CONVOCA A TODOS LOS EJECUTIVOS A UNA REUNIÓN PARA EXPONER UN CÓDIGO ÉTICO

Iberdrola exige a sus directivos hacer de ‘policías’ para evitar otro caso de corrupción

Una y no más. Iberdrola no quiere ver manchado su nombre con un caso de corrupción como en el que se ha visto implicada su filial

Foto: Iberdrola exige a sus directivos hacer de ‘policías’ para evitar otro caso de corrupción
Iberdrola exige a sus directivos hacer de ‘policías’ para evitar otro caso de corrupción

Una y no más. Iberdrola no quiere ver manchado su nombre con un caso de corrupción como en el que se ha visto implicada su filial de ingeniería por los presuntos pagos y cobros irregulares en Letonia. Para ello, Ignacio Sánchez Galán va a reunir este martes a toda la cúpula de Iberinco para obligarle a firmar un código ético y exigir a sus directivos que hagan de policía si es necesario.

Iberinco, la compañía que se ha visto envuelta en el citado escándalo por presuntos sobornos en la construcción de una planta de ciclo combinado en Letonia por 300 millones, ha convocado esta tarde a todos sus directivos mundiales para explicarles lo que se ha llamado “Programa de Cumplimiento Ético”. Se trata de un documento que desarrolla “la política para la prevención de los delitos y contra el fraude”, según se describe en una comunicación interna.

“En línea con el código ético del grupo, permite recoger el compromiso asumido por nuestra sociedad de actuación ética y comportamiento responsable en todos los ámbitos de actuación, impulsando una cultura preventiva basada en el principio de tolerancia cero hacia la comisión de actos ilícitos y situaciones de fraude”, dice la misiva con un lenguaje cargado de palabras de peso.

Iberinco considera que con este documento desarrolla un programa específico y eficaz de actuación y supervisión para la reducción del riesgo de comisión de posibles actos ilícitos. Pero, sobre todo, y más importante, instaura un sistema adecuado para la denuncia interna de potenciales conductas indebidas e infracciones del citado código. De esta forma, Iberdrola quiere que sus propios directivos adviertan de cualquier coyuntura que pueda poner en riesgo la reputación de la compañía, presente en cuarenta países.

“Todos los directivos y empleados de la sociedad tienen la responsabilidad de establecer y mantener un alto nivel de conducta ética en sus actividades empresariales. [...] Entre las responsabilidades de los directivos se incluyen, además, la de asistir a los empleados de la sociedad acerca del contenido y aplicación del citado Programa de Cumplimiento Ético, la de conocer la conducta ética de todos los empleados que supervisan, y la de asegurar que los empleados a su cargo cumplan con el Programa”, indica el documento.

Conexión mundial

De esta manera, Iberdrola quiere evitar que vuelva a suceder nada parecido al caso de José Manuel Mira, director de operaciones de su filial de ingeniería, que ha sido imputado por presunta corrupción en Letonia. Un caso que provocó la destitución inmediata de toda la cúpula directiva de Iberinco este verano, como adelantó El Confidencial, y que ha provocado sarpullidos en la organización. Un informe interno solicitado por el nuevo presidente de esta firma demuestra que, efectivamente, hay motivos fehacientes para colegir que Mira obró irregularmente al pagar comisiones y quedarse con dinero del contrato.

Para Sánchez Galán, se trata de un asunto esencial, ya que muchos gestores de fondos de inversión no invierten en compañías cuyo nombre está emborronado por casos de corrupción. Por ese motivo, en el comunicado interno se requiere a los directivos que “será necesario y obligado contar con vuestra presencia en el salón de actos de Iberdrola Ingeniería en Madrid”.  Los que no puedan asistir por “motivos excepcionales” deberán delegar en una persona de su máxima confianza para que tenga un adecuado conocimiento del “Programa de Cumplimiento Ético”.

Como Iberinco tiene presencia en muchos países, para los que no puedan estar físicamente se habilitarán conexiones internacionales, como con Brasil y México. El responsable del evento y de que se cumpla con el código es Félix Sobrino Martín, un hombre de máxima confianza del nuevo presidente de la filial, Carlos Fernández Lerga, y del consejero delegado, Federico de la Hoz.

Economía
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios