HACIENDA PREPARA UN PLAN B

Montoro espera orden de Moncloa para cerrar el grifo del FLA y asfixiar a Mas

El ministerio exige "lealtad" a las instituciones catalanas como requisito para liberar fondos del FLA y deja en manos de Rajoy la decisión de poner coto a este mecanismo de financiación autonómica

Foto: Rajoy habla con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro en el Congreso de los Diputados. (Foto: EFE)
Rajoy habla con el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro en el Congreso de los Diputados. (Foto: EFE)

Falta de lealtad. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, dejó claro ayer que no es de recibo acogerse a un fondo de rescate autonómico mientras se mueven los hilos para separarse de España. Y de hecho, ya trabaja bajo la tutela de Moncloa en fórmulas para poner a la Generalitat de Cataluña al borde del precipicio financiero si sus "veleidades independentistas" no remiten. Las necesidades existen. No en vano, el Gobierno que preside Artur Mas acaba de pedir 2.300 millones de euros para antes de final de año en el marco del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Según explica el propio ministro, el citado FLA fue creado para otros menesteres, como evitar que los servicios públicos caigan, y está sujeto a dos requisitos: el cumplimiento del déficit público y la lealtad entre administraciones. ¿Qué pasa con lo segundo? "Estamos en condiciones de exigirlo", zanjó Cristóbal Montoro en un acto del Consejo General de Economistas. Más allá de las declaraciones públicas, fuentes próximas a Hacienda confirman que el departamento elabora en estos momentos un plan de actuación por si el Gobierno decide cerrar el grifo a Cataluña. La última palabra, por tanto, es de Rajoy.

Último Consejo de Política Fiscal y Financiera. (EFE)
Último Consejo de Política Fiscal y Financiera. (EFE)

Será pues Moncloa quien tome la decisión de liberar -o no- los fondos que la Generalitat necesita. El total de dinero en liza para el conjunto de comunidades autónomas alcanza los 7.000 millones, que serán prestados a interés cero. Por lo pronto, Artur Mas ha solicitado 2.300 millones -que equivalen al exceso de déficit en el que incurrieron en 2014-, con los que espera financiar las deudas pendientes y los servicios públicos a pesar de estar sumergido en pleno proceso soberanista. Y el FLA no está para financiar "objetivos políticos ilegales", o así lo dijo Montoro en su alocución. 

"No podemos estar trabajando con quienes van contra las leyes. El presidente fijará la posición del Gobierno de España" tan pronto como acabe su ronda de negociaciones con otras formaciones políticas y presidentes autonómicos, matiza el ministro. La desconexión del Estado a la que aspira la Generalitat no es absoluta. De momento, se niega a renunciar a esa 'transfusión' que le permitirá mantener vivos servicios básicos como educación, sanidad o dependencia

Cataluña ha recibido 37.500 millones de euros desde la creación del FLA en 2012

Montoro, en todo caso, intentó rebajar la dureza del discurso. "¿Acaso íbamos a dejar de pagar la sanidad, la educación o la residencia de las personas dependientes? Otra cosa son las veleidades independentistas de algunos", planteó. En esta línea, también insistió en la necesidad de garantizar el acceso de los ciudadanos a los servicios públicos con independencia de su lugar de residencia.

Sin dinero para pagar medicamentos

Las tensiones de caja de la Generalitat son de sobra conocidas. Sin ir más lejos, su deuda con las farmacias supera ya los 330 millones de euros (121,5 de julio, 100 de agosto y 112,5 de septiembre). El Servicio Catalán de Salud ya no tiene más dinero para pagar fármacos y por eso depende tantísimo de aportaciones extraordinarias. Pero los farmacéuticos catalanes ya están demasiado acostumbrados a retrasos en los pagos.

Es más, la previsión es que tampoco cobren ninguna factura mañana 5 de noviembre, y ya han dejado claro su malestar en un comunicado del Consejo de Colegios de Farmacéuticos. Acusan al Gobierno catalán de insensibilidad, irresponsabilidad y falta de previsión, informa EFE. "Lejos de mejorar con la anunciada salida de la crisis, la inestabilidad en 2015 ha sido superior a la del año anterior". Más allá de las presiones políticas, la economía amenaza con jugar un papel decisivo en el desafío catalán contra el Estado español.

Economía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
85 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios