Koplowitz, Del Pino y Jove se descuelgan del capital riesgo
  1. Economía
DAN POR CONCLUIDA SU AVENTURA EN GALA CAPITAL

Koplowitz, Del Pino y Jove se descuelgan del capital riesgo

Todo lo que empieza está condenado a acabar. La incursión en la industria del capital riesgo de varias de las principales fortunas del país llama también

Foto: Koplowitz, Del Pino y Jove se descuelgan del capital riesgo
Koplowitz, Del Pino y Jove se descuelgan del capital riesgo

Todo lo que empieza está condenado a acabar. La incursión en la industria del capital riesgo de varias de las principales fortunas del país llama también a su fin. Alicia Koplowitz, Manuel Jove y la familia Del Pino dan por terminada su aventura en Gala Capital, el fondo de prívate equity en el que se embarcaron como principales inversores en el ya lejano 2004. Según los propios protagonistas, no habrá segunda oportunidad para comprar y vender empresas de manera conjunta.

Estas tres grandes fortunas han decidido dar por concluido su participación como impulsores de Gala Capital. En realidad, Koplowitz, Del Pino y Jove se subieron al proyecto de capital riesgo impulsado por los financieros Carlos Tejera (ex McKinsey) y Jaime Bergel (ex Merrill Lynch) cuando las inversiones alternativas, con gran capacidad de apalancamiento, eran una de las modalidades más demandadas. Ahora las prioridades de los inversores y las condiciones del mercado son otras.

En el caso de Gala Capital, uno de los fondos más singulares del sector en la última década por el ramillete de fortunas privadas del país que consiguió reunir, se ha cumplido al pie de la letra el calendario de vida estimado para un fondo de estas características: entre 4-5 años para invertir y otros 2-3 para vender. Llegado a este punto, el reto por parte de los gestores y de los inversores es saber si renuevan los compromisos para levantar e invertir un nuevo fondo. Y no ha sido el caso.

Probablemente, desde hace unos años, todos los protagonistas de Gala Capital tenían claro que el fondo pondría fin a la historia en breve. Ese punto de inflexión se remonta a finales de 2008, cuando la pareja profesional que formaban Bergel y Tejera decidió separarse, quedándose el primero con la gestión de la cartera de participadas de Gala Capital, mientras que el segundo montó su propia sociedad de inversión y permaneció como inversor del fondo. Era el principio del fin. 

En este contexto y con la crisis llamando a las puertas, los socios de Gala Capital decidieron cerrar el grifo. Así, mientras Tejera volvía al negocio de la gestión con dinero de las fortunas de Dubai, Bergel barajó su retorno al mundo de la banca de inversión y apunto estuvo de hacerlo tras recibir una oferta de JP Morgan para dirigir el área de Oriente Medio. Sin embargo, el fichaje se abortó finalmente tras la petición de sus inversores de seguir un año más al frente de Gala para gestionar las participaciones.

Aunque el fondo de capital riesgo aún mantiene en su cartera la mayoría Panda Software, un 1% de Antena 3 tras su fusión con La Sexta y una participación en una empresa de ingeniería francesa, Bergel ha dado por terminado su compromiso con Koplowitz, Del Pino y Jove para embarcarse en un nuevo proyecto, sin solución de continuidad, como responsable para toda la Península del fondo Harvard Investment Group Capital (HIG), un private equity con 8.500 millones de euros bajo gestión.

Gala Capital seguirá con vida el tiempo que tarde en liquidar sus posiciones actuales. La mayoría fueron vendiéndose durante estos años, algunas con gran éxito, como las inversiones en la firma de lujo Jimmy Choo o la corporación de renovables Cesa Eólica, mientras que otras como Coronel Tapiocca y Núcleo no resultaron tan rentables. Y por el camino, otras muchas quedaron en meros proyectos frustrados, como el intento de compra de la propia Iberia. Pero esos eran otros tiempos.

Alicia Koplowitz Omega Capital