El primer Sevilla-Betis que se vivirá solo en bares: "Se pueden generar avalanchas"
  1. Deportes
  2. Fútbol
ALERTA ENTRE PEÑAS Y AFICIONADOS

El primer Sevilla-Betis que se vivirá solo en bares: "Se pueden generar avalanchas"

Autoridades, clubes y peñistas invitan a los aficionados a que se queden en casa y no se concentren. El partido, que no será en abierto, puede provocar un efecto llamada que desborde locales

Foto: Bares y peñas de Sevilla ya se preparan para el derbi, que no se podrá ver en abierto. (EFE)
Bares y peñas de Sevilla ya se preparan para el derbi, que no se podrá ver en abierto. (EFE)

Tres meses después, los jugadores saltarán al campo y el balón echará a rodar, pero nada será igual en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán el próximo jueves a las 22:00 horas. LaLiga regresa tras el largo parón por el coronavirus con todo un Sevilla-Betis, una gran carta de presentación internacional para Javier Tebas, jefe de la patronal. Uno de los derbis más calientes de nuestro fútbol que, sin embargo, esta vez resultará más frío que nunca. Tanto da que el himno de El Arrebato suene a todo trapo por la megafonía o incluso se proyecten imágenes de los aficionados en el videomarcador, sin público no hay paraíso. Gradas desiertas, peñas y bares a medio gas y hogares llenos, esta es la estampa que se espera (y desea) el 11 de junio en la ciudad andaluza, que mantiene el festivo, pero no celebrará ese día su habitual Corpus Christi.

Sevilla y Betis, listos para el derbi más atípico de la historia

El partido es importante, pero más lo es el que enfrenta al virus. Los recintos deportivos aún no tienen permiso para abrir sus puertas y que el fervor inunde las calles en un momento tan delicado y en una fase clave de la desescalada atentaría contra la imagen del país y de LaLiga. Nadie quiere un repunte de contagios. Los clubes abogan por la prudencia, saben que todos los ojos estarán puestos sobre ellos. "Debemos estar a la altura de las circunstancias", advierte el presidente del Sevilla, José Castro. "El jueves, quédate en casa y no vayas al hotel de concentración a despedir o recibir a nuestros jugadores. Evitemos las aglomeraciones", recalcan los verdiblancos en un comunicado. Más de 600 efectivos policiales y agentes privados velarán por la seguridad. Se pide responsabilidad. Reuniones multitudinarias como las acontecidas en Madrid para protestar contra la gestión del Gobierno o el racismo tras el fallecimiento de George Floyd, factores de riesgo que se quieren evitar.

placeholder La calle Tetuán, en Sevilla, decorada por LaLiga para promocionar el regreso de la competición. (EFE)
La calle Tetuán, en Sevilla, decorada por LaLiga para promocionar el regreso de la competición. (EFE)

"Seguimos en estado de alarma"

El partido ha de vivirse, pero de manera distinta. Que no haya ambiente en la calle ni en la grada no significa que no pueda haberlo en balcones y bares. Bufandas, banderas, peluches y camisetas ya engalanan la ciudad, que poco a poco va cogiendo tono. La patronal también se ha encargado de decorar una de las principales arterias de la ciudad, la calle Tetuán, para promocionar el regreso de la competición. Las peñas, que a través de las redes están llevando a cabo acciones para animar el cotarro y motivar a los futbolistas, también se preparan. Muchas de ellas levantarán la persiana para recibir a sus socios, pero con aforo limitado, geles hidroalcohólicos y el uso obligatorio de mascarillas. "La gente va a venir a apoyar al equipo, pero pedimos cautela porque no vamos a poder entrar todos y seguimos en estado de alarma. Esperamos que nuestros socios sean prudentes y nos pongan las cosas fáciles", indica Juan de Dios, presidente de la Federación de Peñas del Betis.

Comerá el jueves con su homólogo de la Federación de Peñas del Sevilla, Carlos Jiménez, en la única actividad de confraternización programada para esta semana. Dado el contexto actual, ni clubes ni peñistas han organizado más eventos. Como muchos aficionados, De Dios y Jiménez no vivirán por la noche el encuentro de la misma manera. Mientras el primero se reunirá con los suyos en la Peña Bética de Aracena, un pequeño municipio de Huelva, el segundo se quedará en su casa de Sevilla. "Somos 240 socios, pero en el espacio que tenemos (dos locales anexos), que incluye terraza, acogeremos a 100 personas máximo. Hay cierto temor a venir, sobre todo entre los mayores, que han sido los más afectados en la crisis", afirma el bético, que no contempla prioridades en el acceso (sí otras peñas y bares a través de cita previa). "Los que lleguen antes tendrán su sitio, respetando la distancia. Eso sí, alertaremos a las autoridades si vemos desmadre. Aquí nos conocemos todos. Confiamos en la responsabilidad de cada uno. No hay más secreto".

placeholder Las autoridades piden a los aficionados que respeten el distanciamiento físico y no se concentren. (EFE)
Las autoridades piden a los aficionados que respeten el distanciamiento físico y no se concentren. (EFE)

El fútbol no es gratis y muchos aficionados no tienen contratado el servicio pertinente para poder verlo en sus hogares, hecho que preocupa a los propietarios de locales dadas las actuales circunstancias. "Es un problema porque puede hacer que familias y amigos se echen a la calle. A mí no me inquieta tanto la gente que pueda tener dentro, sino fuera, apelotonada en torno a la terraza. Por eso digo, apelamos al sentido común de cada uno. La radio es otra opción, pero claro, verlo por la tele es diferente", cuenta De Dios. A la tensión propia de un derbi y la ingesta de alcohol que suele darse durante estos acontecimientos, se le une ahora el contratiempo del fútbol de pago. "Aquí en mi pueblo menos, pero en Sevilla se pueden producir incidentes por esto. Ojalá todo transcurra con calma y la gente no pierda la cabeza", señala.

"Por motivos personales, he preferido no ir a mi peña y quedarme con mi hijo en casa", confiesa Carlos Jiménez. Con 103 socios, al Bar Síntesis donde tiene su sede la Peña Sevillista Tito Poulsen no irán todos. "Hay mucho respeto todavía. La gente se lo piensa dos veces antes de salir por miedo a caer enferma. Algunos no pagan por el fútbol y eso pude incentivar a que la gente se mueva más de la cuenta y se generen avalanchas, pero por lo que sé hay mucho recelo", dice. Los representantes de los peñistas son conscientes de las dificultades que se pueden dar, sobre todo en los prolegómenos del encuentro, con grupos de personas en las aceras, haciéndose hueco en cualquier baldosa para ver el enfrentamiento. Y es que algunas pasiones son incontrolables. "Para un sevillano, ya sea de uno u otro equipo, resistirse a un derbi es complicado, pero lo mejor si llama o baja al bar y no encuentra sitio es quedarse en casa y ponerse la radio o algún directo online", explican.

#SalimosARemontar

Todos los actores involucrados claman para que prime la sensatez. El virus sigue ahí y conviene no bajar la guardia. Este martes la Subdelegación del Gobierno en Sevilla ultimó el dispositivo de seguridad, que se pone en marcha ya desde este miércoles. Una hoja de ruta "dimensionada y adaptada a las circunstancias", con más de 600 agentes públicos y privados, según informó el subdelegado Carlos Toscano. Los efectivos controlarán la concentración de aficionados en los hoteles de los equipos, durante el traslado en autobús y en los alrededores del Sánchez-Pizjuán, principalmente, aunque habrá unidades desplegadas por toda la ciudad para disuadir tumultos. En las inmediaciones del campo se instalarán vallas perimetrales y la calle que da acceso a la puerta principal se cortará, quedando únicamente a disposición de las entidades. Todo está dispuesto para que no haya problemas, el resto depende de la buena voluntad de la ciudadanía. "Nos toca vivir este derbi de otra manera y tenemos que aprender a animar y apoyar a nuestro equipo a través de las redes o frente a la televisión porque en ningún caso debemos poner en peligro a los demás personándonos en estos sitios", advierte Toscano.

placeholder Reunión en la Subdelegación del Gobierno en Sevilla para establecer el protocolo de seguridad.
Reunión en la Subdelegación del Gobierno en Sevilla para establecer el protocolo de seguridad.

#SalimosARemontar, el lema impulsado por LaLiga para el regreso del fútbol a los bares, que aumentarán plantilla, reservas de cerveza (hasta 300 litros en algunos casos) y género para satisfacer la demanda. "Nosotros animamos a béticos y sevillistas a que disfruten del derbi en nuestros bares porque estamos deseando atenderles después de tantas semanas de incertidumbre. Es un partido esperado, pero también pedimos prudencia tanto para aficionados como para hosteleros porque acabamos de entrar en la tercera fase y hay que volver poco a poco a la normalidad, sin pasos atrás", subraya Antonio Luque, presidente de la Asociación de Hosteleros de Sevilla.

LaLiga aprovechará el encuentro para rendir homenaje a las víctimas del coronavirus en España (más de 27.000 personas). Únicamente 13 países se quedarán sin señal del derbi, que será el más visto de la historia en todo el mundo. La ciudad está volcada, alegre, y muchos amigos se reencontrarán de nuevo aprovechando la cita. Cordura y moderación, las palabras que más se repiten en las últimas horas. En juego, algo más que tres puntos: la imagen de un país y la demostración de que algo hemos aprendido después de todo.

Sevilla LaLiga Javier Tebas Sánchez Pizjuán Real Betis Bares
El redactor recomienda