la mortandad empresarial está ligada a la crisis

¿Destrucción creativa? El 21% de las empresas ha nacido hace menos de dos años

La renovación del tejido productivo se acelera. Hasta el punto de que el 21% de las empresas ha nacido hace menos de dos años. Solo el 16% cumple las dos décadas

Foto: Vista de la comercial calle Fuencarral de Madrid. (Enrique Villarino)
Vista de la comercial calle Fuencarral de Madrid. (Enrique Villarino)

La vieja destrucción creativa popularizada en su día por Schumpeter -la innovación produce una renovación constante del tejido productivo y por eso 'mueren' las empresas- se ha instalado con intensidad en la economía española. Hasta el punto de que una de cada cinco empresas actualmente operativas ha nacido hace menos de dos años. O expresado de forma más concreta, el 20,8% de las compañías son muy jóvenes y han surgido al calor de la recuperación económica.

Se trata de una renovación profunda del tejido empresarial en poco tiempo en un país acostumbrado a una alta mortandad de sus compañías. No en vano, apenas el 16,3% de las empresas que hoy están realmente activas tienen más de 20 años. Es decir, hay más empresas con menos de 24 meses que compañías fundadas hace dos décadas o más, lo que pone de relieve la profunda renovación que sufre el tejido productivo. Y no siempre a causa de los avances tecnológicos. El entorno institucional, macroeconómico, fiscal o laboral tiene mucho que ver con esa renovación.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE).
Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los datos proceden del último Dirce (Directorio Central de Empresas), que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), y que viene a ser la mejor radiografía sobre la estructura empresarial del país. Y según esos datos, el modelo productivo -junto a la innovación- influye de forma muy determinante en la supervivencia de las empresa. Algunos datos lo ponen negro sobre blanco.

En la hostelería, apenas el 13% de las empresas ha superado las dos décadas de existencia, mientras que en la industria el 29% de las empresas lleva funcionando durante dos o más décadas, En el caso de lo que el INE denomina 'resto de servicios' la longevidad es, incluso, ligeramente más reducida que en hostelería: un 12%. La mortandad, en todo caso, está estrechamente ligada a la crisis. Y más en concreto, a los sectores más castigados por el derrumbe económico.

Hay más empresas con menos de 24 meses que compañías fundadas hace dos décadas o más

En el sector de la construcción desaparecieron nada menos que 166.061 empresas entre enero de 2008 y el mismo mes de 2016, según datos del Consejo Económico y Social (CES), y lo hicieron a un ritmo medio anual del -12%. Para el conjunto de la estructura empresarial, la desaparición de estas empresas supone el 74,4% del total de las salidas netas de empresas con asalariados en dicho periodo. El CES lo achaca a que la especialización de una parte de las empresas industriales españolas en la fabricación de productos de baja tecnología habría dificultado su supervivencia en un contexto de elevada competencia internacional. Marcada, además, por la debilidad de la demanda interna y de restricción del crédito en los años duros de la crisis.

Por el contrario, la creación de nuevas empresas es especialmente significativa en la hostelería, donde más de la cuarta parte (el 27%) ha nacido hace menos de dos años. Un fenómeno, lógicamente, vinculado entre otras cosas a la entrada de turistas, pero también al incremento del consumo privado vinculado a la mayor renta disponible (empleos y, en menor medida, salarios).

Jóvenes y microempresas

Estadística, en todo caso, ha observado que la distribución por edad en las empresas españolas va estrechamente ligada a su tamaño. Así, la presencia de empresas muy jóvenes es relevante en el tramo de microempresas (el 26,8% de las empresas sin asalariados se encuentran entre su primer y segundo año de vida). Por su parte, hay mayor representatividad de empresas veteranas en las grandes (el 45,1% de las empresas de 20 o más asalariados tiene al menos 20 años de vida). Atendiendo a la evolución del último año, 419.504 empresas comenzaron el ejercicio de actividades económicas durante 2016. Sin embargo, 385.165 cesaron todas sus actividades.

La presencia de empresas muy jóvenes es relevante en el tramo de microempresas, entre las que se encuentra el 26,8% de negocios sin asalariados

Este nacimiento de empresas está ligado, como es lógico, a los incentivos. Y todas las administraciones públicas han habilitado en los últimos años ayudas a la creación de empresas, lo que explica el actual auge, que no se ha producido con la misma intensidad en anteriores periodos de recuperación económica. La tarifa plana de 50 euros, en este sentido, es uno de los instrumentos, pero no el único, ya que tanto el ICO (Instituto de Crédito Oficial) como las comunidades autónomas han desarrollado sus propias líneas de ayuda. La cara amarga es que, al menos a corto plazo, las ayudas fiscales o dinerarias reducen la recaudación del Estado, lo que explica que el impuesto de sociedades siga bajo mínimos pese al ritmo de creación de empresas, que, en su gran mayoría, no tributan. Ya sea por facilidades fiscales o por estar en pérdidas durante sus primeros años de vida.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios