Es noticia
Menú
Nadal prepara su "coche viejo" en Roma mientras afronta el miedo a dejar de ser competitivo
  1. Deportes
  2. Tenis
QUIERE LLEGAR A TOPE A PARÍS

Nadal prepara su "coche viejo" en Roma mientras afronta el miedo a dejar de ser competitivo

El tenista balear sabe que se acerca Roland Garros, para lo que necesita encontrar su punto de forma lo antes posible y, por qué no, soñar con hacer algo grande en Roma

Foto: Rafa Nadal, a punto para afrontar Roma. (Reuters/Isabel Infantes)
Rafa Nadal, a punto para afrontar Roma. (Reuters/Isabel Infantes)

Hablar de Rafa Nadal es hacerlo del mejor deportista español de todos los tiempos. Su amplio historia deportivo habla por sí solo y, a día de hoy, sigue demostrando que su grandeza va mucho más allá de la pista de tenis. Pero lo sucedido en Madrid le ha hecho pensar en su situación actual, pues comprobó en su propia piel el vendaval en el que se ha convertido Carlos Alcaraz y le hizo reflexionar en alto sobre su edad y el gran miedo que tiene en pista.

Nadal cayó en cuartos de final de Madrid ante Alcaraz, un torneo al que llegaba después de mes y medio sin competir por una fractura en una costilla. Pero la derrota sufrida en la Caja Mágica no debe de ocultar la gran temporada que está firmando el balear: hasta el momento, en 2022 ya ha ganado tres títulos (Melbourne, Acapulco y el Open de Australia), un año en el que ha ganado 22 partidos y solo ha perdido dos, el de Madrid y la final de Indian Wells ante Taylor Fritz.

Foto: Carlos Alcaraz celebra su victoria en Madrid. (EFE/Juanjo Martín)

Ahora, Nadal llega a Roma con la intención de seguir cogiendo ritmo de cara al gran objetivo de la temporada, lograr su 14ª título en Roland Garros, una empresa nada sencilla, pero para la que se encuentra totalmente enfocado. Por ello, la misión es clara: mejorar su nivel competitivo en pista mientras continúa subiendo el ritmo de entrenamiento para encontrar su mejor punto físico. Nadal sabe que tiene mucho tenis, pero que su cuerpo es fundamental para ser competitivo.

Y es que ese, precisamente, es el gran miedo de Nadal: no tener las herramientas para hacer frente a un rival en pista. Por ello, sabe que, a punto de cumplir 36 años, debe cuidar más que nunca su puesta a punto, algo fundamental para poder jugar al tenis como solo él sabe: no dar nunca una bola por perdida, pelear hasta el último aliento y convertirse en un muro al otro lado de la red. Pero si encima viene tras muchos días de inactividad, recuperar el ritmo no es algo sencillo.

"Mi cuerpo es como un coche antiguo, necesita tiempo para volver a arrancar. Tengo casi 36 años, ya no tengo 19, por lo que siempre se necesita tiempo para recuperarse, pero estoy feliz de estar en Roma, un lugar que me encanta y donde tengo tantos recuerdos increíbles", explicaba Nadal en la previa de Roma. Está convencido de poder hacer un buen papel en Italia, pero también es consciente de que necesita estar fino en lo físico para seguir dando guerra.

Nadal, en la final del Open de Australia.

De hecho, fue el propio Nadal el que aseguró que sabe que ese punto de excelencia física con el que cuenta es básico no solo para jugar, sino también para que él sea feliz en pista. Ya ha confesado en varias ocasiones que necesita verse bien para poder pelear por todo y que, en el momento que deje de sentir que puede luchar de tú a tú con cualquier otro jugador, será el momento de decir adiós. Pero nunca lo había expresado con tanta claridad como ha hecho en Roma.

"Aún me siento competitivo cuando estoy sano. Es obvio que cuando tienes mi edad y empiezas a tener más problemas de los que puedes gestionar, es bastante duro. Molestias físicas, dolores... eso es algo que puedes gestionar. El problema está cuando empiezas a sentir que todo eso no te permite ser lo suficientemente competitivo para pelear por lo que te mantiene vivo. Si eso ocurre, entonces es una conversación diferente y será el momento de tomar decisiones", afirmó.

Mientras, Nadal ya prepara su "coche viejo" para seguir en Roma con los buenos números que está firmando esta temporada y, por qué no, empezar a soñar con hacer algo grande en Roland Garros. De momento, puede presumir de ser el jugador con mejor racha de la temporada y el único que ha levantado un Grand Slam, que le ha servido para ser el más grande de la historia. Y sigue dando lecciones de humildad allá donde va. Por eso, Nadal es el mejor deportista español de todos los tiempos.

Hablar de Rafa Nadal es hacerlo del mejor deportista español de todos los tiempos. Su amplio historia deportivo habla por sí solo y, a día de hoy, sigue demostrando que su grandeza va mucho más allá de la pista de tenis. Pero lo sucedido en Madrid le ha hecho pensar en su situación actual, pues comprobó en su propia piel el vendaval en el que se ha convertido Carlos Alcaraz y le hizo reflexionar en alto sobre su edad y el gran miedo que tiene en pista.

Tenis Rafa Nadal
El redactor recomienda