se puede comprobar sobre cualquier punto del mapa el registro de temperaturas de una localidad en concreto:

[Si el gráfico no funciona, haz click aquí]

Para el sábado, día más extremo del episodio, tal y como apuntaban desde Aemet el aumento de las temperaturas se produjo más intenso en el valle del Ebro, interior de País Vasco y norte de Navarra, en el interior este peninsular y Andalucía occidental. En las zonas del centro, interior nordeste, oeste y sur peninsular, se superaron los 42 grados, llegando a los 43 en el valle del Ebro y los 46 en puntos del valle del Guadalquivir. La noche no ha dado tregua y la tónica ha sido la misma, temperaturas altas con alrededor de 25 grados en el sur peninsular y la zona centro, y en torno a 20 en las demás zonas.

Además, la ola de calor viene en compañía de polvo en suspensión, propiciado por el recorrido del aire, antes de llegar a la Península y Baleares, por el desierto del Sahara. Y aunque el calor asfixiante es el marco general, se apunta que hay probabilidades de que se produzcan tormentas en zonas de la mitad oriental peninsular, en su mayor parte secas, con posibilidad de que vayan acompañadas de fuertes rachas de viento y de granizo puntualmente. En Canarias los termómetros se posaron alrededor de los 39 grados en zonas interiores de Gran Canaria, 37 en las islas orientales y 35 en las demás. Las mínimas también han oscilado entre los 24 y los 30 grados.

Una ola de calor con un final desigual

A la par que desde la Aemet recuerdan que "todavía nos encontramos en la canícula, el periodo que habitualmente es el más cálido del año", el portavoz de la agencia, Rubén del Campo, explica que hay cierta incertidumbre acerca del final de la ola de calor y si se dará en todas las zonas de forma simultánea. "La ola de calor continuará en la península y en las islas Baleares hasta el lunes y el martes, salvo en el valle del Guadalquivir, donde todavía hará mucho calor, aunque será ya un día con temperaturas más normales para la época. En Canarias recordemos que a partir de este viernes se iniciará un ascenso térmico, pues llega al archipiélago la masa de aire cálido. Por tanto, el calor será intenso en el archipiélago al menos hasta el martes y el miércoles de la próxima semana", concreta Del Campo, señalando que ya de forma previa al fin de semana en Canarias se superarán los 35 grados en el sur de Gran Canaria. Además, a las temperaturas tan altas hay que sumar otros dos factores de adversidad más: el polvo en suspensión, que empeora la calidad del aire, y el riesgo de incendios, que será "extremo" en la mayor parte del país durante el viernes y el sábado.

"El sábado será el día más caluroso y adverso de la ola de calor, ya que las temperaturas nocturnas subirán en casi toda España y las máximas lo harán en el País Vasco, Navarra, comunidades mediterráneas y Andalucía occidental", apuntan asimismo desde la Aemet, que señala también que puede que este sea "uno de los días más calurosos de los últimos años por las temperaturas de todo el país en su conjunto". A su vez, los termómetros seguirán sin dar un respiro de madrugada, manteniéndose por encima de los 25 grados. Las noches tórridas se suelen dar especialmente en grandes ciudades, "donde la propia urbe genera temperaturas más elevadas que en su entorno, en un fenómeno conocido como isla de calor urbana".

El sábado será el día más caluroso y adverso de la ola de calor y puede que incluso se convierta en uno de los más cálidos de los últimos años

De nuevo, habrá temperaturas extremas en el valle del Guadalquivir con 44 grados o incluso más en algunas localidades; mientras que se superarán los 40 grados en el nordeste, zona centro y mitad sur de la península y los 42 grados valle del Tajo y del Guadiana, sur de la Comunidad Valenciana y Región de Murcia. En Canarias, se llegará a los 37 grados en las islas orientales y a 35 en las occidentales, temperaturas que se incrementarán el domingo, cuando la calima también será notable por lo que se producirá una reducción de la visibilidad importante. Paralelamente, en la mitad oriental peninsular no es descartable que se produzcan tormentas secas durante el fin de semana, con poca o nula precipitación, pero que irán acompañadas de aparato eléctrico y de fuertes rachas de viento en ciertos puntos.

El domingo se comenzará a notar un ligero alivio en la península en el tercio norte como consecuencia de la llegada de vientos del norte y del noroeste, que son más frescos, pero ese descenso apenas se notará en uno o dos grados en el resto del interior de la península. A su vez, subirán de forma notable los termómetros en zonas del sur de la Comunidad Valenciana, Región de Murcia y sur y este de Andalucía; mientras que en el resto del país no variarán demasiado. Por encima de los 42 grados estarán, un día más, en el valle del Guadiana, Castilla-La Mancha, sur de la Comunidad Valenciana e interior de la Región de Murcia y, posiblemente, se sobrepasarán por tercer día consecutivo los 44 grados en el valle del Guadalquivir

El lunes la bajada de temperaturas se dejará sentir tanto en las máximas como en las mínimas en la mitad norte y en las comunidades mediterráneas, descenso que tendrá continuidad y se extrapolará a toda España, incluso Canarias, el martes. "Ya el martes se estima que podría darse por finalizada la ola de calor en general, con valores más soportables y normales, aunque el calor puede ser todavía algo intenso en Extremadura, Andalucía y Canarias", concluye la AEMET. Por tanto, a partir del miércoles, parece que los termómetros volverán a la normalidad, con valores quizás algo más frescos en el tercio norte y calor persistente, aunque no tanto como en los anteriores días, en el centro y la mitad sur de la península.

Meteorología
El redactor recomienda