Es noticia
Menú
Feito: "Si no fuera por la incertidumbre, España sería un refugio para la inversión"
  1. Economía
en un debate organizado por banco sabadell y ec

Feito: "Si no fuera por la incertidumbre, España sería un refugio para la inversión"

Emilio Ontiveros y José Luis Feito descartan un desplome del crecimiento a corto plazo. Los economistas aún no ven un impacto directo de la situación política en la economía

Foto: Foto: Jorge Álvaro Manzano
Foto: Jorge Álvaro Manzano

No hay indicadores que demuestren que la situación política ya está teniendo impacto en el crecimiento. Así lo asegura José Luis Feito, presidente del Instituto de Estudios Económicos, en “¿Crecimiento real o ilusión económica?”, un cara a cara con el presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Emilio Ontiveros, organizado por El Confidencial y Banco Sabadell. El economista asegura que la "fuga de capitales" no tiene tanto que ver con la política sino “con el sentimiento de que podía haber una nueva recesión y las turbulencias financieras”, lo que ha provocado una salida de dinero "a los refugios naturales".

Pero España podría haber sido un refugio para la inversión “de no ser por la incertidumbre política”, matiza el presidente del IEE. No oculta su inquietud ante “políticos cuyo objetivo es volar el euro porque consideran que es un corsé”, en referencia a Pablo Iglesias y su partido. “Efectivamente, es un corsé que impide hacer soberanos disparates”, añade. Ontiveros suscribe que el “deterioro de las relaciones políticas” y los problemas internos para formar gobierno todavía no afectan a la economía española. “El impacto a día de hoy no es grande”. Son más vinculantes otros factores como el respaldo del BCE o mantener los compromisos de España en la Unión Europea, algo que, a juicio del economista, “ninguna de las fuerzas políticas ha cuestionado”.

El presidente de AFI está más preocupado por “el peor comienzo del año en la historia bursátil mundial” y atribuye el crecimiento registrado en 2015 a “una política monetaria cómplice del crecimiento” por parte del Banco Central Europeo (BCE). “No sabemos qué habría pasado” en la eurozona y en España si esta entidad no hubiese apostado por una política de estímulos a partir de 2012, puntualiza.

Tampoco se muestra demasiado optimista al hablar de las perspectivas económicas ligadas al panorama internacional: “No va a seguir siendo tan cómplice de ese crecimiento como lo ha sido hasta ahora”, y prueba de ello es que la mayoría de los organismos han revisado a la baja las expectativas porque “el comienzo del año ha sido muy malo”.

La tormenta financiera es un factor de riesgo importante para la economía española, pero no el único. La desaceleración en China, la crisis de los emergentes, el peligro de que los bancos europeos entren en dificultades y la amenaza de otro episodio griego podrían causar serias dificultades en el futuro. “Y a nosotros nos cogería con niveles de deuda elevados y una dependencia energética más alta que en otros países. Tenemos que prepararnos para un posible ciclo alcista de los tipos de interés”, explica Feito.

Los economistas ven más riesgos a medio plazo (2017-2018) que en el futuro más inmediato y vinculan la evolución del crecimiento a “lo que se haga con el gasto público” en los próximos años. Por ello subrayan la importancia del proceso de consolidación presupuestaria para estabilizar la deuda pública y reducir el déficit. “Si se hace mediante modificaciones impositivas, que no sean hostiles al crecimiento económico”.

“Me preocupa que este sea un buen año, el precio del petróleo empiece a subir porque las cosas se tranquilizan y los tipos de interés hagan lo mismo. Somos más vulnerables a eso que a otros factores”, argumenta Feito. Pero confía en que España aún no inicie una desaceleración acusada y prevé un crecimiento anual “muy parecido al de finales de 2014” (0,8% intertrimestral). “En contra de todos los temores que nos asaltan, no va a haber un desplome del crecimiento” este año, concluye.

No hay indicadores que demuestren que la situación política ya está teniendo impacto en el crecimiento. Así lo asegura José Luis Feito, presidente del Instituto de Estudios Económicos, en “¿Crecimiento real o ilusión económica?”, un cara a cara con el presidente de Analistas Financieros Internacionales (AFI), Emilio Ontiveros, organizado por El Confidencial y Banco Sabadell. El economista asegura que la "fuga de capitales" no tiene tanto que ver con la política sino “con el sentimiento de que podía haber una nueva recesión y las turbulencias financieras”, lo que ha provocado una salida de dinero "a los refugios naturales".

Crisis
El redactor recomienda