PRESENTARÁN CANDIDATURAS

México e Irlanda ponen cuesta arriba la candidatura de España para la OMC

La salida de la ministra de AAEE hacia la OMC no será facil. González Laya primero tiene que ganar al candidato irlandés en la UE, y luego al representante de México, un peso pesado

Foto: Sede de la OMC en Ginebra. (Reuters)
Sede de la OMC en Ginebra. (Reuters)
Adelantado en

A la candidatura de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, para dirigir la Organización Mundial de Comercio (OMC) le ha salido un rival algo más que complicado. México, un país clave en el entramado comercial mundial, ha anunciado que su candidato a sustituir a Roberto Azevêdo será Jesús Seade, el negociador jefe de México para el Tratado de Libre Comercio entre su país, EEUU y Canadá.

Seade es un antiguo director general adjunto del GATT (Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio), que es el antecedente más directo de la OMC. Su país ya ha optado en varias ocasiones a dirigir la OMC, siempre sin éxito, y ahora contará con un argumento más teniendo en cuenta que otro mexicano, Ángel Gurría, abandonará la OCDE en mayo del año próximo, lo que elimina el argumento de la acumulación de cargos en organismos internacionales.

México es clave en el comercio internacional porque es el país que más tratados comerciales ha firmado. Cuenta con una red de 13 tratados que implican a 50 países, además de tener suscritos 32 acuerdos de protección recíproca de las inversiones. Y en todos ellos Seade ha jugado un papel fundamental. Primero, como negociador por México en el proceso de creación de la propia OMC y después como asesor principal del FMI en negociaciones sobre crisis financieras en Argentina, Turquía o Brasil.

Se trata, por lo tanto, de un auténtico peso pesado que competirá con la ministra de Exteriores, que fue jefa de gabinete del secretario general de la OMC entre 2005 y 2013. González Laya fue posteriormente directora ejecutiva del Centro Internacional de Comercio, que es la agencia de la ONU y la propia OMC para impulsar el comercio en los países en desarrollo.

Por consenso

El proceso de presentación de candidaturas comenzó este pasado lunes, y junto a España y México también Nigeria y Egipto han anunciado que competirán por el puesto. No serán los únicos. El plazo finaliza el próximo 8 de julio, y será entonces cuando se reúna el Consejo General de la OMC, que suma a todos los países miembros, bajo la presidencia del neozelandés David Walker, para elegir entre todos los candidatos.

La tradición dice que el elegido debe salir por consenso de todos los países miembros. El propio Reglamento de la OMC deja bien claro que “solo excepcionalmente”, y siempre en igualdad de méritos, se debe acudir a una votación, sin que ello sirva de precedente. El mandato del director general es por cuatro años y puede ser renovado una vez.

España, por el momento, no ha presentado oficialmente el nombre de González Laya debido a que previamente debe asegurarse de que cuenta con el respaldo de los países de la Unión Europea, que en este asunto funcionan en bloque, ya que la política comercial es única y, por lo tanto, también el candidato es único.

Phil Hogan. (UE)
Phil Hogan. (UE)

Por el momento, lo que se sabe es que el comisario de Comercio, el irlandés Phil Hogan, ha mostrado su interés en presentar su candidatura. El propio Hogan ha dicho que la UE se ha dado dos semanas para conocer el nombre que finalmente optará al cargo, por lo que será entonces cuando se conozca el destino de González Laya. Se da por hecho que, en ningún caso, el Gobierno continuará con la candidatura en solitario. Y en esas negociaciones se cruzará, sin duda, la opción de la vicepresidenta Nadia Calviño para presidir el Eurogrupo. Si sale elegida, las probabilidades de González Laya se desvanecerían. En la UE, ya sabe, siempre se cambian cromos. Nunca se hace nada gratis.

No hay que olvidar que el peso de España en los organismos internacionales ha crecido en los últimos años, lo que a la postre puede ser un hándicap. Luis de Guindos fue elegido vicepresidente del BCE; Josep Borrell, Alto Representante para la Política Exterior de la UE o José Manuel Campa, presidente de la EBA, el supervisor bancario. Además de optar a que el ministro Pedro Duque presida la Agencia Espacial Europea (ESA, por su siglas en inglés).

El irlandés Hogan es, igualmente, un duro rival para la ministra de Asuntos Exteriores, toda vez que parte desde una posición de privilegio en calidad de comisario europeo, lo que le puede permitir tejer redes de alianzas. Él mismo ha avanzado a la prensa irlandesa que había discutido su elección con su homólogo, el representante comercial de EEUU, Robert Lighthizer. Por el momento, lo que se sabe es que favorecerá un candidato de un "país desarrollado", pero que no tomaría una decisión hasta que no se haga pública la lista de candidatos.

EEUU es un país clave en esta elección, porque desde la era Trump ha optado por sabotear los trabajos de la OMC en pos de la liberación del comercio. Incluso, boicoteando la elección de nuevos miembros al órgano de apelación de diferencias, donde se dirimen las disputas comerciales. Y en plenas negociaciones sobre el Brexit, que darán carta de naturaleza a unas nuevas relaciones comerciales, no sólo entre el Reino Unido y la UE, sino también con EEUU, el control de la OMC puede ser de gran utilidad. Máxime cuando, a cuenta de la desglobalización y del coronavirus, además de la guerra comercial entre China y EEUU, están creciendo los casos de proteccionismo y los litigios entre Estados en el seno de la propia OMC.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios