Se ahorran 1.500 millones al año

Los grandes grupos pagan cuatro puntos menos de impuestos que las pymes

Los grupos consiguieron un ahorro de 2.300 millones en 2016 gracias a las bonificaciones y deducciones en el impuesto sobre sociedades: consiguieron rebajar en 6,4 puntos su factura fiscal

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (Efe)
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (Efe)

Los grandes grupos empresariales de España soportan cuatro puntos menos en el impuesto sobre sociedades que las pymes, según reflejan los datos de la Agencia Tributaria publicados hoy. Es la primera vez que la AEAT ofrece esta información desagregada y forma parte del proceso de transparencia fiscal que quiere poner en marcha el Ministerio de Hacienda. Las cifras, correspondientes al año 2016, muestran claramente que las grandes empresas consiguen un importante ahorro fiscal frente a las pequeñas gracias a la cantidad de bonificaciones y deducciones que tienen a su disposición.

En concreto, el tipo efectivo que soportaron las pymes en 2016 (esto es, su cuota líquida sobre la base imponible) fue del 23%, mientras que los grandes grupos consolidados apenas aportaron un 19%. Una diferencia de cuatro puntos que permitió un ahorro fiscal para los grupos de 1.500 millones de euros, que supondría nada menos que un 21% de su cuota líquida en el impuesto de sociedades.

Los datos publicados por la Agencia Tributaria evidencian hasta qué punto el sistema fiscal beneficia a las grandes empresas, y más si están consolidadas en grupos empresariales. Por el contrario, son las pequeñas quienes soportan una mayor carga fiscal sobre sus beneficios. Una estadística que refuerza el discurso del Gobierno de establecer una fiscalidad más dura para los grandes grupos. Es importante señalar que en este caso se están excluyendo los beneficios conseguidos en el exterior (dividendos de las filiales), que habitualmente se confunden en esta estadística. El tipo efectivo está calculado sobre la base imponible que ya excluye los ingresos protegidos por los convenios de doble imposición.

[¿Por qué España recauda un 15% menos que Europa?]

El principal ahorro de las grandes empresas llega por la vía de las deducciones y bonificaciones. España tiene toda una serie de incentivos fiscales para la inversión, la contratación, la localización, etc., a los que acceden principalmente las grandes compañías. De esta forma, los grupos consolidados consiguen reducir su tipo efectivo en 6,4 puntos respecto a su tipo íntegro (que no incluye deducciones y bonificaciones), pasando del 25,45% al 19%. Estos 6,4 puntos suponen un ahorro fiscal de más de 2.300 millones para los grupos, esto es, un 25% de su cuota líquida.

En 2016 el tipo nominal del impuesto sobre sociedades se situaba ya en el 25%, pero los grupos terminaron pagando un 19%. Por el contrario, las pymes sí pagaron casi el tipo nominal: abonaron un 23%. Para ellas, las bonificaciones y deducciones apenas consiguieron reducir el tipo íntegro en 1,1 puntos, que en términos absolutos supuso 257 millones de euros. En otras palabras: las 590.112 pymes con beneficios lograron bonificaciones y deducciones por valor de 257 millones, mientras que los 3.571 grupos con beneficios lograron 2.300 millones.

[El argumento del Gobierno para el impuesto a la banca: los salarios desproporcionados]

Las grandes empresas no consolidadas en grupos también soportaron una fiscalidad superior a los grupos. En concreto, su tipo efectivo fue del 22,8% de su base imponible. Las entidades financieras sí tuvieron una carga fiscal más elevada, en gran medida derivada del tipo nominal que soportan, que es del 30%. Estas entidades de crédito soportaron un tipo efectivo del 28,5% y sus deducciones y bonificaciones apenas supusieron 0,6 puntos porcentuales.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios