Un australiano rescata el honor de Inglaterra
  1. Deportes
  2. Rugby
ingalterra gana el seis naciones

Un australiano rescata el honor de Inglaterra

La victoria el sábado contra Gales y la derrota de Francia contra Escocia devuelve el título a Inglaterra cinco años después. Y unos de los grandes culpables es el seleccionador, Eddie Jones

La selección inglesa de rugby ha tardado apenas medio año en devolverle el golpe a Gales. Pasarán muchos años para que se olvide el ‘Twickenazo’ que dejó fuera a Inglaterra de suMundial (algunos no lo llegarán a olvidar), pese a ello, ‘la Rosa’ ha sabido reponerse y conseguir un títuloque se leresistía desde hace un lustro.

Inglaterra vuelve a asumir el papel de selección favorita del hemisferio norte y se hace con su 27ª victoria en el torneo más antiguo del mundo (contando las ediciones anteriores con cinco y cuatro equipos). Los ingleses toman en solitario el trono, que hasta ahora compartían con Gales, como equipo más laureado del Seis Naciones.

La seguridad y la confianza en un entrenador

Aunque el ‘XV del Dragón’ rozó el milagro y enmudeció en los minutos finales al estadio de Twickenham, la selección inglesa controló y dominó la mayor parte del partido. Solotras la expulsión del pilier inglés Dan Colelos galeses tomaron las riendas de esta ‘final’ y a punto estuvieron de lograr una remontada épica. No fue así, y ‘la Rosa’ fue justa vencedora del partido y deltorneo.

La llegada de Eddie Jones a esta selección herida tras el descalabro del Mundial era una apuesta segura, ya que el australiano había demostrado sus credenciales con la selección japonesa en la cita mundialista. Losjugadores lo han recibido con los brazos abiertos, y tras unos primeros cambios (el primero en la capitanía), muchas caras conocidas yalguna nueva promesa se plantaron en un Seis Naciones en el quese veían obligados a salir victoriosos.

Cuatro victorias en cuatro partidos han demostrado que esta Inglaterra es mucho más solida y dominante que la que se presentó en la pasada Copa del Mundo, y algunos jugadores, como el apertura George Ford, el líder de la delantera Billy Vunipola o el pateador Owen Farrell, se han hecho con los mandos de este transatlántico del rugby.

Sería injusto no destacar la gran labor de algunos jóvenes de la selección durante este torneo. El ala Jack Nowell o la pareja de segundas de los Sarracens, George Kruis y Maro Itoje, han sido fundamentales en la victoria de su selección contraGales (Itoje fue nombrado 'Man of the Match').

El ‘XV de la Rosa’ vuelve a reinar en Europa tras alzarse este fin de semana con el Seis Naciones y la Triple Corona. En la última jornada podrá hacer el pleno y conseguir también el 'Grand Slam' si gana en París.

Escocia le da el títuloa Inglaterra

Paradójicamente fue Escocia, con su victoria, la que adelantó la consecución del título a manos de su eterno rival. El XV del Cardo se llevó un gran partido ante Francia, que quedaperdidaen el limbo tras perder en Murrayfield y contra Gales y ganar, por poco, a Italia e Irlanda.

Francia cerrará ante los campeones un torneo muy discreto, que deberá servir como toque de atención tanto a la federación como al equipopara mejorar muchos aspectos y defectos que hacen hoy en día de ‘los Gallos’ una selección del montón (cosa no acorde con su historia dentro del mundo oval). Asu nuevo seleccionador,Guy Noves, le queda mucho trabajo por delante.

Por su parte,Escocia continúa su carrera ascendente para llegar en un futuro próximo a conquistar un torneo que se le resiste desde1999.

Irlanda se pasea eItalia huele a madera

El tercer partido de la jornada se jugó el sábado en Dublín.Irlanda se paseó ante una selección italiana que bajó los brazos y en la que volvieron a aflorar los fantasmas de los errores defensivos. Los del Trébol se gustaron y gustaron a todos los espectadores que pudieron ver el partido, a costa de una selección italianamuy floja.

Pese a que Italia no lo hahecho un mal torneo(recordemos que le pusieron las cosas muy difíciles a Francia en París y a Escocia en Roma),han sido muy irregulares en su juego, y eso le da todas las papeletas para hacerse este año con la deshonra de conseguir la Cuchara de Madera. Todavía les queda una oportunidad para librarse de ella, en la última jornada en Cardiff, pero es muy difícil que saque un resultado positivo contra Gales.

Por su parte, los irlandeses, tras dos años ganando, ceden este honor a sus vecinos ingleses en un torneo que no recordarán sus aficionados por el juego desplegado por los suyos. Pero al menos ante Italia se desquitaron y pudimos disfrutar de esa Irlanda que ha dominado el rugby del Norte durante los últimos años.

Seis Naciones Eddie Jones Inglaterra Rugby
El redactor recomienda