RECORTA aL 3,1% la subida de las exportaciones

La OMC rebaja la previsión de comercio mundial y alerta de un enfriamiento general

La ralentización del crecimiento comienza a ser algo más que una evidencia. La OMC ha advertido que este año el comercio mundial sólo crecerá un 3,1%.

Foto: El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevedo (EFE)
El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Roberto Azevedo (EFE)

La ralentización del crecimiento económico comienza a ser algo más que una evidencia. El último organismo en manifestarlo ha sido la Organización Mundial de Comercio (OMC), que estima ahora que este año el comercio mundial sólo crecerá un 3,1%, por debajo del 4,7% previsto anteriormente. No se trata de un recorte puntual. La OMC rebaja también el crecimiento estimado para 2015 y lo sitúa en el 4%, por debajo del 5,3% previsto hace apenas seis meses.

El recorte tiene que ver con la revisión a la baja del PIB mundial, en particular de las economías avanzadas de la Eurozona después de los adversos resultados cosechados en el primer semestre. Pero también con la debilidad del crecimiento en Latinoamérica, fundamentalmente en Brasil. Como consecuencia de ello, asegura el director general de la OMC, Roberto Azevedo, las instituciones internacionales se verán obligadas en las próximas semanas a revisar a la baja sus perspectivas de crecimiento. Las asambleas anuales del FMI y el Banco Mundial se reunirán en poco más de tres semanas.

Influyen también, de forma determinante, las tensiones geopolíticas a nivel mundial (Siria, Ucrania o Irak), si bien la OMC confía en que las medidas de liquidez anunciadas por el Banco Central Europeo (BCE) apuntalen el crecimiento de las exportaciones en la segunda parte del año. La Organización Mundial de Comercio, en todo caso, recuerda que las tensiones entre EEUU  la UE, por una parte, y Rusia, por otra, debido a la crisis de Ucrania se han traducido en sanciones comerciales que afectan a la agricultura y otras materias primas. Incluso, la crisis del ébola, en algunos países del África occidental, afectará al comercio mundial.

Para Europa, la OMC estima que el comercio crecerá este año un 2,3%, y un 3,5% el próximo. En ambos casos, por debajo del avance que se producirá a nivel mundial. La debilidad de Alemania (y, por supuesto, de Francia) tiene mucho que ver con ello. Su ministro de Finanzas, Wolfgang Schaüble, sugirió ayer que Alemania no alcanzará el 1,8% previsto para este año, mientras que BDI, el principal lobby de la industria germana, rebaja esa tasa hasta el 1,5% después de los magros resultados logrados en la primera parte del año.

Los datos más recientes conforman esa dirección. Según las estimaciones preliminares de Markit, un servicio de información financiera, el PMI compuesto de la zona euro en septiembre –que mide las expectativas de los gestores de compras, se reduce 0,2 puntos hasta los 52,3 tras la caída de agosto. En el global del tercer trimestre, registra una reducción de 0,5 puntos. El comportamiento del índice en septiembre, sostiene el servicio de estudios del BBVA, es el resultado de la desaceleración tanto del sector servicios, que baja hasta los 52,8 (desde 53,1 en agosto) como del sector manufacturero, que se reduce dos décimas. Por países, lo relevante es que aumentan las divergencias en el ritmo de recuperación entre las economías de Alemania y Francia. Al mismo tiempo, la periferia pierde ritmo.

Mientras tanto, también preocupa lo que sucederá en China, donde ya hay signos de debilitamiento de la actividad en consonancia con lo que ocurre en los países hacia los que se dirigen sus exportaciones. La OMC prevé para el conjunto de Asia un crecimiento de las exportaciones del 5% este año, y del 4,8% el próximo. 

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios