Un informe secreto revela que Iberdrola pagó comisiones en un caso de corrupción
  1. Economía
GANÓ UN CONTRATO DE 300 MILLONES DE FORMA FRAUDULENTA

Un informe secreto revela que Iberdrola pagó comisiones en un caso de corrupción

Iberdrola ya tiene la comprobación oficial de que Iberinco, su filial de ingeniería, llevó a cabo prácticas ilícitas para conseguir un contrato en Europa del Este

Foto: Un informe secreto revela que Iberdrola pagó comisiones en un caso de corrupción
Un informe secreto revela que Iberdrola pagó comisiones en un caso de corrupción

Iberdrola ya tiene la comprobación oficial de que Iberinco, su filial de ingeniería, llevó a cabo prácticas ilícitas para conseguir un contrato en Europa del Este de más de 300 millones de euros. La compañía eléctrica encargó una investigación para saber si sus directivos habían participado en un caso de corrupción, escándalo que provocó la destitución de toda la cúpula directiva el pasado mes de junio.

Según ha podido saber El Confidencial, Ignacio Sánchez Galán está al corriente de que Iberinco pagó comisiones a una compañía llamada Energy Consulting para imponerse en una puja para construir una central de ciclo combinado en Riga (Letonia), de 420 megawatios, que fue inaugurada por el Rey Juan Carlos I. La comprobación ha sido posible porque Iberdrola solicitó hace unos meses un informe secreto para conocer con detalle los motivos por los que uno de sus directivos había sido imputado y otros cuatro habían sido llamados a declarar.

El informe fue puesto encima de la mesa el pasado 17 de octubre, fecha en la que el consejo de administración de Iberinco se reunió para analizar sus conclusiones. Según dicha investigación, hay una acumulación de indicios que apunta a que tuvieron lugar “conductas no compatibles con el código ético” en la relación que Iberinco mantuvo con Energy Consulting. Esta compañía facilitó a Iberdrola la consecución del citado contrato con la empresa estatal letona Latvenergo, cuya cúpula directiva también fue purgada en 2010.

La querella criminal por sobornos y pago de dinero en negro apunta a José María Mira Romero, director de desarrollo de negocio de Iberinco, y al señor Nivanovics, representante de Energy Contulting. Mira Romero fue despedido recientemente tras contrastar su implicación en el caso después de que Iberdrola asegurase a este medio a finales de junio que lo tenía apartado hasta que se demostrase su culpabilidad. La compañía le pagó la asistencia jurídica hasta que pudo comprobar que “obró como mínimo prescindiendo de la diligencia exigible”, según indican fuentes próximas a Iberdrola.

El grupo eléctrico presidido por Sánchez Galán cree que no se realizaron las comprobaciones adecuadas sobre el origen de Nivanovics ni tampoco el correcto seguimiento de los trabajos de Energy Consulting a cambio de sus honorarios. Una aseveración que demuestra que Iberdrola pagó dinero a este intermediario a cambio de la obtención del contrato. La compañía lo denomina “costes de asesoramiento comercial”.

El informe ha sido dirigido por el departamento de auditoría interna de Iberinco, cuyo responsable, Gerardo Codes, fue relevado del cargo el pasado mes de agosto. En opinión de dicha comisión, las evidencias de la investigación ponen en cuestión la transparencia del proceso de licitación, que en su día fue el mayor contrato obtenido por Iberdrola en Europa del Este.

Limpieza en la cúpula

Por este motivo, Iberinco ha cambiado el reglamento de la comisión de auditoría y cumplimiento con el fin de evitar que el grupo se vea envuelto en el futuro en un caso de corrupción similar. Un problema muy grave para una compañía que trata de cuidar al máximo el valor de la reputación. Iberdrola asegura tener “tolerancia cero” con prácticas corruptas o fraudulentas, motivo por el cual destituyó a toda la cúpula directiva de la filial este verano.

Galán prescindió de un plumazo del presidente, Ramón de Miguel, un ex alto cargo del gobierno de José María Aznar, y del consejero delegado, Alberto Sicre. Sus puestos fueron ocupados por Carlos Fernández Lerga y por Federico de la Hoz, respectivamente. También fue relevado el director financiero de Iberinco, Alfonso Gabarrón, que se incorporó a la matriz sin destino determinado. Previamente, la compañía había prescindido de los servicios de Carlos Serrano, el director de asuntos jurídicos. Pese a que fue uno de los cuatro ejecutivos que fue llamado a declarar, su abogado aseguró a El Confidencial que su despido no tuvo ninguna relación con el caso de corrupción.

Al consejo del pasado 17 de octubre asistió Ignacio López del Hierro, marido de María Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular. López del Hierro fue nombrado en junio, justo cuando este medio hizo público la incriminación de Iberdrola en este turbio asunto.

Iberdrola Renovables