El empleo rebota con fuerza en julio pero apenas recupera un 40% del trabajo perdido
  1. Economía
El paro se redujo en 89.849 personas

El empleo rebota con fuerza en julio pero apenas recupera un 40% del trabajo perdido

A lo largo del mes se crearon 161.200 empleos, el mejor julio desde 2005 por el retraso de las contrataciones del sector turístico. Además, 712.000 personas salieron del ERTE

Foto: Un camarero desinfecta una terraza en Madrid. (EFE)
Un camarero desinfecta una terraza en Madrid. (EFE)

El mercado laboral consolidó la recuperación de la economía española en julio con la incorporación de 161.217 nuevos afiliados a la Seguridad Social. Este dato deja el mejor julio de la serie histórica desde 2005 (año extraordinario porque se produjo la regularización de inmigrantes) después de la fuerte destrucción de empleo provocada por la pandemia del coronavirus. También se redujo de forma cosiderable el número de desempleados, con 89.849 parados menos según el registro del Ministerio de Trabajo, el mejor julio desde 1997. Esta recuperación intensa del empleo se debe a dos factores fundamentalmente. Además, se mantuvo el ritmo de reincorporación de trabajadore desde los ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo), en total, volvieron a su trabajo 712.000 afiliados respecto al 30 de junio.

El primero es el de la propia reapertura, que está generando un impacto positivo sobre la actividad económica. La reapertura de locales conlleva creación de empleo, lo que permite una recuperación inercial. Sin embargo, la economía española muy lejos de los niveles previos a la crisis. La afiliación media de julio fue de de 18,8 millones de trabajadores, de modo que apenas se ha recuperado un 41% del empleo perdido por la crisis del coronavirus. Si, además, se observan los datos desestacionalizados, para evitar la distorsión que genera la creación de empleo de la temporada turística, apenas se ha recuperado un 17% del empleo perdido. Este es el dato real que muestra la verdadera magnitud de la caída y lo lejos que está el país de superar la crisis del coronavirus.

El segundo es precisamente el retraso en la creación de empleo de la campaña turística. En los últimos años el mes de julio no genera muchos puestos de trabajo nuevos, ya que el inicio de las contrataciones se adelanta a mayo y junio. Este año se perdieron mayo y junio, por lo que la hostelería ha realizado sus contrataciones en julio, lo que ha dejado un mes mucho mejor que el de años anteriores. En total, la hostelería incorporó 66.900 nuevos afiliados al Régimen General, esto es, concentró la mayor parte de la creación de empleo.

Foto: Panel: todos los datos económicos para seguir la actualidad
Bienvenido a 'Panel': todos los indicadores macroeconómicos para la monitorización económica
Javier G. Jorrín Laura Martín Pablo López Learte Luis Rodríguez Carlos Muñoz

El sector del comercio y el transporte, también muy vinculado a la temporada turística, tuvo un impacto positivo en el empleo incorporando a 40.800 nuevos cotizantes. Por su parte, la sanidad y servicios sociales tuvo una evolución muy positiva en julio, aunque su explicación está en la reapertura de centros de día de mayores tras la pandemia. Esta actividad incorporó a 43.100 nuevos cotizantes. La construcción también dejó buenos datos con 22.200 afiliados nuevos.

Si se compara con el mes de julio de 2019, la afiliación se ha desplomado en casi 750.000 cotizantes. De ahí que este haya sido el mes de julio con menos trabajadores desde el año 2017.

El número de parados registrados en las oficinas de empleo se redujo en 89.849 personas, también el mejor mes de julio desde 1997. En total, el desempleo se redujo por debajo de 3,8 millones de personas y marca el primer descenso desde el estallido de la pandemia. Este indicador llevaba cierto retraso respecto al de afiliaciones ya que durante el confinamiento, muchos trabajadores no pudieron registrarse como demandantes de empleo, de ahí que el paro siguiera subiendo en mayo y junio a pesar de la creación de empleo. A pesar de esta mejora de julio, apenas se ha reducido un 14% de todo el paro acumulado desde el inicio de la crisis.

En julio también se produjo una gran reactivación de trabajadores que estaban afectados por ERTE. Desde el 30 de junio al 31 de julio se reincorporaron 712.000 cotizantes, de modo que ya han salido del expediente temporal el 67% de los trabajadores que llegaron a estar acogidos. Sin embargo, todavía quedan 1,2 millones de trabajadores en ERTE al inicio del mes de agosto. A medida que pasan las semanas, es más difícil que estos trabajadores puedan volver a su empleo si todavía no han podido hacerlo, lo que pone en riesgo su futuro laboral.

ERTE Paro Afiliación Seguridad Social
El redactor recomienda