EN TODAS LAS COMUNIDADES, SALVO GALICIA Y ARAGÓN

Se acabaron los recortes: el gasto sanitario volvió a subir en 2015 y se dispara en 2016

Después de cuatro años de caídas del gasto sanitario por habitante, las comunidades autónomas lo elevaron una media del 1,82% en 2015 y lo acelerarán el 3,8% este año

Foto: Manifestación contra los recortes en Sanidad frente al Congreso de los Diputados. (EFE)
Manifestación contra los recortes en Sanidad frente al Congreso de los Diputados. (EFE)

Las comunidades autónomas han dado por finalizados los recortes en su principal competencia, la Sanidad, a pesar de que cada vez deben más dinero al Estado y apenas han empezado a devolvérselo. Después de reducir el gasto sanitario por habitante entre 2011 y 2014, el año pasado este creció un 1,82% en el conjunto de las regiones, según el Consejo Económico y Social (CES). Un incremento que oculta grandes diferencias entre ellas: en Baleares, aumentó el 10,3%, mientras que en Galicia se redujo el 10,37%. Para 2016, los Presupuestos regionales contemplan una aceleración del 3,8% en este gasto.

[Lea aquí: La deuda pública alcanza un máximo histórico]

Según los datos del CES, el gasto medio sanitario por español alcanzó 1.232,60 euros en 2015 tras ese incremento del 1,82%. Esta partida venía de crecimientos superiores al 8% en 2008, en la época de vino y rosas de la burbuja inmobiliaria, que se fueron reduciendo hasta entrar en negativo en 2011, cuando se contrajo el 4,03%. Esta tónica prosiguió en 2012 (-1,51%) y 2013 (-5,89%), pero la caída se moderó notablemente en 2014: -0,21%. Y, finalmente, el año pasado volvió el crecimiento.

Este organismo explica que "uno de los factores que más han contribuido a la reducción del gasto sanitario ha sido la implantación de las diversas medidas de eficiencia en el gasto farmacéutico, que, no obstante los últimos e importantes descensos anuales, volvió a incrementarse en 2015". Para 2016, los Presupuestos Generales de las autonomías contemplan un incremento total del gasto por habitante en el conjunto del país del 3,8%, con lo que este alcanzará 1.278,82 euros.

Euskadi, la que más gasta; Andalucía, la que menos

Esta cifra esconde grandes disparidades entre regiones: el País Vasco, Navarra y Asturias fueron las comunidades con Presupuestos más generosos el año pasado (la primera alcanzó 1.584,73 euros), en tanto que Andalucía, Galicia y La Rioja se situaron a la cola; la comunidad presidida por Susana Díaz solo gastó 1.007,11 euros por andaluz.

El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, junto a la de Andalucía, Susana Díaz. (Reuters)
El presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, junto a la de Andalucía, Susana Díaz. (Reuters)

No obstante, el CES recuerda que "no existe una relación directa entre el gasto per cápita y la calidad del servicio prestado, pues factores como la edad media de la población (caso de Asturias) o la dispersión de los habitantes, con una menor densidad de población, aumentan el presupuesto medio por persona". Por otro lado, este incremento del gasto no se ha traducido en una reducción de las listas de espera, que "volvieron a sufrir un incremento, tanto en el número de pacientes afectados como en el tiempo medio de espera".

Los ritmos de crecimiento también son muy diferentes entre comunidades, y se dan casos tan llamativos como el de Galicia, que redujo su gasto un 10,37% en 2015 y prevé incrementarlo en un 18,71% este año, en que se celebrarán elecciones autonómicas. La Xunta de Galicia no respondió a las preguntas de El Confidencial sobre las razones de estos movimientos. El mayor crecimiento en 2015, del 10,3%, se dio en Baleares, seguida por Extremadura, con el 6,04%. Para 2016, el mayor incremento previsto, siempre por detrás del de Galicia, se producirá en Aragón (+12,61%).

Crecen las desigualdades por razones económicas

El informe del CES también se detiene en aspectos más cualitativos, basados en la 'Encuesta europea de salud'. En ella se constata "la existencia de desigualdades en función de la categoría sociológica 'clase social'. Ello es tanto más preocupante cuanto que el descenso de la renta media de los hogares durante la crisis esconde un aumento considerable del número de hogares con recursos escasos".

"La salud es muy dependiente del estatus socioeconómico, por lo que existen diferencias de no poca importancia entre las personas que viven en hogares sustentados por trabajadores más cualificados y las que viven en otros con menor cualificación", algo que incide especialmente en aquellas prestaciones no subvencionadas por el Estado, como la bucodental.

 

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios