octavillas con el decálogo del comportamiento

"No os merecéis esta camiseta": Tras el fútbol, Zorrilla enseña valores con el rugby

El Real Valladolid perdió este sábado en casa con el Real Zaragoza, y una afición harta la tomó con los futbolistas. Medio día después, el rugby toma Zorrilla y enseña a la afición cómo comportarse

La afición del Pucela se había acostumbrado en la última década a competir entre los mejores equipos de España. Sin embargo, en los últimos años han pasado más tiempo en el infierno de Segunda, y por tanto, el respetable blanquivioleta está viviendo una situación que no le agrada. Más si cabe cuando está, por puestos, más cerca del descenso a Segunda B que de la zona de playoffs. Es por eso que cuando el Real Zaragoza visitó este sábado el estadio de Zorrilla y se llevó los tres puntos, la grada, hastiada ya de la situación del club de sus amores, empezó a gritar aquello de “esta camiseta no la merecéis”, además de algún otro improperio menos elegante.

[Lea aquí: Así se transforma Zorrilla]

Sin embargo, el fútbol en Zorrilla ha dado paso este domingo al rugby. Operarios y voluntarios trabajaron a destajo por la noche para convertir un estadio de fútbol en uno ideal para la disputa de la final de la Copa del Rey del deporte del oval. Muchas semanas de preparativos y, de repente, ya es el día en que un rey de España va a volver a ver un partido de rugby. Por supuesto, la visita de la más alta alcurnia al feudo vallisoletano obliga a extremar las medidas de seguridad, y mientras se colocaban los palos en sus respectivos agujeros y se dibujaban las líneas de 22, varios perros daban vueltas por todo el estadio peinando cada zona en busca de posibles explosivos. No se encontró nada.

Y para que el resultado fuera lo de menos y que el espectáculo primase sobre todo, tanto la Federación como los dos clubes, El Salvador y el VRAC (el Chami y el Quesos, para los amigos) consideran que lo primordial no sólo es el juego en sí, sino la perfecta conducta de todas las personas que acudan a ver la final. Por ello, y con ese fin, repartirán miles de octavillas en cada asiento de Zorrilla con un decálogo con las normas de comportamiento del público.

[Lea aquí: Un rey en el rugby tras 87 años]

Entre los requerimientos a la afición, se pide que se respete y se aplauda a ambos equipos por igual, que no se utilicen insultos, que se respeten las decisiones arbitrales y no se proteste, que no se silbe ni se moleste al jugador que va a lanzar a palos, y como no podía ser de otra manera, invita también a todo el mundo a disfrutar, con amigos y rivales, del tercer tiempo. Porque, como añade para finalizar, si sigues estas normas, “ayudas al rugby”.

[Lea aquí: Los 'villanos' del fútbol, caballeros con el rugby]

El cartel de la final y las normas de comportamiento.
Ampliar
El cartel de la final y las normas de comportamiento.

La hostelería agradece la final

La organización del partido estaba nerviosa, pero convencida de que va a ser un gran espectáculo. “Seguro que sale todo bien”, dicen. Por ahora, los que sí están agradeciendo y de qué manera la acumulación de aficionados al rugby en Valladolid son los trabajadores y empresarios del sector de la hostelería. Reconocen que en estos últimos días previos al domingo 17 de abril, se nota mucho más ambiente, más tráfico, se solicitan más taxis y se complica sobremanera encontrar un hotel con una habitación disponible.

[Lea aquí: las 10 claves para el alcalde de Valladolid]

Cómo no iba a ser así, si las expectativas, que eran altas en el momento en que se decidió que sería Zorrilla finalmente la sede de la final, fueron superadas con creces a los pocos minutos. Cuando se pensó en el número de entradas a la venta, unas 25.000 en total (bastantes de ellas no estarán numeradas), se asumía que varios miles de ellas tendrían finalmente que ser regaladas para poder llegar a llenar las gradas del estadio del Valladolid. Se pensaba repartir entre escolares, ya que era una oportunidad ideal para que los niños se empezasen a interesar por este deporte o se terminasen de enamorar de él. Pero la demanda de entradas fue tan elevada, que no se han podido regalar entradas. Se vendieron todas y en un plazo récord.

Rugby

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios