no se trata de una moda pasajera

Mujeres y niños impulsan el imparable auge del pádel en España

"Hay muchos niños en las escuelas y se está haciendo un gran trabajo desde la base. Los niños quieren ser de mayores jugadores de pádel", explica la número uno Marta Marrero

Foto: Marta Marrero durante el partido del Sevilla Open del World Padel Tour (EFE)
Marta Marrero durante el partido del Sevilla Open del World Padel Tour (EFE)

"El pádel ya no es una moda, es una realidad". Son palabras de Marta Marrero, actual número uno del ranking femenino junto a Alejandra Salazar, y no le falta razón. Según el Anuario de Estadísticas Deportivas 2016 realizado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte el pádel es uno de los deportes que mayor crecimiento ha tenido en España en los últimos cinco años, un 3,7%. Sobre todo lo ha hecho entre las mujeres, ya que en el último lustro el número de chicas que juegan al pádel ha ascendido un 1,3%. Es el cuarto deporte elegido por el público femenino como práctica semanal, después de la natación, el atletismo y el ciclismo

El auge del pádel tuvo un gran empujón cuando los polideportivos pusieron en sus instalaciones pistas para poder practicarlo, ya que al principio sólo se podía jugar en sitios, más privados y elitistas, vinculados muchos de ellos al golf. Además, en el centro de España también se empezaron a construir pistas en urbanizaciones y sitios públicos. El tenis dejó paso al pádel y se convirtió en un deporte mucho más accesible, porque además, aunque hay de todos los precios, el material básico es barato. Iciar Montes, jugadora profesional durante 20 años y actual seleccionadora española, conoce muy bien la evolución que ha tenido el pádel femenino porque además su hermano tiene una escuela: "Siempre han jugado mucho las mujeres. En los clubes, en los horarios valle (los de mañana), lo que más había era mujeres. Amas de casa o mujeres que no trabajaban y que podían hacer deporte y eso aún se sigue dando".

Iciar Montes estira antes de un partido de pádel (Foto: facebook Iciar Montes)
Iciar Montes estira antes de un partido de pádel (Foto: facebook Iciar Montes)

Pero no sólo como hobby se ha notado el aumento de la práctica del pádel, también lo ha hecho en las federaciones deportivas. En cuatro años se han federado casi 21.500 personas de un total de 56.263 (casi 20.000 son mujeres). "Una de las claves de que el pádel se haya profesionalizado mucho más y haya empezado a jugar mucha más gente es que se he empezado a cuidar a los niños. Antes no había escuelas y ahora las hay en todos los clubes y en los polideportivos, existe hasta un circuito de menores. Alejandra Salazar o Paquito Navarro son un ejemplo de ello, son jugadores de pádel casi puros", explica Iciar Montes.

Algo en lo que también está de acuerdo Marta Marrero. Lo vive cada día cuando da clases en Barcelona, porque ella, además de número uno del ránking, también es profesora de pádel. "Hay muchos niños en las escuelas y se está haciendo un gran trabajo desde la base. Los niños ahora quieren ser de mayores jugadores de pádel", explica a El Confidencial una orgullosa Marrero. 

Cuando esos niños y niñas lleguen al circuito profesional se encontrarán con un pádel femenino que ha evolucionado muchísimo, tanto que, comparativamente, lo ha hecho mucho más que el tenis en los últimos 25 años. ​"El cambio que ha habido ha sido muy natural. Sale genta nueva con nuevas formas de jugar pero es una evolución lógica, la esencia no ha cambiado", opina la veterana Iciar Montes.

Un nuevo pádel femenino profesional

Entre los cambios destacan que ahora el número de torneos es mucho mayor y el de partidos también, pero el principal cambio es el físico y la forma de jugar de las profesionales. Suelen ser más altas (entre 1.75 y 1.80 metros), más ágiles y más delgadas (no pasan de los 65 kg), y casi todas proceden del tenis, circunstancia que las ayuda a ser mejores sacadoras, volear muy bien y pegar mucho más duro.

Una de esas jugadoras que cambió el tenis por el pádel fue Marrero: "Esta es mi quinta temporada y jugar antes al tenis me ha ayudado a nivel de disciplina. Le he dedicado muchas horas porque las chicas que estaban llevaban más años que yo, pero el hecho de jugar al tenis, a nivel psicológico, es un plus". Ahora el juego es más agresivo, se juega mucho más cerca de la red, algo que antes no ocurría ya que el 90% de los puntos se marcaban en forma de globos desde atrás.

Marta Marrero en pleno punto en el HP Xcam Sevilla Open del World Padel Tour (EFE)
Marta Marrero en pleno punto en el HP Xcam Sevilla Open del World Padel Tour (EFE)

De hecho, uno de los puntos más llamativos para el aficionado del pádel es ver a la palista meterlo desde fuera de la pista, algo que es muy novedoso. Antes, era impensable porque había puertas en cada pista. Para Jordi Riba, fisioterapeuta del World Padel Tour "existe un pádel antes de las gemelas Sánchez Alayeto y el de después. Ellas pusieron de moda este tipo de juego más agresivo desde la red, pusieron de moda sus entrenamientos, su alimentación e incluso hasta el tipo de calzado que utilizan". Iciar Montes confirma esto ya que "antes no teníamos ni fisios, un ligero esguince era un horror para recuperarte", explica.

Desde el Consejo Superior de Deportes (CSD) también se ha impulsado el pádel y por segundo año consecutivo la Federación Española de Pádel recibió una subvención para su curso Mujer y Pádel, enfocado a monitoras y mujeres docentes que se divide en dos fases: formación/entrenamiento de técnicas, y clínics para mujeres de iniciación. "La realidad es que el circuito femenino profesional está avanzando, pero no está igualado con el de chicos. En premios todavía hay gran diferencia, pero esperemos que poco a poco todo se vaya equiparando porque se está demostrando que el pádel femenino está siendo muy seguido y tiene un gran atractivo", concluye Marta Marrero. 

Pádel

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios