Se alejan de las propuestas de Podemos

Los ministros económicos del PSOE marcan la línea “moderada” de su futura política

Prudencia, solvencia, moderación o responsabilidad son algunas de las palabras repetidas por los ministros socialistas, que se alejan del discurso de Unidas Podemos

Foto: La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, durante su jura del cargo. (EFE)
La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, durante su jura del cargo. (EFE)

El primer día de andadura del nuevo Gobierno ya ha demostrado que llega con una voluntad progresista común, pero con muchas voces en su interior. Los ministros económicos del PSOE han querido dejar claro cuál será el camino para la próxima legislatura. Lucha contra la desigualdad, sí, pero siempre desde la prudencia y la moderación. Sin histrionismos que puedan alertar a los inversores.

Los ministros económicos del PSOE marcan la línea “moderada” de su futura política

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, remarcó durante su toma de posesión que el próximo Ejecutivo se guiará por una “política económica prudente”, como ha venido haciendo el Gobierno hasta ahora. “Contamos con una hoja de ruta económica coherente, moderada y progresista”, remarcó la vicepresidenta.

Calviño no solo asume el rango de vicepresidenta, sino también repetirá como presidenta de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos (CDGAE), lo que significa que tendrá bajo su control la coordinación de las políticas económicas. Los dos pilares para el nuevo Ejecutivo serán lograr un “crecimiento económico sostenible e inclusivo”. Y posteriormente reconoció: “Estos términos se han utilizado mucho hoy y los seguirán escuchando”.

Contamos con una hoja de ruta económica coherente, moderada y progresista

Para mejorar la situación de las rentas más bajas, no solo es necesario apuntalar la redistribución, también es necesario fortalecer el crecimiento. Este es el punto de partida del nuevo Gobierno ante el escenario de incertidumbre económica global que todavía existe por el Brexit, la guerra comercial, la escalada del petróleo, etc.

Una vez más, Calviño ha sido la encargada de marcar las líneas del Gobierno de Sánchez. La entrada de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros no alterará la hoja de ruta que seguirá coordinando el Ministerio de Economía. Esta estrategia ha dado sus frutos, ya que la economía española se ha comportado mucho mejor que sus competidoras europeas en el último año y medio de Ejecutivo socialista.

[Ábalos defiende un Pacto de Estado de Infraestructuras]

Uno de los nuevos fichajes, José Luis Escrivá, ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, transitó por el camino marcado por Calviño durante su toma de posesión. En su caso, defendió las políticas públicas basadas en la evidencia científica. Precisamente esta era su principal demanda al frente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) y ahora guiará su labor al frente del ministerio. Ciencia frente a las políticas ideológicas.

Su principal tarea en los próximos años será lograr la reforma del sistema de pensiones, que adolece de un déficit estructural superior a los 15.000 millones de euros anuales. “El objetivo es reforzar la solvencia y la certidumbre” del sistema, explicó Escrivá.

El Gobierno probablemente aprobará en su primer Consejo de Ministros, el del martes, la subida de las pensiones del 0,9%

El Gobierno garantizará la indexación de las pensiones al IPC para evitar la pérdida de poder adquisitivo de los jubilados, pero también velará por la solvencia del sistema. El incremento de la deuda pública para financiar las pensiones no es una opción. Esto es: o se suben los ingresos públicos, o se recortan los gastos con los nuevos pensionistas o se recortan otras partidas presupuestarias.

[Sindicatos y patronal reclaman al Gobierno que respete el diálogo]

El Gobierno probablemente aprobará en su primer Consejo de Ministros, el de este martes, la subida de las pensiones del 0,9% para este año, como ha adelantado 'El País'. La decisión final dependerá del presidente Sánchez, ya que los nuevos ministros no han tenido tiempo para negociarlo con los agentes sociales. Los sindicatos prefieren que cualquier medida vaya negociada, pero tampoco se opondrán a la subida de las pensiones con el IPC.

Debemos derogar la reforma laboral para devolver los derechos a los trabajadores

Los discursos de los ministros del PSOE chocaron con el de la nueva ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, de Unidas Podemos. En su toma de posesión reivindicó la “derogación de la reforma laboral”, algo que el PSOE se niega a aceptar, solo quiere cambios en algunos aspectos. Díaz se puso del lado “de la mayoría trabajadora” porque “venimos de la fuerza y con la fuerza de la calle”. Un discurso que choca de forma frontal con el perfil técnico de los ministros nombrados por Sánchez.

“La sociedad española se merece un reequilibrio de las relaciones laborales” que quedaron trastocadas tras la reforma laboral del Partido Popular de 2012 en favor de las empresas, señaló Díaz. “Hay una precariedad que lo envuelve todo”, remarcó, de ahí que su intención en los cuatro años que quedan por delante sea “defender lo básico, el trabajo, pero con derechos”.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios