Sánchez utiliza la prórroga de los ERTE para aislar al PP con sindicatos y CEOE
  1. Economía
PIDEN PRÓRROGAS MÁS LARGAS

Sánchez utiliza la prórroga de los ERTE para aislar al PP con sindicatos y CEOE

Detrás de la prórroga de los ERTE hay algo más que un simple extensión temporal. Se trata de aislar políticamente al PP mediante pactos del Gobierno con sindicatos y empresarios

Foto: Sánchez utiliza la prórroga de los ERTE para aislar al PP con sindicatos y CEOE
Sánchez utiliza la prórroga de los ERTE para aislar al PP con sindicatos y CEOE

La reunión será el próximo vienes, cuatro de septiembre, y el marco elegido ha cambiado desde el palacio de la Moncloa a Palma de Mallorca. El objetivo, sin embargo, continúa siendo el mismo: lograr una ‘foto’ con sindicatos y patronales para avalar la gestión del Gobierno y aislar políticamente al Partido Popular (PP), como sostienen fuentes de CEOE.

Ese día se verán las caras los ministros de Trabajo y Seguridad Social, Yolanda Díaz y José Luis Escrivá, con los secretarios generales de UGT, Pepe Álvarez; CCOO, Unai Sordo, y los presidentes de CEOE y Cepyme, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva, respectivamente, pero fuentes de los interlocutores sociales han asegurado a este diario que se trata más de un acto protocolario que de una mesa formal de negociación.

Entre otras cosas, porque en agosto se han interrumpido las negociaciones. El único avance, más virtual que presencial, ha sido la presentación de un nuevo borrador del anteproyecto de ley de teletrabajo, pero ningún contacto más. La próxima reunión negociadora, de hecho, se celebrará el próximo martes, pero nadie considera ni siquiera probable que salga de ahí un acuerdo que en todo caso debería ser respaldado por las respectivas direcciones confederales.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, saluda al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (EFE)
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, saluda al presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. (EFE)

Lo que está sobre la mesa es la prórroga de los ERTE más allá del 30 de septiembre, algo que está cantado, como han sugerido este mes de agosto distintos ministros del área económica del Gobierno de Sánchez.

Otra cosa es en qué condiciones se produce esa extensión, pero al tratarse de una negociación compleja nada indica que los líderes entren de lleno en su contenido. De hecho, los empresarios están convencidos de que el Gobierno ha utilizado las prórrogas de tres meses, en lugar de haber establecido periodos más largos, como se ha hecho en otros países, como un medio propagandístico más.

Reunión protocolaria

Esta estrategia se visualizó de una forma evidente el pasado 11 de mayo, cuando, en pleno confinamiento, Garamendi y Cuerva, los líderes de las patronales, tuvieron que acudir a Madrid desde sus lugares de residencia (Vizcaya y Granada, respectivamente), para un acto meramente protocolario, de apenas dos minutos.

La duración de las sucesivas prórrogas, ya van dos y se camina hacia la tercera, no es un asunto irrelevante para los empresarios, que necesitan certidumbre en el tiempo para tomar decisiones sobre plantillas o inversión en equipo, y con prórrogas tan cortas, de tres meses, es muy difícil hacer una planificación razonable. En Alemania, por ejemplo, ya se ha decidido extender los 'kurzarbeit', un modelo similar a los ERTE, hasta finales de 2021, algo que da seguridad a los empleadores.

Foto: Luz verde a la prórroga de los ERTE hasta el 30 de septiembre: CEOE da su aprobación

En España, por el contrario, se negocia trimestre a trimestre, lo cual genera también incertidumbre entre los trabajadores, que no conocen sus expectativas laborales, incluido el salario.

Hay que tener en cuenta que los sindicatos -y en esto no hay ninguna discrepancia con los empresarios- han planteado al Gobierno la necesidad de revisar la actual legislación, que supondrá, si no se remedia, una reducción del importe de las prestaciones que cobran los trabajadores en situación de ERTE. Concretamente, pasaría de 70% de la base reguladora (por lo que se cotiza) al 50%.

Subsidio extraordinario

Es por eso por lo que reclaman que, en lugar de una prórroga sin más, se opte porque se asimile a un nuevo ERTE por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción (ETOP). Hay que tener en cuenta que la cuantía media por beneficiario de una prestación contributiva son 803,1 euros mensuales, lo que significa que de continuar la actual norma esos trabajadores sufrirían un recorte muy relevante en sus ingresos.

Igualmente, se propone una prolongación de las prestaciones o subsidios por desempleo para el colectivo de trabajadores fijos discontinuos, muchos de los cuales este año no han llegado siquiera a reincorporarse a sus puestos de trabajo.

El asunto que está más maduro, y podría salir en la reunión de Palma, ya que está prácticamente cerrado, es el de alargar las prestaciones durante tres meses a aquellos trabajadores que estaban en paro antes de la pandemia, pero que han visto cómo se consumía su prestación sin que tuvieran la oportunidad de buscar un empleo, ya que el sistema productivo estaba cerrado o era prácticamente imposible encontrar un puesto de trabajo.

Según cálculos sindicales, unos 550.000 trabajadores podrían beneficiarse de este subsidio, que supondría unos ingresos de 430 euros al mes

No ha sido el caso de quienes quedaron en paro o han estado acogidos a un ERTE durante la pandemia, ya que la legislación congeló el consumo de esa prestación como si el trabajador no hubiera estado cobrando el paro. Es decir, sus derechos siguen intactos.

Según cálculos sindicales, unos 550.000 trabajadores podrían beneficiarse de este subsidio, que supondría unos ingresos mensuales de 430 euros durante un trimestre. En este punto hay consenso, por lo que su implementación puede ser inmediata.

CEOE Paro Sindicatos ERTE Partido Popular (PP) Seguridad Social Moncloa Empleo
El redactor recomienda