Rugby: Felipe VI vuelve al rugby: pisará barro y cantará el Feo, fuerte y formal
PRESIDIRÁ EL ESPAÑA-ALEMANIA DE ESTE DOMINGO

Felipe VI vuelve al rugby: pisará barro y cantará el 'Feo, fuerte y formal'

Este domingo, España juega ante Alemania en el Central de la Complutense y la victoria la acercará al Mundial de Japón 2019. Este hito no se lo quiere perder Felipe VI, que asistirá al encuentro

Foto: Felipe VI, tras en la entrega de la Copa del Rey de 2016 a El Salvador. (EFE)
Felipe VI, tras en la entrega de la Copa del Rey de 2016 a El Salvador. (EFE)

“No vine aquí para hacer amigos, pero sabes que siempre puedes contar conmigo. Dicen de mí que soy un tanto animal, pero en el fondo soy un sentimental. Mi familia no son gente normal, de otra época y corte moral. Resuelven sus problemas de forma natural. Para qué discutir, si puedes pelear”. Este domingo (12:30 en Teledeporte) está planeado repartir entre todos los espectadores del España-Alemania de rugby en el Central de la Complutense la letra del 'Feo, fuerte y formal', de Loquillo, una canción que se ha convertido en el himno de los Leones XV y que, si lo desea, podrá entonar Felipe VI, uno de los asistentes confirmados a este trascendental choque del 6 Naciones B.

El protocolo de seguridad ayudará a un acceso rápido y seguro. También a un control más exhaustivo de quién va y quién no al palco… y poco más. Con previsión de lluvia antes del partido, seguramente Felipe VI se baje de su vehículo justo en la puerta de la calle Obispo Trejo y desde allí deberá tener cuidado de no resbalar con el barro que se encontrará hasta tocar suelo firme en el palco de un Estadio Nacional inaugurado oficialmente por Franco en 1943. Allí, en el vetusto palco —única localización con techo del graderío—, se posará sobre un asiento de plástico y presenciará su segundo choque de rugby en directo desde la ya legendaria final de Copa de 2016 en el José Zorrilla. Quizá, como en aquella ocasión, pregunte al presidente, Alfonso Feijoo, cuando no entienda algo del juego o partido, pero será algo puntual.

El Rey desea respirar ese ambiente único

El campo del Central es intocable como Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico de la Universidad Complutense de Madrid, y no hay posibilidad alguna de reformar su estructura. El Rey, precisamente, lo que desea es no tocar nada de nada y vivir ese ambiente intangible y mágico que tuvo lugar en la sorprendente victoria de España frente a Rumanía. No pretende variar ni un ápice —más allá del protocolo de seguridad— los planes de la federación para caldear el ambiente ante uno de los dos choques que deben dar el acceso al Mundial de Japón 2019.

El Rey tenía una invitación perenne para presenciar cualquiera de los partidos de España de rugby, pero ha sido él mismo quien ha pedido permiso para asistir a este ante Alemania. Le hace ilusión comprobar en primera persona cómo es el romanticismo que emana de un deporte amateur en España, cuyos jugadores doblegan a selecciones que los triplican en presupuesto y preparación.

Que el rugby es una disciplina especial y que está en plena ebullición en España ya lo pudo comprobar en Valladolid hace dos años, cuando presenció la victoria de El Salvador frente al VRAC. Allí estuvo rodeado de 25.000 espectadores y para este domingo se espera que asistan unos 15.000. El vestuario español quiere que todos los aficionados coreen antes del partido la canción que con tanta fuerza ha sembrado entre sus compañeros el capitán Jaime Nava, el 'Feo, fuerte y formal' de Loquillo, para terminar de entonar a unos jugadores cuya fortaleza mental ha manifestado ser uno de sus puntos fuertes. A Loquillo le ha gustado la idea y ha dado luz verde oficial a la idea.

Javier Bardem quizá también 'juegue'

En el palco habrá más protagonistas junto a Felipe VI: la copa del mundo de rugby, la Webb Ellis, que estos días está paseando la World Rugby por España, seguramente políticos que no tenían agendado presenciar el choque y que ahora, con la presencia del Rey, se han animado a asistir y quizá se deje ver también el 'exrugbier' Javier Bardem. El actor llegó a jugar un partido con la selección española sub 17 —de pilier ante Portugal y España, ganó 9-10— y se vistió durante 14 años de corto. “Al rugby le debo el sentido de la lealtad y la amistad, valorar el trabajo de equipo y el sacrifico. Es el deporte por excelencia”, señaló hace años al diario 'As'.

La presencia del actor sería la guinda a un pastel en el que también se saborearán los aplausos que reciban las Leonas del XV, que ganaron hace unos días un torneo que no debían jugar, el 6 Naciones B. Vencieron en la final a Holanda por 40-7 y demostraron, una vez más, que su nivel es para disputar el torneo A (en el caso de las Leonas, los 'valores' del respeto que se le presuponen al rugby no se cumplen).

En lo deportivo, el combinado de Santi Santos no podrá contar con Charly Malié, que va a ser papá, y en su lugar se ha llamado a Jaime Mata. Por lo demás, con o sin Bardem, con o sin el Rey, tendrá un vestuario ansioso por “¡dar a esta gente un puto Mundial de rugby!”. Solo falta ganar a Alemania y a Bélgica el siguiente fin de semana y el rugby español hará real, otra vez, lo que parecía imposible.

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios