Es noticia
Menú
Ontiveros teme que el consumo caiga en punto muerto si no suben los sueldos
  1. Economía
en un debate organizado por banco sabadell y ec

Ontiveros teme que el consumo caiga en punto muerto si no suben los sueldos

El presidente de AFI cree que el consumo privado está condenado a empeorar si la renta de los españoles no mejora. Feito, en cambio, no ve motivos para la preocupación

Si los sueldos se estancan, el consumo también. El presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Emilio Ontiveros, cree que los indicadores de confianzade las familias "no son muy favorables" y no se muestra demasiado optimista respecto a la evolución del consumo este año. "En ausencia de variaciones positivas en la renta, es complicado que el consumo mantenga un ritmo de crecimiento aceptable (...) Hemos tenido un comienzo de año feo", señaló en un cara a cara con el economista José Luis Feito, organizado por El Confidencial y Banco Sabadell. O dicho de otra manera: si no suben los sueldos, el consumo corre el riesgo de caer en punto muerto.

No opina lo mismo Feito. El presidente del Instituto de Estudios Económicos (IEE) cree que no hay riesgos debido a la baja inflación. Esto quiere decir que a igualdad de salarios, las remuneraciones aumentan más en España que en el resto de países. El economista prevé aumentos salariales del 1% para 2016. "Si a esto le añadimos un crecimiento del empleo, no hay razón para pensar que el consumo privado vaya a decaer. Yo no me preocuparía demasiado", zanja. Pero la situación económica es más delicada de lo que parece, sobre todo por las turbulencias en los mercados.

De hecho, el economista vincula la "fuga de capitales" a la tormenta financiera y no tanto al bloqueo político. El vacío de poder aún no ha tenido un impacto en el crecimiento, pero los ponentes no descartan riesgos a medio plazo (2017-2018). Feito considera además que España podría haber sido un refugio para la inversión de no ser por la incertidumbre política. A Ontiveros le preocupa "esa transición de una economía española debilitada con un entorno internacional también debilitado" y señala una "falta de fe en el recorrido de la política monetaria", algo que condiciona las expectativas de los inversores.

También hace referencia a una "gestión inadecuada" de la crisis que va a dejar secuelas en la economía española. "Teníamos bastantes papeletas para ser contagiados por cualquier episodio que viniera de fuera. EEUU reaccionó de inmediato, de forma acertada y sin contemplaciones, mientras Europa tardó y no siempre se aplicaron las terapias adecuadas", critica el economista.

En palabras de Feito, España no actuó a tiempo y la bola de nieve creció hasta desbordarse. "Se trató tarde, se trató mal y se permitió que se acumularan desequilibrios muy abultados (...) Si el Banco Central Europeo (BCE) no hubiera intervenido, tendríamos la gran depresión". Ontiveros suscribe que la política monetaria ha sido cómplice del crecimiento y ha beneficiado en buena medida a nuestro país. ¿Qué habría pasado si el BCE no hubiera rescatado el sistema financiero español?, plantea. Un sistema hoy saneado y fuerte a ojos de Feito. "Su solidez es comparable a la banca norteamericana", si bien los bancos están viviendo una época de márgenes más estrechos como consecuencia de los tipos de interés negativos.

¿Demasiado sueldo para tan poca productividad?

El presidente del IEE no niega los perjuicios del empleo precario, pero pone el foco en otros aspectos. "Lo que no es sostenible es tener tasas de paro del 20% ni salarios por encima de la productividad. Hay una gran proporción de fuerza laboral que no tiene una productividad como para poder tener sueldos por encima del mínimo", opina. Para Ontiveros, España no puede tener una economía que fundamenta sus ventajas competitivas solo en la reducción de costes de producción.

Por ello, apuesta por bucear en otros factores como la calidad de las instituciones, la función empresarial, el sistema financiero o los órganos supervisores o de justicia. "El mayor problema no es tanto la mayor o menor explotación inteligente del factor trabajo", matiza. Pero el nivel de vida de un país lo determina su tasa de productividad, recuerda Feito.

Si los sueldos se estancan, el consumo también. El presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Emilio Ontiveros, cree que los indicadores de confianzade las familias "no son muy favorables" y no se muestra demasiado optimista respecto a la evolución del consumo este año. "En ausencia de variaciones positivas en la renta, es complicado que el consumo mantenga un ritmo de crecimiento aceptable (...) Hemos tenido un comienzo de año feo", señaló en un cara a cara con el economista José Luis Feito, organizado por El Confidencial y Banco Sabadell. O dicho de otra manera: si no suben los sueldos, el consumo corre el riesgo de caer en punto muerto.

Sueldos Analistas Financieros Internacionales (AFI) Crisis
El redactor recomienda