su dificultad para llegar a cuartos de final

La autocrítica de Rafa Nadal y cómo 'engaña' a su adversario (y al aficionado)

Rafa Nadal explicó detalladamente tras eliminar a Nick Kyrgios las dudas que le atraparon durante determinados momentos del partido de octavos de final del Open de Australia

Foto: Rafa Nadal se prepara para el servicio ante Nick Kyrgios. (EFE)
Rafa Nadal se prepara para el servicio ante Nick Kyrgios. (EFE)

- “Hoy se te veía como muy fresco, a pesar de la dificultad del momento”.
- “Yo, en el cuarto [juego], me daba la sensación de que estaba mucho mejor que él”.

Álex Corretja preguntaba y su amigo Rafa Nadal respondía minutos después de haber sellado su pase a los cuartos de final del Open de Australia tras eliminar al correoso Nick Kyrgios en cuatro sets. La sensación hecha pregunta de Corretja venía después de que Nadal relatara minuciosamente lo mal que lo había pasado durante un partido que se le complicó en momentos puntuales. Al igual que el extenista y ahora comentarista de Eurosport, el rostro y gestos de Nadal en el choque camuflaban esos “nervios” que reconoció haber sufrido. Emana tranquilidad y seguridad -aunque la procesión vaya por dentro- y eso en el oponente transmite una sensación similar con la que Kyrgios finalizó este lunes:

“No podía sobrepasarle. Intenté saque y volea o dejadas. Pero tenía que ganar el punto tres veces para poder ganarlo”. Un muro que llueva o truene permanece ahí para devolver todas las bolas.

Esa cara de póker de Nadal había tapado la minuciosa explicación que descubrió Corretja cuando le señaló lo complicado que era batir a Kyrgios si le das un resquicio: “Jugando contra él estás al límite porque sabes que tienes pocas oportunidades de break”.

Los errores a ojos de Nadal

Y, a partir de aquí, en un acto de sinceridad y normalización de los errores, comenzó a despachar los puntos negativos de su partido:

- “En el segundo set he tenido dos ocasiones de break, pero he cometido dos errores y se me ha complicado de buena manera el partido”.

- “En el tercer set, creo que he jugado un buen tiebreak, quitando la doble falta...”.

- “Y, después, en el cuarto cuando parecía que todo estaba más o menos encarrilado, estaba ganando mis saques muy fácil… Bueno, siempre hay un poco más de nervios cuando sacas para cerrar el partido, se me ha ido ese primer punto con una derecha paralela demasiado larga y luego he jugado un mal juego. No he jugado con la soltura con la que venía jugando. He sacado mal y después desde el fondo he tenido más dudas”.

La autocrítica llegó acompañada de un sinfín de gestos, muecas y movimientos con las manos dramatizaban la realidad de los vaivenes que pasan por su mente mientras el espectador español, sentado, confía en la aparente serenidad de Rafa. El de Manacor debió gestionarse internamente salir airoso de ese conflicto.

"Si haces todo lo que puedes..."

Quizás otro tenista, en esa misma situación, hubiera sucumbido preso de su mala sensación. Rafa Nadal se caracteriza por estar lejos de eso y más tras un 2019 del que se llevó “el aprendizaje de estar siempre alerta, saber que siempre hay un poco de luz cuando parece que está todo oscuro, pero hay que estar ahí. Si tú lo intentas y haces todo lo que puedes, antes o después llega el resultado”, según una charla que mantuvo con el canal de televisión 'IB3' hace unas semanas.

De ahí que su conclusión fuera que, pese a su bache, terminó “feliz porque después he tenido la capacidad de, mentalmente, decir: Bueno, he hecho un juego malo. Tengo que volver a sacar bien”. Y con el 6-5 hice un juego positivo con mi servicio que me dio buena sensación para el tiebreak y ahí he vuelto a sacar bien”. Y a ganar.

Este miércoles por la mañana se las verá frente a Dominic Thiem en cuartos de final.

Tenis

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios