otro cisne negro más en europa

Calma en el mercado... Sánchez no podrá tomar medidas que descarrilen la economía

En la comunidad inversora existe unanimidad en lo que al futuro económico del país se refiere, y es que al menos en el corto plazo las cosas van a seguir igual

Foto: Bolsa de Madrid.
Bolsa de Madrid.

En los últimos 10 años, los mercados han visto más cisnes negros que en todo el siglo XX. De hecho, la expresión alude a algo tan difícil de ver que cuando aparece sorprende a todos. Sin embargo, de tres años a esta parte, los inversores están tan acostumbrados a ver volar este tipo de aves que ya no sobrerreaccionan. Ocurrió con el Brexit y con la elección de Donald Trump. Y si hace 10 días llegan a decirles a ellos, o incluso al mismo Pedro Sánchez, que Moncloa iba a estrenar junio con nuevo presidente, no se lo hubieran creído.

Pero lo cierto es que ya no son tan sensibles a los sobresaltos, y prueba de ello es que las caídas que ha experimentado el Ibex 35 en los días previos a la moción de censura quedaron en nada tras conocerse el resultado. Y es que los inversores entienden que España tiene dos cuestiones a su favor: que la economía tiene tracción suficiente como para no descarrilar en el corto plazo y que la decisión de Sánchez de mantener los Presupuestos Generales del Estado aporta cierta estabilidad, que es de lo que se trata.

"No soy muy pesimista", afirma a Cotizalia Alberto Gallo, jefe de estrategia macroeconómica de Algebris. "España tiene una trayectoria de sólido crecimiento, y es Europa, en general, la que necesita más medidas para reducir el desempleo". Así, aunque la palabra más repetida en los últimos días ha sido incertidumbre, tras conocerse el resultado de la votación de la moción de censura existe unanimidad en lo que al futuro económico del país se refiere, y es que al menos en el corto plazo las cosas van a seguir igual.

Sánchez está atado de pies y manos, y eso es lo que realmente importa a los mercados

De entrada, porque "Sánchez está atado de pies y manos, y eso es lo que realmente importa a los mercados. Harán un par de guiños de medidas para contentar a su público y no irán más allá", asegura Gonzalo Lardíes, gestor de A&G. "El sector que más miedo puede provocar es el financiero, por la defensa que ha venido haciendo el secretario general del PSOE de cubrir el déficit de las pensiones con un impuesto a la banca —continúa—, pero medidas de ese calado no se van a poder tomar con este Gobierno".

Y es que en el fondo, en clave de mercado, la situación no es muy diferente a la anterior, con un Gobierno en minoría que ha sudado sangre pasa sacar adelante unos Presupuestos Generales. El ejemplo más cercano es el de Portugal, donde ganando la derecha formó Gobierno un tripartito de izquierdas al que, cuando amagó con sacar los pies del plato, el secundario lo volvió a poner en su sitio. Además, "lo que a los inversores les preocupa es la formación de un Gobierno euroescéptico, y en España no hay ese problema", explica Nicolás López, de MG Markets.

La bolsa está barata

Con todo, un comentario también generalizado es que la bolsa está barata, y aunque Italia y España han pasado a primera línea de las preocupaciones, el análisis desde la calma de la nueva situación en España y, sobre todo, el acuerdo de gobierno con Guiseppe Conte en Italia han tranquilizado los ánimos.

"Pensamos que la estrategia no debería cambiar mucho, si la de partida estaba correctamente construida. Tal vez, lo que tiene que asumir el inversor es que las subidas de las bolsas y la volatilidad baja no podían mantenerse para siempre", defiende Victoria Torre, de Selbank. "En este sentido, algunos tipos de activos estaban registrando esas tasas de baja volatilidad, que no se correspondía con la normalidad. Aquellos inversores más conservadores, que habían migrado a este tipo de activos, podrían sufrir si dicha volatilidad vuelve a niveles más acordes con su media histórica. En estos casos, sí cabría hacer un replanteamiento de la situación", concluye.

Evolución del índice de volatilidad (VIX).
Evolución del índice de volatilidad (VIX).

Aun así, lo más importante en estos momentos es contar con una cartera equilibrada y tener en cuenta la debilidad que muestran los bancos, no tanto los españoles sino el sector financiero en Europa en general, con el problema que suponen los bajos márgenes y la posibilidad de que el melón italiano obligue al Banco Central Europeo (BCE) a retrasar la subida de tipos que necesitan como agua de mayo.

"Evitar, por el momento, aquellos valores más ligados a las incertidumbres políticas. Hemos visto sufrir al sector bancario, al eléctrico, y puede que la situación se prolongue", continúa Torre. "Por ello, buscaríamos otros sectores, y en concreto, compañías que puedan aguantar los envites del mercado, bien por su descorrelación, bien por su adecuada diversificación. Las materias primas han tenido un traspié pero parecen estabilizadas, por lo que podríamos seguir confiando en la recuperación de algunas de las compañías ligadas a las mismas".

"El sector constructor, el turismo, podría seguir manteniendo su buen tono, por lo que los tendríamos en cuenta también en la cartera. Además, miraríamos compañías con buena evolución en sus negocios fuera del Ibex 35", con especial atención a las industriales exportadoras, que se beneficiarán de la debilidad del euro.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios