charla con gómez bastida, director de la AEPSAD

Controles nocturnos, pasaporte biológico, soplos… La lucha antidopaje en España

Enrique Gómez Bastida, director de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD), valora algunos aspectos de la lucha antidopaje en el deporte español

Foto: Imagen de un laboratorio antidopaje (EFE)
Imagen de un laboratorio antidopaje (EFE)

“Pensar en un deporte idílico sin dopaje es una utopía”. Lo dijo antes, lo mantiene ahora y posiblemente lo rubricará en el futuro. Lo afirma Enrique Gómez Bastida, director de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (AEPSAD) en charla con El Confidencial. El deporte en España, como sucede en otros países, se ve manchado de vez en cuando por algún caso de dopaje, con algunos sonados que siguen esperando una resolución final y definitiva, como la 'Operación Puerto' y el caso de Marta Domínguez. El máximo responsable de esta lucha común para limpiar por completo el deporte analiza algunas claves para entenderla. “Nadie puede poner la mano en el fuego por nadie, nadie puede garantizar que uno no puede fallar, ni siquiera como amigo. Todos somos libres para equivovarnos. Y en el mundo del deporte, el dopaje está instalado en el mismo”, reconoce para empezar.

“Pensar en un deporte idílico y sin dopaje es una utopía, como sucede en otros ámbitos de la vida con otras cuestiones”, empieza diciendo Enrique Gómez Bastida, que subraya que “hablamos de corrupción y trampa, y eso va implícito a la naturaleza humana. Habrá mas o menos droga o violencia, pero la habrá”. España tuvo durante largo tiempo fama de blanda en esta lucha. Al respecto explica que “puedo hablar de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) y de otras agencias nacionales antidopaje. No puedo hablar de la opinión que tienen sobre nosotros otras federaciones deportivas de otros países. Con la nueva ley se centraliza en una sola agencia todas las competencias en un único organismo, que es transparente de cara a las autoridades y la AMA. Eso es una garantía, pues antes todo estaba delegado en las federaciones”. “Hay un organismo homogéneo y es una garantía en sí mismo y eso ha supuesto un cambio de imagen. Se ha estrechado la colaboración con la AMA y con todas las federaciones internacionales”, apunta.

Reconoce que los procesos son demasiado largos en determinados casos, pero “como en todos los procedimientos administrativos”, indicando que “se espera agilidad en este campo por el daño que puede hacer al deporte, pero estos asuntos tienen unos plazos. En cualquier ámbito de la administración pasan estas cosas. Pues sí, a veces esperaríamos una resolución más rápida”. Deja claro, eso sí, que la AEPSAD cuenta sin duda “con los medios necesarios, igual que en otros países. La agencia tiene un presupuesto suficiente en recursos humanos y capacidad de colaboración con otras entidades deportivas. España, por otra parte, dispone de medios suficientes para la investigación científica”.

Enrique Gómez Bastida, director de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (EFE)
Enrique Gómez Bastida, director de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte (EFE)

El castigado ciclismo

Sobre el pasaporte biológico -un sistema que establece las propiedades y variables en la sangre de los deportistas, tras unos exámenes realizados por sorpresa, y que almacena la información de manera electrónica-, si es infalible o no, comenta que “de momento, aunque ha habido recursos, las sanciones se aplican. Es un medio de prueba, no una prueba en sí mismo. Esto se está sancionando y se aplica. Un positivo por EPO sí es una prueba; está sometido a unos mecanismos y es un medio fiable. Que puedan existir métodos de dopaje que el pasaporte no detecte o solo haya sospechas, pues imagino que sí. La AMA dijo que algunos casos deberían ser considerados como sospechosos y otros como dopaje”. “Se trata de determinar quién es el sospechoso y el tipo de dopaje. En España estamos tomando muestras porque está aprobado por la ley orgánica. En 2016 empezaremos a construirlo”, subraya.

En este punto entra en escena un asunto importante, que son los controles nocturnos. “En ciclismo se han aplicado y Froome ha dicho que está de acuerdo”, subraya Bastida, recalcando que “hace falta una motivación muy sólida para justificarlos. Nosotros no lo hemos hecho; se haría en el caso de tener indicios muy claros en una hora muy concreta y que no tuviéramos dudas. Hace falta que el asunto sea muy sólido como para tomar muestras fuera de horario, en un domicilio u hotel. Pero sí, estamos abiertos a que se hagan”.

El ciclismo es uno de los deportes más castigados por el dopaje y pensar que algún día esté limpio al ciento por ciento no parece probable en estos momentos. “Si digo que un deporte sin dopaje en general es utópico, se puede decir lo mismo en este caso concreto”, dice el director de la AEPSAD. Y recalca: “Ningún deporte está libre de dopaje y exento de que haya trampas. ¿Es el deporte más machacado? Es de mucha afición; sin ir más lejos, la Vuelta es la competición que tiene más audiencia después del fútbol. Todo lo que ocurre en este deporte, por lo tanto, tiene una especial repercusión. Es cierto que ha tenido a nivel internacional los casos más fuertes de dopaje y las medidas más agresivas se han dirigido hacia este deporte. No conviene olvidar que ha habido fallecimientos. Tampoco que hay que olvidar a los halterófilos y los atletas; eso sí, el ciclismo tiene una normativa muy agresiva. Ben Johnson supuso un punto de inflexión en el atletismo, como lo fueron para el ciclismo el 'caso Festina' y el de Armstrong. En atletismo, mientras, no podemos olvidar el dopaje de Estado en la República Democrática Alemana hace años”.

El ciclismo es uno de los deportes más castigados por el dopaje (EFE)
El ciclismo es uno de los deportes más castigados por el dopaje (EFE)

Casos a la espera de resolución definitiva

La 'Operación Puerto' todavía no ha vivido su capítulo final. Sobre el mismo, comenta que “los procedimientos son muy lentos. Hay otros, como  el 'caso Gürtel', que también se ha alargado en el tiempo… Un procedimiento judicial es muy largo hasta que llega una sentencia en firme. Está a la espera de resolución de los recursos que presentaron el CSD, la AMA y el CONI (Comité Olímpico Nacional Italiano) sobre las bolsas de sangre, otras evidencias y también sobre la documentación entregada”. “Es competencia de la federación internacional, no de nuestra agencia. No somos parte del proceso y se está a espera de resolución”, añade sobre el caso de Marta Domínguez.

Gómez Bastida destaca que “el deporte mas controlado en España es el fútbol” -a continuación están atletismo, piragüismo, natación, baloncesto...-, aunque en este punto conviene puntualizar que, “si por ejemplo la UCI (Unión Ciclista Internacional), hace muchos controles, las federaciones nacionales hacen menos. Luego, hablando de otro deporte, en el atletismo hay una federación europea y se asumen otro tipo de controles. No se trata de sumar controles, sino cotejar números, ver qué tipo y compararlos. Puedo dar números pero luego hay que tener en cuenta lo que se hace a nivel internacional”. “Se hace una planificación con una valoración de riesgo; casos anteriores de dopaje, repercusión social, nivel del deporte en la sociedad, ayudas estatales que recibes, si es año olímpico, si es deporte olímpico… Todos los controles son homogéneos, con criterios similares en relación a otros países. Por lo que supone en España, al ser el deporte rey y por la repercusión que tiene, el fútbol es el que suma más controles. En India, por ejemplo, se hacen muchos controles en bádminton, que es un deporte nacional”. “Tener más presupuesto no implica hacer más controles, eso no es así; no es tan fácil ni directo”, resalta.

España cuenta con los suficientes medios para luchar con eficacia contra el dopaje según Gómez Bastida (EFE)
España cuenta con los suficientes medios para luchar con eficacia contra el dopaje según Gómez Bastida (EFE)

'Contra el dopaje, colabora. No te calles'

Entiende que “la figura del psicólogo deportivo, cuando hablamos de alto rendimiento, cada vez es más fundamental. Es importante para ayudar al deportista, para que sepa afrontar, por ejemplo, las situaciones de presión, antes y durante la competición. Hablamos de gente joven, por mucho que haya ganado, y la prevención del dopaje es un elemento más en esta lucha”. “Hablamos de necesidad económica, presión mediática, cercanía a dar el salto a la cima… Muchas veces estas situaciones llevan a depresiones y luego al dopaje u otro tipo de adicciones”, afirma, añadiendo que se trabaja para “determinar esos factores de riesgo a tiempo, que el deportista sea capaz de identificarlos, como el miedo a la retirada”. “Seguimos orientados igualmente hacia el deporte escolar y por ello preparamos a los profesores para afrontar esta lucha”, subraya.

La herramienta 'Contra el dopaje, colabora. No te calles' implantada por la AEPSAD está obteniendo positivos resultados. La agencia puso a disposición de la sociedad un teléfono gratuito para realizar denuncias anónimas. Esta herramienta ya fue desarrollada por diferentes agencias, empezando por la AMA, y con la misma se busca la colaboración de denunciantes para que aporten información que pueda destapar algún caso de dopaje. Soplos anónimos de un valor incalculable en muchos casos “Sí, se reciben muchas denuncias, tanto por correo como por teléfono, y dan resultado”, destaca Gómez Bastida, explicando que “se valoran las denuncias y si se tienen indicios de veracidad, se hace la propuesta correspondiente para hacer los controles que sean necesarios”.

El fútbol es el deporte más controlado en España (EFE)
El fútbol es el deporte más controlado en España (EFE)

Fuera de competición

Y por último, Gómez Bastida analiza la polémica generada después de que la empresa alemana PWC (Professional Worldwide Controls) comenzara a gestionar los controles antidopaje en España, lo que provocó el malestar de los oficiales que hasta ahora se venían encargando de ello. “Los agentes no pertenecían a la agencia, era personal habilitado y se contrataban para hacer un trabajo. No había un contrato por medio, cobraban por el servicio realizado y punto”, recuerda, explicando que “había problemas de disponibilidad, pues dichos agentes -algo más de 200- tenían otra actividad. Lo normal y más transparente era sacar un concurso público y contratar los servicios de una empresa que se dedica a esta actividad”.

“Hemos pasado de hacer un 8/9 por ciento de controles fuera competición a llegar hasta el 40 como objetivo para este año; el plan es llegar al 50 en 2016 y al 60 en 2017”, aclara. “Si haces muchos controles fuera de competición entre semana y los agentes tienen sus trabajos… En fin, es difícil asumir eso, sobre todo si no hay una empresa por medio. Eso se lo puedes exigir a una para que sus rectores gestionen a sus trabajadores”, afirma.

La pregunta es, ¿se van a hacer los mismos controles? Gómez Bastida recuerda que “el plan es anual y nos movemos en unas 5.000 muestras (mas/menos 500). Buscamos mejorar la eficacia; hablamos de un contrato público y todo el mundo lo puede ver. No, el cambio de escenario no afecta al números de controles. Hablamos de 5.000 más 500 de pasaporte biológico. Igual que yo pago, ellos tienen que cumplir”. “Antes se hacían muchas facturas, un volumen burocrático brutal, y ahora sólo se emite una. La agencia puede pedir responsabilidades a PWC, que cumple con las leyes internacionales, en cuanto se cometan irregularidades o errores. Y sí, tiene los recursos suficientes”, explica para terminar.

Otros deportes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios