El evento, asunto de Estado

El rugby vuelve a Nueva Zelanda con público en las gradas y All Blacks en el campo

Arranca este sábado el Súper Rugby Aotearoa, la primera competición oficial deportiva del mundo con público tras superar la pandemia con solo 22 fallecidos

Foto: Este fin de semana arranca el primer torneo deportivo del mundo con público en las gradas.
Este fin de semana arranca el primer torneo deportivo del mundo con público en las gradas.

Este sábado (09:00h, #Vamos) se disputará la primera competición deportiva profesional con público en las gradas después del confinamiento por el coronavirus. Será en Nueva Zelanda y será, como no puede ser de otra forma tratándose del país kiwi, de un partido de rugby. Concretamente el que inaugurará el recientemente creado Investec Super Rugby Aotearoa. Un torneo en el que participarán las cinco franquicias neozelandesas (Hurricanes, Blues, Crusaders, Highlanders y Chiefs) que venían actuando hasta ahora en el Súper Rugby, donde se medían a rivales sudafricanos, australianos y argentinos.

Muchos adivinan en el nacimiento de la Súper Rugby Aotearoa un atractivo reclamo para los fondos de inversión que comienzan a inyectar dinero en el rugby, deporte que hasta 1995 no era profesional. La marca global del rugby son los All Blacks, la selección neozelandesa, tricampeona del mundo y el equipo con mayor ratio de victorias del deporte (más del 70%). Además de los protagonistas de la haka, la danza tribal más reconocida del planeta. Y esta nueva competición los reunirá a todos frente a frente.


El rugby siempre ha sido considerado el emblema del país neozelandés, donde obviamente es el deporte número uno. Así lo explica Graham Henry, seleccionador campeón del mundo en 2011: “El rugby es el mejor embajador de Nueva Zelanda, la marca diferencial que nos convierte en referencia en el mundo. No solo es el deporte rey, es una forma de vida que tiene que ver con el carácter de nuestro país y nuestra gente”.

Quizás eso explique por qué han convertido este evento en un asunto de Estado, una maniobra geopolítica de importancia estratégica para ser vistos como “el primer país del mundo curado del coronavirus”. “Estamos increíblemente orgullosos de ser la primera competición deportiva profesional en el mundo en permitir a nuestros equipos jugar de nuevo ante nuestros aficionados", ha declarado el presidente de New Zealand Rugby (NZRU), Mark Robinson. El primer partido medirá, y no por casualidad, a Hurricanes y Blues en el Forsyth Barr Stadium, de la ciudad de Dunedin. El estadio tiene capacidad para 30.748 espectadores y se espera que roce el lleno.

La vuelta de Dan Carter

La competición se ha convertido en un asunto prioritario. La importancia es tal que el Gobierno y la NZRU han trabajado codo con codo para repatriar a gran parte de las estrellas de los All Blacks que estaban fuera del país. Jugadores como el capitán kiwi en el Mundial 2019, Kieran Read, que militaba en el Toyota Verblitz de Japón. Otros como Julian Savea regresa a casa después de mudarse a Europa para jugar en el Toulon francés. Y hay quien ha aparcado el año sabático que tenía planificado, como el segunda y vicecapitán de los All Blacks, Sam Whitelock.

Sin embargo, el auténtico bombazo en el planeta rugby lo ha producido el regreso a Nueva Zelanda de Dan Carter, el legendario apertura neozelandés bicampeón del mundo, que a sus 38 años concluía plácidamente su carrera en Japón ganando mucho dinero. Carter ha sido reclutado por los Blues, lo que multiplicará exponencialmente el impacto mediático de su fichaje al coincidir en el equipo con el hombre señalado como su sucesor: Beauden Barrett, considerado el mejor jugador del mundo en la actualidad.

Un fichaje que ha sido bien recibido incluso por entrenadores de los que serán sus rivales, como Warren Gatland, ex seleccionador de Gales y técnico de los Chiefs: “Es genial para los aficionados y para los patrocinadores que Dan juegue. Va a incrementar el interés en la competición y eso es bueno. Será genial para su equipo, los Blues, y para Beauden, que aprenderá mucho trabajando junto a él. Es una gran noticia para Nueva Zelanda ver a Carter jugando de nuevo en casa. Eso sí, no tanto para quienes vamos a enfrentarnos a los Blues”.

"Un regalo para los aficionados"

Carter y Barnett, dos de las estrellas que estarán presentes en el torneo
Carter y Barnett, dos de las estrellas que estarán presentes en el torneo

En España también se seguirá atentamente la competición. Uno de los que lo hará es el maori Brad Linklater, zaguero internacional con España, que estará atento, especialmente con el regreso de Carter: “Dan es extraordinario y hay expectativas reales de verle jugando en esta competición. Es cierto que el nivel es muy exigente, pero Carter tiene una cabeza privilegiada para leer el rugby. Los Blues son un equipo de pura potencia a los que les faltaba la experiencia. Ahora en Auckland se han disparado las posibilidades con la llegada de Beauden y de Dan. Han reunido al mejor jugador del mundo con el que era el mejor jugador del mundo. Y con la cabeza de ambos sobre el campo, solo pueden mejorar. Espero que podamos disfrutar de los dos juntos, con Dan de 10 y Beauden de 15. Es un regalo para todos los aficionados al rugby”.

Linklater cree que Nueva Zelanda “por nuestra forma de ser y nuestra cultura, no estará tan pendiente de ser referencia por ser el primer país que juega una competición oficial con público en las gradas. La gente estará pensando más en disfrutar del rugby y de algo de normalidad”. Y concluye apuntando con humildad: “Creo que la creación de esta competición está bien para solventar el problema de esta crisis. Pero para mí el Super Rugby es la mejor competición del mundo y lo es por la participación de otros países. El futuro pasa por seguir compitiendo con australianos, sudafricanos y argentinos. Eso nos hace mejores a todos”.

El Súper Rugby Aotearoa, que arranca este 13 de junio, tiene programados dos partidos cada fin de semana (sábados a las 7 o a las 9 de la mañana y domingos a las 12:30) durante las próximas diez semanas, concluyendo su calendario el 16 de agosto. Después se tomarán un descanso de un mes para arrancar en septiembre la Mitre 10, el campeonato nacional de rugby de Nueva Zelanda, en el que los All Blacks se codean con jugadores amateurs de su provincia en una de las competiciones más genuinas del rugby mundial.

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios