el futuro inmediato de la selección española

El GPS de España que 'obliga' a jugar ante Georgia con los 'menos buenos'

Mar Álvarez, preparadora física de la Selección española de rugby, explica en conversación con El Confidencia, el plan a seguir y que llevará a España, presumiblemente, al Mundial de Japón

Foto: Los jugadores de la Selección española celebran el histórico triunfo firmado ante Rumanía. (EFE)
Los jugadores de la Selección española celebran el histórico triunfo firmado ante Rumanía. (EFE)

España se mide el próximo 4 de marzo a Georgia, un partido que precede a los dos últimos desafíos que separan al XV del León del Mundial de Japón de rugby: Alemania (día 11 en Madrid) y Bélgica (18 en Bruselas). El partido ante los georgianos no cuenta para la clasificación, ya que esa selección se ganó el billete directo a Japón en el pasado Mundial. Hecho que ha provocado que en el 6 Naciones B solo exista una plaza directa de clasificación, puesto que ahora ocupa España tras sus victorias ante Rusia y Rumanía. Esto provoca que contra los mejores de esta segunda división europea del rugby, España vaya con los 'menos buenos' y que algún día puede que se conviertan en los mejores Leones: oportunidad para savia nueva. En rugby, un día de descanso es más vital que en otros deportes.

El formato ha cambiado, porque ahora la secuencia de partidos de este 6 Naciones B es 2-3, mientras que antes era 2-1-2 con jornadas de descanso antes y después del tercer partido. En esta edición juegan tres seguidos para terminar y al no ser el de Georgia clasificatorio, el cuerpo técnico ha decidido dar descanso a los teóricos titulares y probar gente que ha visto menos en partidos de nivel internacional.

La factura de Krasnodar

El descanso, lo advierte la preparadora física de la selección, Mar Álvarez, también segunda entrenadora y preparadora física del SilverStorm El Salvador de Valladolid, "viene muy bien a los jugadores porque venimos de los dos partidos más exigentes en lo físico de los últimos años. Además, a eso tenemos que sumarle el largo viaje a Krasnodar, que pasó factura". ¿En qué afecta el viaje tan largo a los jugadores de rugby? "Son gente grande que se tiene que adaptar a asientos muy pequeños para ellos y el cuerpo sufre, las articulaciones se contraen durante horas. Es especialmente problemática la vuelta, ya que vienen con los músculos doloridos e inflamados por los golpes y en esas condiciones les pasa más factura aún. Además, en la vuelta de Rusia tuvimos que pasar más de dos horas parados en Moscú por un accidente que provocó retrasos y eso nos obligó a improvisar para que comiesen en el aeropuerto y hacer algo de descanso activo", nos explica Álvarez. Ahí es donde el trabajo, siempre imprescindible de la doctora de la selección, Carmen León, y los fisios, Roberto Murias y Ander del Campo, se convierte en fundamental para mantener a todos a tono.

De hecho, ese retraso en Moscú provocó un cambio de planes. "Teníamos prevista una doble sesión de trabajo el lunes, la primera por grupos de recuperación. Piscina para los que más minutos habían jugado y algo más movido para los que menos, con la idea de trabajar todos juntos en una sesión de campo por la tarde. Pero estaban tan cansados que suspendimos la sesión de tarde y alargamos el entrenamiento en el campo del martes", nos confiesa.

La carga externa

Mar estaba preocupada en los días previos al choque de Rumanía porque la exigencia física sería máxima y venían de jugar un partido muy duro con un periodo de recuperación corto por el viaje. Sin embargo, estaba confiada porque se guardaba un as en la manga. El cuerpo técnico de los Leones monitoriza todos los entrenamientos, el esfuerzo al que somete a los jugadores y la respuesta de estos. Así que conocen detalladamente el estado de cada uno.

Normalmente trabajan con dos tipos de carga: "La carga externa es todo lo que podemos cuantificar desde fuera: distancia total, metros que recorren por minutos, picos de velocidad, metros recorridos en fases de alta intensidad, números de sprints, minutos del balón en juego, impactos... En el partido ante Rusia nos llamó la atención la cantidad de minutos jugados, casi 40. Lo cual es sensiblemente más de lo habitual y se traduce en una exigencia para todos los jugadores que recorren más metros, lo que supone un desgaste muy alto...". Sigue Mar con su explicación: "Y luego está la carga interna, que es cómo afecta la carga externa a cada uno y en esto depende mucho del tipo de jugador, de su nivel de entrenamiento, de las lesiones que ha sufrido, del estado de ánimo... Todo esto se monitoriza a través de varios tipos de cuestionarios".

Entre la carga externa y el 'Player Low'

Decía la preparadora física de los Leones que estaba "preocupada, pero confiada". La razón de esa confianza "es que al partido de Rumanía llegaron con los mejores valores de carga externa e interna que habían registrado nunca. Eso generó mucha confianza en el cuerpo técnico y en ellos mismos. Y afortunadamente luego se vio reflejado en el campo".

Si ante los rusos llamó poderosamente la atención la cantidad de minutos de juego, ante Rumanía fue un partido de mucha defensa. Y eso lo registró el GPS, con el 'Player Low' arrojando datos muy significativos sobre los contactos. Al trabajar más la defensa que el ataque, hubo menos desplazamientos, menos metros recorridos que en Krasnodar (pese a que se jugaron 37 minutos), pero muchos más contactos. Quedó registrado un alto número de deceleraciones bruscas. Llamaba poderosamente la atención el número de impactos, de contactos en los placajes y 'rucks'. Así lo atestiguaban los datos que posteriormente obtuvo el analista de vídeo de la selección, Valentín Telleriarte.

Ahora la mayoría de estos jugadores se tomarán un par de semanas de descanso con la selección, no con sus clubes, con los que jugarán partido en sus respectivas ligas, para luego regresar y afrontar los encuentros decisivos ante Alemania y Bélgica. Este parón, según explica Álvarez, "es muy beneficioso especialmente a nivel anímico. Regresan a casa, van contentos por las dos victorias, vuelven a la dinámica de club, desconectan de la selección y en unos días están con ganas de volver otra vez aquí y verse con sus compañeros para terminar de lograr el objetivo. Y además nosotros podemos ver a más jugadores en acción". Esta es la parte que no se conoce de los Leones. La del equipo de profesionales que trabaja a la sombra de los jugadores para mantenerles en el momento de forma idóneo para lograr el sueño del rugby español: llegar al Mundial de Japón.

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios