La ATP acaba con la última 'trampa' del tenis, la que desquició a Nadal en los Juegos de Río 2016
  1. Deportes
  2. Tenis
A modo de respuesta a las quejas

La ATP acaba con la última 'trampa' del tenis, la que desquició a Nadal en los Juegos de Río 2016

Los jugadores solo podrán ausentarse al final de un set por un máximo de tres minutos y tendrán un breve tiempo 'extra' de 120 segundos en caso de que vayan a cambiarse de ropa

Foto: Nadal, en Río, esperando a Nishikori. (EFE/EPA/Michael Reynolds)
Nadal, en Río, esperando a Nishikori. (EFE/EPA/Michael Reynolds)

La Asociación de Profesionales del Tenis (ATP) ha anunciado que limitará los parones en medio de los partidos para acudir al baño. De ahora en adelante, los jugadores solo podrán ir al servicio una vez por encuentro y dispondrán de un máximo de tres minutos desde que abandonen su posición en la pista.

Esta nueva normativa surge como respuesta a una polémica que se ha ido incrementando en los últimos años y de la que, posiblemente, el ejemplo más conocido a nivel mundial sucediera en el partido por el bronce de los Juegos Olímpicos de Río 2016, en el partido que enfrentó a Rafa Nadal y a Kei Nishikori.

Foto: Casper Ruud es uno de los tenistas del momento. (EFE/EPA/Alessandro di Marco)

Rafa Nadal había caído en semifinales contra Juan Martín del Potro, por lo que pelearía por el bronce contra Kei Nishikori, quien se llevaría el primer parcial por 2-6: Nadal, muy cansado, no podía con el nivel del nipón, que veía cerca la posibilidad de colgarse la medalla de bronce..., pero Rafa nunca se rinde.

En un segundo set antológico, Nadal no solo no dio el partido por perdido, sino que remontó a Nishikori y se llevó la manga por 7 a 6, momento en el que ocurrió lo inesperado. El japonés se marchó al vestuario tras perder el segundo parcial... y estuvo allí durante ¡11 minutos! El español, incrédulo, le preguntaba al juez de silla, Carlos Bernades, qué ocurría: "No puedo decirle nada por irse al vestuario", decía el brasileño. "Pues yo me voy a tomar una Coca-Cola", respondía Nadal.

El español no podía creer que estuviera sucediendo esto en unos Juegos Olímpicos. Nishikori solo quería frenar el ritmo ascendente de Nadal, congelar el partido, sacarle de sus casillas, cambiar la dinámica y evitar la derrota... y lo consiguió. Tras más de 10 minutos en el vestuario, volvió a pista y el español se salió del partido. Fue incapaz de recuperar el gran nivel que había mostrado en el segundo parcial y perdió el tercer set por 3-6, para quedarse sin una dolorosa medalla.

Foto: Pablo Carreño celebra su victoria ante Medvedev. (EFE)

Carreño estuvo más 'listo'

Algo similar le pasó a Pablo Carreño en los cuartos de final de los Juegos de Tokio. Empezó su partido con un nivel superlativo, metiendo golpes de todos los colores, siendo un muro al otro lado de la pista y desesperando a Daniil Medvedev, que perseguía sombras por la pista, incapaz de frenar el vendaval del español. El asturiano se llevaba la primera manga por 6 a 2... y regresaban los fantasmas de Nishikori: Medvedev agarraba su bolsa de deporte y se iba al vestuario sin mediar palabra.

Varios minutos después de marcharse, el español pedía explicaciones, sin entender qué pasaba ni dónde estaba su rival. Nadie le dio una respuesta y, entonces, decidió tomarse su pequeña 'venganza'. El movimiento de Medvedev, como el de Nishikori cinco años atrás, buscaba cortar el ritmo de Carreño y dar inicio a un 'partido nuevo'. Tras casi ocho minutos, el ruso volvió a pista..., pero entonces Carreño, cuando lo vio aparecer, decidió coger una toalla y marcharse también.

Esta temporada también ha habido polémicas, como ocurrió en el partido en el que Novak Djokovic se ausentó durante varios minutos cuando perdía en Roland Garros contra Lorenzo Musetti o el caso de Stefanos Tsitsipas, que se fue de la pista durante ocho minutos en la primera ronda del US Open.

La crispación del heleno por ir debajo en el marcador era tal, que Tsitsipas acabó yéndose al baño al inicio del quinto set contra Andy Murray. El escocés manifestó posteriormente sus quejas después de que el griego permaneciera en los aseos durante un total de ocho minutos.

Tiempo para cambiarse de camiseta

Stefanos Tsitsipas dio la vuelta al partido a su regreso y consiguió hacerse con la victoria. En la rueda de prensa posterior al partido, Andy confesó haber perdido el respeto por su contrincante, al que acusó de alargar esa pausa en un momento en el que el encuentro no estaba a su favor.

"El dato del día. Stefanos Tsitipas tarda el doble de tiempo en ir al baño que Jeff Bezos en volar al espacio", publicó Murray en Twitter poco después de la derrota. Como consecuencia, la ATP ha decidido limitar las 'visitas' al servicio en un máximo de tres minutos, y solo al final de un set. Los jugadores podrán disponer de un 'extra' de 120 segundos en caso de que vayan a cambiarse la ropa.

Tenis - Roland Garros
El redactor recomienda