En 2020 la desaceleración tocará fondo

BBVA empieza a ver el vaso medio lleno y prevé una aceleración de la economía en 2021

La mejora del escenario internacional unido a la recuperación de la demanda interna ayudarán a tirar de la economía. El PIB frenará hasta el 1,6% en 2020 y acelerará al 1,9% en 2021

Foto: El economista jefe del Grupo BBVA, Jorge Sicilia. (Efe)
El economista jefe del Grupo BBVA, Jorge Sicilia. (Efe)

La desaceleración económica está tocando a su fin y en los próximos trimestres se producirá una nueva aceleración del PIB. Esta es la principal estimación de BBVA Research para la economía española a partir de los últimos datos macroeconómicos publicados. La entidad espera que el ritmo de crecimiento se estabilice en ritmos del 0,4% trimestral (volumen encadenado), que coincide con los datos registrados desde el pasado verano. Esto significa que la desaceleración de la economía tocaría fondo en este 2019 con un crecimiento en el conjunto del año del 1,6%, dos décimas por debajo de la previsión oficial del Gobierno, frente al 1,9% con el que habría cerrado el año 2019.

A partir de 2021 se produciría una leve aceleración de la economía, hasta el 1,9%, lo que permitiría también elevar el ritmo de creación de empleo y el ajuste de la tasa de desempleo. El motivo de esta aceleración responde a la mejoría en el entorno internacional y al repunte del consumo de los hogares que sería señal de un aumento de la confianza de las familias. En el marco internacional, "las dos principales sombras que acechaban son menos alargadas: la guerra comercial entre EEUU y China y el Brexit", ha señalado Jorge Sicilia, economista jefe del Grupo BBVA, durante la presentación de su informe trimestral Situación España.

La mejoría de la situación comercial beneficiaría especialmente a Europa, que es uno de los grandes exportadores del mundo. La economía de la eurozona repuntará levemente a partir de 2021, lo que también tirará de la inversión en España. Cada punto de aceleración del PIB de la eurozona se traslada en la misma cuantía a España (uno a uno), lo que explica la aceleración de la actividad para 2021.

[Los ministros económicos del PSOE marcan la línea “moderada”]

También será clave el buen ritmo de la demanda de los hogares. BBVA Research ha mejorado en cuatro décimas su previsión de consumo de los hogares respecto a la previsión que mantenía hace tres meses, hasta el 1,5% en 2020 y al 1,6% en 2021. También mejoran las expectativas para la inversión productiva (en equipo y maquinaria), que crecerá un 3,2% en 2020 y un 5,1% en 2021.

El avance de la demanda interna afectará a la balanza comercial de España, ya que BBVA Research anticipa una nueva aceleración de las importaciones. Después de crecer un 1,6% en 2019, la entidad prevé que avancen un 3% en 2020 y un 4,5% en 2021. Por el contrario, las exportaciones mantendrán un avance más moderado, del 2,6% en 2020 y del 3,4% en 2021. Esta diferencia entre el crecimiento de las importaciones y las exportaciones provocará que el saldo de la demanda externa vuelva a ser negativo a partrir de este año y restará 0,1 puntos al PIB en 2020 y 0,3 puntos en 2021.

BBVA estima que el déficit observado al cierre del pasado ejercicio habría sido del 2,4%, solo una décima mejor que el dato de 2018

El indicador que no va por el mismo camino es el del déficit, cuyo ajuste se habría frenado en seco en 2019 como consecuencia de las medidas de gasto adoptadas por el Gobierno. En concreto, BBVA estima que el déficit observado al cierre del pasado ejercicio habría sido del 2,4%, solo una décima mejor que el dato de 2018 y muy lejos del objetivo fijado por el Ministerio de Economía en el 2%. Si finalmente se demuestra que las previsiones de BBVA, eran correctas, significará que el Gobierno no habría logrado el superávit primario anunciado.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios