el presidente de la FER analiza el futuro

Los siguientes pasos del rugby español: entrar en televisión y encontrar sponsors

Alfonso Feijóo, presidente de la Federación Española de Rugby, repasa en El Confidencial lo mucho que ha influido la final de la Copa en Zorrilla y los próximos objetivos de cara al Mundial 2019

Foto: El éxito de la final ha sido total (Andrea Design).
"El éxito de la final ha sido total" (Andrea Design).

El rugby español estaba agonizando hace unos años. Tenía unas deudas ingentes que no cabían esperar para una federación (FER) pequeña sin prácticamente masa social en España y apenas se sabía de su existencia por lo muy poco que se hablaba de esta disciplina en los medios de comunicación. Poco a poco, el deporte del oval está levantando la cabeza, sacándola del agujero. Y por primera vez en décadas, se dio un verdadero homenaje. El domingo pasado, en Zorrilla, el rugby en nuestro país vio la luz al final del tunel, y tiene ante sí un recorrido hermoso por delante, pero igual o más exigente de lo que ha tenido en estos últimos años de tapar agujeros y de desarrollo.

[Lea aquí: El alcalde que hizo del rugby un hito]

Alfonso Feijóo es el presidente de la Federación y uno de los responsables directos del despertar del rugby en España. Como él mismo dice, "todos hacemos cosas buenas y malas", pero por ahora los resultados van acompañando poco a poco. Aunque la implicación de la FER en la final de Copa fue más bien leve, Feijóo reconoce a El Confidencial que ese hito será un "espaldarazo muy grande al rugby español y sobre todo al castellanoleonés".

Pero si tiene claro los aspectos positivos ya obtenidos, más aún tiene los objetivos que se tiene que marcar el rugby nacional a partir de ahora: "Reforzar la comunicación y el marketing, que es lo que puede incidir en que se popularice más el rugby; potenciar la visibilidad en la televisión y en la segunda pantalla, que ahora los jóvenes sobre todo entran por ahí, a partir de ello, encontrar patrocionadores y reinvertir en el rugby". Es lo que necesita principalmente no solo la FER, sino todo el rugby. Porque sin marketing ni televisión, los sponsors no tienen la motivación necesaria para aproximarse a ningún deporte. Fue uno de los motivos por los que Orange abandonó a la FER.

[Lea aquí: Un día del rey Felipe en el rugby]

Feijóo (d), junto al rey Felipe y 'Hansen', presidente de El Salvador (Cordon Press).
Feijóo (d), junto al rey Felipe y 'Hansen', presidente de El Salvador (Cordon Press).

Mejor no coincidir con los All Blacks...

La entrada en televisión es un proyecto factible en el futuro. La demostración de que un buen evento de rugby, como fue la final de la Copa del Rey, puede funcionar, hará que algunas productoras sientan al menos curiosidad por el rugby español, visto también que el internacional suele funcionar habitualmente. Sin embargo, precisamente en eso, según Feijóo, puede existir un problema. "Hay que tener cuidado para hacerlo bien. Porque puedes estar viendo en un canal a los All Blacks y con el mando cambiar a un partido de nuestro rugby, y por momentos no tiene nada que ver".

[Lea aquí: Nunca una Copa fue tan real]

Una idea que le ronda por la cabeza al presidente de la Federación es la de apostar más por los highlights de la Liga de División de Honor que por la retransmisión en directo de los propios partidos, porque, como dice, "se producen jugadas muy espectaculares cada domingo y lo que debemos hacer es captarlas, resumirlas y que no resulte aburrido para el espectador". En la 'segunda pantalla', como la llama, ya se está trabajando al menos en la web de la FER, donde se retransmiten en directo y a través de 'streaming' todos los partidos de cada jornada.

[Lea aquí: "La próxima final, en el Bernabéu"]

Otra cosa casi imposible ahora mismo sería darle un medio con mayor visibilidad, como podría ser una plataforma de televisión privada, porque no sólo de la tele pública viven los deportes minoritarios. "Podemos optar a las televisiones privadas, pero es más un problema de producción, ya que los costes son muy altos. Creo sin embargo que es una posibilidad real para aumentar espectadores, que al final es lo que el sponsor quiere", dice Feijóo.

"World Rugby -la federación internacional- mandó reporteros para vivir el ambiente. Nos llamaron varios medios franceses para hacernos entrevistas y ver cómo está evolucionando el rugby en España. Hubo 150 periodistas acreditados. Con todo esto hemos demostrado que el rugby español no tiene el nivel de los franceses e ingleses, pero sí un potencial muy grande y estamos cerca de mostrarlo. Ahora es trabajo nuestro de potenciar la promoción y el marketing para obtener más resultados", reconoce Feijóo.

Los siguientes pasos del rugby español: entrar en televisión y encontrar sponsors

"Japón está por delante de todo lo demás"

A Feijóo le preguntamos directamente si este evento que ha tenido tanta relevancia incluso internacionalmente puede hacer que por fin los clubes franceses abran la mano y les permitan con mayor flexibilidad contar con los 'afrancesados' para la selección, cuyo objetivo prioritario es ir al Mundial de 2019. "Japón está por delante de todo lo demás, dice. Su respuesta es contundente: "Lo que tenemos que tener claro es que los clubes franceses e ingleses son los que pagan a sus jugadores. Es como si un empresario paga a su empleado un sueldo y luego se va a trabajar con otro, y le sigue pagando el primero. Según la normativa, tenemos derecho a que jueguen con nosotros en ciertas fechas obligatoriamente, pero tampoco podemos forzar al jugador a que su club no le fiche al año siguiente porque viene a jugar con la selección".

[Lea aquí: Zorrilla enseña valores con el rugby]

"La solución es sencilla. Georgia, que tiene dinero, compensa al club que le presta a un jugador con 3.000€, su parte correspondiente de la ficha. Nosotros podemos pagar 500€. Es decir, si un jugador viene a jugar con nostros, lo hace por amor a la camiseta, porque quiere ser internacional con el país de sus padres o de sus abuelos. A veces se cuestiona la implicación de los jugadores franceses, pero yo creo que hacen un gran esfuerzo. Los entendemos, pero lo que debemos hacer es desarrollar nuestro rugby para depender cada vez menos de todo esto. Lo que está claro es que el apoyo institucional viene en base a los resultados deportivos y nosotros tenemos que máximo nivel de competición posible para que nos sigan subvencionando como lo están haciendo. No se puede separar el tema deportivo del económico, y nuestro objetivo es lograr un equilibrio entre ambos. Ahora mismo, los equipos formativos tienen la mejor preparación de nuestra historia, y el '15' depende de su profesionalismo en Francia".

[Lea aquí: El rugby pone de acuerdo a PP y PSOE]

El plan de viabilidad no se discute

Queda claro hablando con él que el deseo de ir a Japón 2019 es inconmensurable, no sólo por el orgullo de colocar a la selección española entre las veinte mejores del mundo, sino más incluso desde un punto de vista material. Un Mundial es un escaparate sin comparación. No obstante, Feijóo asegura que no va a cometer ni la más mínima locura en el camino hacia esa meta. "Vamos a cumplir lo prometido a World Rugby y con el Consejo Superior de Deportes, que es el plan de viabilidad. ¿Retrasaremos un poco llegar a la élite mundial? Quizá, pero puede que con todos los medios también nos costase. Debemos ser cautos, ahora lo que hemos hecho es recuperar la confianza institucional y no podemos volver a tirarla". 

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios